Connect with us

Economía para Principiantes

Nuestra triste gallina del los huevos de oro

¿Hasta cuándo nos aguantará nuestra gallina de los huevos de oro?

Avatar

Published

on

Desde 1938, año en que fue nacionalizada nuestra industria petrolera, Petróleos Mexicanos ha sido parte de todos los momentos históricos del país. Siempre ha sido uno de los temas centrales de nuestra agenda pública y nunca ha estado lejos de la polémica, ya que se trata de la principal industria del país. Basta tan solo con recordar uno de los discursos más elocuentes de López Portillo, cuando nos pidió prepararnos para “administrar la abundancia” que arrojarían los descubrimientos de nuevos yacimientos en el sureste del país.

Sin embargo, lo que nos queda claro es que a través de los años, hemos abusado de todas las formas posibles de PEMEX, dando un uso oscuro a sus utilidades, rezagándonos en materia tecnológica, y creando una estructura burocrática obesa y sin sentido, lo que ha colocado a la compañía en medio de una crisis estructural y financiera, que no pocos aseguran, puede llevarla a la quiebra.

Durante los últimos dos años, el gobierno federal le ha inyectado de manera directa alrededor de 10 mil millones de dólares a PEMEX, y aún así, durante 2020, la empresa registró pérdidas anuales cercanas a los 24 mil millones de dólares, y se reporta un pasivo de poco mas de 4 billones de pesos. Evidentemente, algo no está funcionando.

Por otra parte, esta semana se dieron a conocer dos noticias que si bien parecerían menores, reflejan que algo está pasando. EL lunes pasado se dio a conocer la culminación del vínculo labor al con la calificadora Fitch Ratings. Una calificadora es una entidad autorizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Su función principal es la de prestar sus servicios para realizar el estudio, análisis, opinión, evaluación y dictaminación de la calidad crediticia de una entidad o una emisión financiera.

Las agencias calificadoras son necesarias para el Mercado de Valores, ya que proporcionan una calificación a la capacidad crediticia para los Instrumentos de Deuda o de los Bonos Gubernamentales, el cual influye en la confianza de los inversionistas para adquirir sus valores. Supongamos que alguien quiere invertir en PEMEX, necesariamente recurrirá a la opinión de una calificadora para conocer los riesgos inherentes a su inversión. El hecho de que PEMEX haya roto sus vínculos con una de las más prestigiosas calificadoras, envía una mala señal a los inversores, ya que quedan a ciegas con mucha información que necesitan para tomar la decisión de invertir.

Por otra parte, la construcción de Dos Bocas no parece estar avanzando a la velocidad adecuada, y por si todo eso fuera poco, recién Salió a la luz que la petrolera ha sido demandada por Sergio Pérez, piloto mexicano de Fórmula 1, quien reclama un adeudo de 2.8 millones de dólares en patrocinios. ¿Qué necesidad tiene la empresa de estar presente en los medios de comunicación, pero por las razones equivocadas?

¿Hasta cuándo nos aguantará nuestra gallina de los huevos de oro?

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes