Connect with us

Capital Político

El PRD ya iba a echar al Nenuco

El alcalde en Venustiano Carranza llevaba casi dos años amenazando con brincar a Morena,

Avatar

Published

on

Apenas le pasaron el pitazo de que el PRD ya le buscaba sustituto —aunque en realidad será sustituta—, Julio César El Nenuco Moreno apresuró su brinco a Morena, con la promesa de entregar a Claudia Sheinbaum la alcaldía Venustiano Carranza.

Y es que en el sol azteca, cansados de que, como en la canción de José Alfredo JiménezEl Nenuco estaba que se iba y que se iba, pero nomás no se iba, decidieron darle una ayudadita.

El alcalde en Venustiano Carranza llevaba casi dos años amenazando con brincar a Morena, hasta que cayó de la gracia incluso de su padrino, Jesús Zambrano, quien ya había dado su visto bueno para que el partido empezara a buscarle reemplazo, al grado de que ya hay candidata.

Ayer, Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, oficializó la firma de El Nenuco —uno de los críticos más feroces de Andrés Manuel López Obrador— como si fuera el fichaje bomba de la temporada.

El ahora experredista prometió entregar a Claudia la Venustiano Carranza, a cambio de una diputación federal para él; una local para su hermano Israel, y la postulación de la diputada Evelyn Parra para alcaldesa.

Y los morenos le compraron todo a quien lleva al menos 15 años controlando el territorio, aunque, al parecer, Sheinbaum no reparó en las letras chiquitas, porque si bien es cierto que el alcalde tiene popularidad, la marca ahí la tiene el PRD, no El Nenuco.

Habría que ver también si Julio César preguntó a su equipo si estaban de acuerdo en irse a formar a la fila de Morena, donde no serán bien recibidos y ya se los dejaron sentir en una carta, donde las bases pejistas advirtieron que les harán la guerra.

Pero no sólo las bases, hay que ver qué dicen destacadas morenistas que llevan años aspirando a gobernar y a las que el propio Moreno se los ha impedido, incluso por medio de la violencia.

¿O acaso alguien pidió opinión a Esthela Damián, directora del DIF de la CDMX; a Rocío Barrera, diputada federal; a Patricia Ruiz Anchondo, procuradora social o a Guadalupe Morales, diputada local y exdelegada?

Claro que no y eso lastima, sobre todo porque en esa alcaldía irá una mujer y era su gran oportunidad, pero Claudia les está cerrando el paso.

Y, por otra parte, ¿qué pensarán Elena Segura, exdiputada local y una mujer muy preparada, o Juan Manuel Ballesteros, exdiputado y exdelegado, que de ser jefazos en el PRD de la alcaldía pasarán a ser chalanes de los morenos?

¿Qué les habrá inventado su jefe para invitarlos a dejar la marca PRD —que ellos mismos ayudaron a solidificar en Venustiano Carranza— para irse de arrimados a Morena?

Porque El Nenuco será candidato a diputado federal; su hermano Israel a diputado local; Evelyn a la alcaldía… ¿y los demás?

Nadie les garantiza que Claudia les vaya a cumplir, sobre todo ante la inminente división que se avizora por la decisión tan burda, que comprueba que a Morena no le importar recoger cascajo con tal de ganar.

Y hay que ver qué pasará también con Araceli Moreno, hermana de El Nenuco, actual secretaria general del PRD capitalino.

Todo parece indicar que el equipo de El Nenuco quedará en el limbo, sobre todo cuando hoy se defina quién tomará su lugar en la candidatura del PRD. Será mujer y su puro nombre pondrá los pelos de punta a más de uno.

CENTAVITOS

Y otro ganón con la baja de El Nenuco será el grupo del diputado Víctor Hugo Lobo, que se quedará prácticamente con todo el pastel del PRD capitalino, pues será el único con fuerza territorial suficiente para definir acuerdos y candidaturas por parte de la franquicia.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes