Connect with us

ScrewBall

Los miedos de Morena

Muy mal por Morena de apostar a la confrontación en un lodazal de acusaciones mutuas con la oposición.

Avatar

Published

on

A la memoria de un gran amigo LLE

En las últimas semanas el otrora super poderoso partido Morena ha sido objeto de ataques por parte de la oposición, a raíz de la candidatura para Félix Salgado Macedonio al gobierno de Guerrero, y en el debate se puso solito el presidente Andrés Manuel López Obrador arropando al impresentable senador con licencia y defendiendo la “voluntad del pueblo de Guerrero” para mantener vivas las aspiraciones del guerrerense.

Con una torpeza evidente, el dirigente nacional de Morena Mario Delgado acusó recibo de “la línea presidencial” al defender la candidatura del guerrerense acusado de violación y se lanzó con todo a sus adversarios al impulsar una campaña de desprestigio hacia la alianza PRI-PAN-PRD repitiendo como tarabilla las frases que su líder político defendió desde la Tribuna de la conferencia matutina en Palacio Nacional. 

Pero sus mensajes fueron tan inocuos que ni sus militantes feministas compartieron su estrategia de ataque y prueba de ello es la carta suscrita por 500 mujeres de Morena, muchas de ellas destacadas figuras del feminismo que calificaron el caso Salgado Macedonio, por lo menos, como indefendible.

La nomenclatura de Morena resintió el deslinde público de estas mujeres y el impacto en redes sociales, lo cual motivó a la dirigencia nacional a reponer el proceso de selección de la candidatura de Guerrero y repetir la encuesta. Pero ni eso pudo doblegar la decepción y enfado de las mujeres que el pasado 8 de marzo sumaron a sus demandas de todos los años la exigencia de anular la candidatura de Salgado Macedonio con la frase proyectada en las paredes de Palacio: “Ni un violador para gobernador”

Hasta ahora es un misterio la razón o las razones que puedan existir para que Morena y su líder mesiánico insistan en mantener firme la candidatura del senador con licencia y seguramente nunca lo sabremos, pero lo que sí es evidente es que para mitigar un poco el enfado popular el líder máximo haya tenido que hacer uso de las mismas marrullerías que cometían sus antecesores del PRI y que institucionalizaron en la vida política nacional: el uso de las instituciones con fines político-electorales.

En días pasados y de manera tan repentina como resurgieron los antecedentes penales de Salgado Macedonio que permanecían guardados en un cajón desde hace varios años, la Fiscalía capitalina se apresuró a presentar el mismo día de la marcha de las mujeres, los resultados de una indagatoria que prometió reabrir y ampliar en 2019: la acusación en contra del ex líder del PRI capitalino Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre de reclutar a mujeres para una red de prostitución a su servicio y con ello, sumar al debate el hecho de que “el PRI era peor”. 

La estrategia planeada desde el cuartel electoral de Palacio Nacional se completa con las investigaciones de presuntas conductas delictivas del pasado en que pudo haber incurrido el ex dirigente nacional del PRI Manlio Fabio Beltrónes y su hija, la actual senadora Sylvana Beltrones con el descubrimiento de millonarias cuentas bancarias en el paraíso fiscal de Andorra.

¿De qué se trata todo esto? ¿El proceso electoral debemos verlo como un concurso de bajezas? ¿Es ésta la carta de presentación de dos partidos políticos -cortados por la misma tijera- para demostrar quién puede ser más corrupto y delincuente?, ¿son acaso éstas las únicas alternativas que tenemos los electores?, ¿dónde está el cambio prometido?

Los mexicanos no queremos ruido y pocas nueces y tampoco una escaramuza de expedientes judiciales en fila y vivir el proceso electoral como un pleito de barandilla en el Ministerio Público. Queremos propuestas reales, alternativas de gobierno que nos devuelvan la confianza en la política, tan degradada en las últimas semanas.

Si las acusaciones de abuso sexual contra Salgado Macedonio se sostienen, hay que resolverlas hasta sus últimas consecuencias, lo mismo que en el caso de Gutiérrez de la Torre y su camarilla y en el caso Beltrones. Pero esta película ya la hemos visto muchas veces y sabemos que, una vez pasado el proceso electoral, el resultado será el de siempre: impunidad.

Muy mal por Morena de apostar a la confrontación en un lodazal de acusaciones mutuas con la oposición, lo único que demostró el partido que dice ser la esperanza de México, fue su miedo de enfrentar sólo y sin el apellido López Obrador a una oposición aniquilada, casi borrada, al menos aquí en la Ciudad de México.

COLOFÓN: De último momento nos enteramos del fallecimiento de Leonel Luna,  candidato a diputado federal por la alianza “Va por México” en un accidente automovilístico. La noticia duele para quienes compartimos con el un tramo de la vida laboral, pero más doloroso resulta que se utilice para generar especulaciones sin fundamento con la única sucia intención ganar terreno en la contienda electoral como lo ha hecho el PAN y PRD en las últimas horas.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes