Connect with us

Capital Político

Roba 4T la luz para sus obras

Avatar

Published

on

Apenas seis días después de que Layda Sansores inaugurara sus escaleras eléctricas de 190 millones de pesos, la obra tuvo que entrar a cirugía y está parcialmente fuera de servicio.

Pero si ya es delicado que el proyecto insignia de su gobierno haya fallado, más grave es que por las prisas de arrancarlo antes de dejar el cargo para ir en busca de la gubernatura de Campeche, se haya optado por el robo de luz para su funcionamiento.

A la vista de todo el mundo están los diablitos con los que se cuelgan de los postes del alumbrado público, lo que, obviamente, representa un desfalco para el erario: un robo cometido por el propio gobierno de la 4T. En el espacio para la colocación de los medidores de luz se aprecian los huecos, pues no han sido habilitados. A menos que la propia Comisión Federal de Electricidad haya hecho las ilegales instalaciones para que la alcaldía se conecte ilegalmente.

Ojalá que no, porque si un ciudadano común se atrasa unos días con el pago del servicio, se lo cortan sin importar que por la pandemia no tenga dinero, así necesiten la energía para el home office o la escuela en línea.

Aquí es donde Manuel Bartlett debe imponer una sanción ejemplar a las autoridades de la alcaldía o explicar por qué se les permite estar colgados ilegalmente del cableado público.

Si la CFE dijera que se les permitió el uso de diablitos porque la empresa no tuvo las instalaciones a tiempo, no sería válido, pues no se trata de ninguna instalación estratégica o de emergencia. En todo caso se hubiera pospuesto la inauguración, pues en ninguna obra privada se permitiría a los usuarios robar la luz mientras están listas las instalaciones.

Ahora queda claro por qué Claudia Sheinbaum se negó a acompañar a Layda a la inauguración de las escaleras la semana pasada. Seguro ya sabía de los problemas que enfrentaría la costosa obra, además del semáforo rojo que impedía eventos públicos innecesarios. Pero la alcaldesa ya está de licencia y todo hace suponer que, antes de irse, amarró a Alberto Esteva, director de Administración, como su sustituto en la demarcación quien tendrá que explicar todo lo que tenga que ver con los dineros públicos.

Es evidente que Sheinbaum no tuvo margen para decidir sobre quién sustituirá a Sansores, pero quizá estuvo mejor así, ya que no se verá embarrada con todo lo que empiece a salir ahí cuando le hagan las cuentas.

La jefa de Gobierno deberá concentrarse ahora en la definición del candidato de Morena para Álvaro Obregón, que dependerá de la equidad de género. Si toca mujer, la lucha estaría entre Lorena VillavicencioIsabela Rosales o Valentina Batres. Si es hombre, hasta el momento sólo se ha hablado de Guillermo RamírezEduardo Santillán y Rafael Luna.

Ya se empezaron a correr algunas encuestas informales para empezar a medir a los aspirantes, pero lo cierto es que aún no hay convocatoria oficial de Morena.

CENTAVITOS

Entre quienes fueron muy cercanos a Miguel Ángel Mancera se comenta que el gobierno anterior dejó en caja 90 millones de dólares para el mantenimiento del área siniestrada del Metro, pero que el gobierno prefirió desviarlos a programas sociales. Que se gastaron el dinero y ya no tienen de dónde sacarlo, y que lo peor es que, en una de ésas, el seguro no les paga o les paga cualquier cosa por el siniestro. Por eso, Florencia Serranía se llevó documentos y computadoras que contienen toda esa información; quiere tapar sus huellas.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes