Home De Interes 100 días de gobierno, cambio de paradigma

100 días de gobierno, cambio de paradigma

100 días de gobierno, cambio de paradigma
0

Martín Takagui

En sus primeros 100 días de gobierno, la administración de Andrés López Obrador ha centrado su atención en uno que pareciera un gobierno unipersonal, centralista, autoritario y aceptado por la mayoría de los electores.

Sus formas de gobernar son poco ortodoxas, sus decisiones, en muchos casos, parecieran arrebatadas o improvisadas, sus acusaciones inapelables, pero si es necesario se solventan con una disculpa pública que no le representa un costo político ni personal.

El bono democrático de los 30 millones de votos ha sido usado una y otra vez, sus conferencias de prensa diarias han sido repetitivas, y los periodistas de la Cuarta Transformación no han perdido el interés en las alocuciones mañaneras. Las notas de López Obrador siguen ocupando las primeras planas.

Los paradigmas de gobierno se han cambiado por completo, la política tradicional del respeto, la diplomacia y el lenguaje pulcro o “fifí”, como el presidente lo llamaría, han quedado atrás, hoy todo lo coloquial y hasta el lenguaje corporal, son asuntos de tercera o cuarta prioridad.

Para algunos mexicanos este gobierno ya ha demostrado su vocación autoritaria y centralista que cae en decisiones erráticas y sin conocimiento cabal de los retos que enfrenta el país, que propone soluciones que muchas veces generan más problemas o cancelan el futuro de México, o ponen en riesgo el sistema democrático y federal.

Entre todo ello, López Obrador ha ofrecido 58 conferencias de prensa matutinas sólo en días hábiles, mantiene secuestrada la agenda mediática, y con ello los reflectores de toda una nación son para una sola persona. Pero la tónica no cambió, parece que continua en campaña electoral intentando ganarse más adeptos, y hasta el momento avanza.

Su capacidad de convencimiento le ha servido hasta para equivocarse y corregir a voluntad, como en el caso de los presupuestos para las universidades o las acusaciones a ex presidentes, y cuando lo desmienten solamente ofrece una disculpa igual de pública que la calumnia previa, y si no sabe la respuesta a una pregunta, promete que la investigará o la inventa y luego corrige. Su principal arma política es la acusación directa de corrupción que se ha vuelto incuestionable.

La administración de Andrés López Obrador ha planteado una serie de recortes presupuestales y reducción de salarios, los cuales se destinan al financiamiento de programas sociales, la mayoría de ellos para entregar dinero en efectivo a ancianos, jóvenes, ninis, becas en diversos aspectos.

El discurso en esas condiciones no es eterno, ya que se desgasta. Las críticas y las contradicciones, como las respuestas a sus afirmaciones se han dejado oír, en tanto que asegura que lo que somete a consulta es porque otros gobiernos iniciaron las obras, como la Termoeléctrica en el estado de Morelos y el Aeropuerto de Texcoco, pero las demás son decisiones de él y no las consultará. Así de autoritario.

El ataque a los organismo autónomos y reguladores se recrudeció con el caso de la Comisión Reguladora de Energía, por lo que AMLo anunció que este tipo de instituciones serán “purificadas, se van a purificar estas instancias que estaban totalmente al servicio de intereses particulares”.

El presidente López Obrador llega a sus primeros 100 días de gobierno, y junto con su gabinete, el próximo 11 de marzo, en Palacio Nacional, ofrecerá un informe a la nación con motivo de poco más de tres meses al frente del Ejecutivo federal.

 

Casos de conflicto emblemáticos

  • Cancelación del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco.
  • Acusaciones de corrupción a ex funcionarios.
  • Ex presidentes que aceptan trabajar para empresas trasnacionales.
  • Reducción de salarios a los altos funcionarios, especialmente a ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
  • Compra de pipas para el traslado de combustibles sin licitación previa.
  • Nombramientos de funcionarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología con perfiles muy limitados y altos salarios.
  • Acusación de conflicto de intereses en contra de un crítico de las propuestas de AMLO, Guillermo García Alcocer, titular de la Comisión Reguladora de Energía.
  • Inacción en el bloqueo de maestros a las vías férreas de Michoacán, generando pérdidas millonarias a empresas privadas nacionales y extranjeras.
  • Recorte presupuestal a las universidades, que en lugar de pedir a la Cámara de Diputados que lo revise, anuncia él su corrección.
  • Guerra contra el huachicoleo en todo el país, tras la explosión de una toma en el estado de Hidalgo con saldo de 135 muertos.
  • Millonarias pérdidas a la economía por la escasez de combustibles en casi todo el país.
  • Aprobación de la creación de la Guardia Nacional, que primero propuso con mando militar permanente y le dio la bienvenida al mando civil aprobado por el Congreso.
  • La polémica por el nombramiento del titular del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II, a quien le confeccionaron legalmente el puesto que hoy ostenta.

Acciones polémicas

  • Desmantelamiento del Estado Mayor Presidencial.
  • Desmantelamiento del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).
  • Accidente aéreo en Puebla en el que perdió la vida la gobernadora Martha Érika Alonso y con ello surgió una nueva oportunidad para Morena en Puebla.
  • Modificaciones y cancelación de fondos para apoyos sociales, como las Estancias Infantiles y refugios para mujeres maltratadas.
  • Propuesta de cerrar las Estancias Infantiles y entregar 40 pesos diarios a los abuelos para que cuiden a los hijos de los padres trabajadores.
  • El avión presidencial fue enviado a un hangar de Estados Unidos, nadie lo usa y sí se sigue pagando el mantenimiento, su costo y ahora la estancia en la bodega.
  • Con la subasta de garaje se enajenaron más de 218 vehículos, con recuperación de 62 millones 179 mil 400 pesos.
  • Pérdidas por 20 mil millones de dólares por la cancelación del Aeropuerto Internacional de México en Texcoco.
  • La cancelación del Aeropuerto generó incertidumbre y nerviosismo en los mercados, al grado que la Bolsa Mexicana de Valores tuvo su peor nivel en 14 años.
  • El tipo de cambio peso-dólar superó los 20 pesos por el nerviosismo financiero.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.