Connect with us

Economía para Principiantes

¿Y usted qué opina?

Apenas el jueves, el Senado de la República, aprobó en lo general la regulación tanto del consumo como del comercio de la marihuana para fines lúdicos y medicinales

Avatar

Published

on

Una de las discusiones mas añejas en la agenda pública, ha sido la relativa a la legalización parcial o total del uso de la marihuana. Poco a poco, y debido al costo político que ello representa, el tema ha avanzado legalmente, pasando desde su permisividad por el uso medicinal que puede generarse a partir de ella; hasta la
despenalización por su posesión en pequeñas cantidades, llegando a lo que seguramente se convertirá en ley en las próximas semanas.

Apenas el jueves, el Senado de la República, aprobó en lo general la regulación tanto del consumo como del comercio de la marihuana para fines lúdicos y medicinales, turnando el asunto a la Cámara de Diputados que deberá decidir en el corto plazo si la ratifica o en su caso, modifica o desecha el Dictamen en comento.

El proyecto de ley aprobado por el Senado contempla la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis, mismo que gozará de autonomía técnica y de gestión. El Instituto no estará subordinado a autoridad alguna y adoptará sus decisiones con plena independencia, salvo aquellas en materia de salud en los términos previstos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Salud
y demás normatividad aplicable.

En la parte relativa a quienes contarán con los permisos para cultivarla, comercializarla e incluso industrializarla, deberá privilegiarse a los campesinos y ejidos para ofrecerles alternativas de mayor rentabilidad a sus actividades. Sobre las reglas sobre su etiquetado y comercialización pública, la puerta parece abrirse para promotores como el expresidente Vicente Fox Quesada, quien desde hace tiempo se ha vuelto un promotor incansable en pro de la liberación absoluta de la misma.

Mas allá de las especificaciones en materia de cultivo y procesamiento, se destaca uno de los cambios más importantes, que se refiere a la regulación mediante la que las personas podrán portar hasta 28 gramos de producto mientras que, antes de esta ley, el mínimo permitido era de sólo cinco gramos. En el caso de que una persona porte más de 28 gramos y hasta 200 gramos se hará acreedor a una multa, y quien exceda de los
200 gramos podrá ser incluso ser sancionado penalmente.

Otro asunto de mayor relevancia es que la ley aprobada en el Senado contempla la posibilidad de constituir clubes, grupos o “asociaciones civiles de consumo”, las cuales no tendrán fines económicos y solo se limitarán a “satisfacer las necesidades individuales de sus asociadas y asociados para los actos propios del uso personal para fines lúdicos o recreativos del cannabis”. Esos grupos podrán cultivar, cosechar, aprovechar y preparar hasta 4 plantas del cannabis por persona al año y como se señala en el dictamen, cualquier persona mayor de dieciocho años, podrá sembrar, plantar, cultivar, cosechar, aprovechar, preparar, portar, fumar y consumir cannabis psicoactivo y sus derivados, para fines lúdicos o recreativos.

Sin duda alguna, un tema que seguirá acaparando reflectores en las semanas por venir.
¿Usted qué opina?

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes