Connect with us

Economía para Principiantes

¿Y si todos aportamos lo que debemos aportar?

Avatar

Published

on

Mucho se ha discutido sobre la manera en que la actual administración encabezada por el presidente López Obrador, ha decidido erogar los recursos públicos de todos los mexicanos. Una queja recurrente de muchos es que con “el pago de sus impuestos” se están manteniendo e incluso, incrementando muchos programas sociales destinados a gente “que ni produce, ni estudia, ni trabaja”, lo que consideran injusto, más aún contrastándolo con el escaso gasto público en infraestructura o en temas tan delicados como el de la Seguridad Pública.

Ese mismo tipo de reclamo, pero a un nivel superior, lo han hecho varios gobernadores del interior del país, quienes se quejan de que sus estados aportan mucho más de lo que reciben de la Federación, y se quejan que con sus aportaciones, se esté prácticamente “manteniendo” a otros estados.

Es probable que ambas líneas discursivas, tengan algo de razón, y que la Cámara de Diputados -responsable de aprobar los egresos del país-, se dedique a ser una especie de catalizador, eliminando la ampliación de las brechas económicas entre los individuos y los estados, porque de no hacerlo, los ricos se harían cada vez más ricos, y los pobres, cada vez más pobres. De respetar lo que cada quien aporta y su retorno, pasar del estado de Zacatecas a Nuevo León, sería como pasar de un país hacía otro, y es justamente, lo que se trata de evitar.

Un estudio reciente de el CIEP (Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, una Asociación Civil mexicana, dedicada de manera independiente al estudio de las Finanzas Públicas, estima que los ingresos de los estados de la República, tan solo alcanzan el 0.9% del PIB del país, mientras que el promedio de la OCDE es de 8.7%.

El problema es que nadie quiere asumir con el costo político de cobrar impuestos, y un ejemplo clarísimo de ello es el pago de la tenencia vehicular. Mientras que algunas entidades como la Ciudad de México, se mantiene ese cobro, algunos estados circunvecinos, lo eliminaron, lo que generó el beneplácito de la ciudadanía, pero una importante reducción en sus recursos públicos. Ni que hablar del cobro del impuesto catastral, que es tan disparejo y discrecional, que cualquier análisis de cómo y cuanto se cobra, es irrisorio.

Las consecuencias de que basemos nuestros ingresos en impuestos como el ISR y el IVA, es que año con año, estemos jalándonos la misma cobija para distribuir los recursos. Es cierto, lo sucedido en la línea 12 del metro es una tragedia, y los responsables deben ser castigados, pero también lo es que mucho se debe a que el Metro, no cuenta con los recursos económicos suficientes para mantener en óptimo estado sus operaciones, y eso se debe a que el costo del boleto esta muy por debajo del costo real de operación. ¿Estaríamos dispuestos a duplicar lo que pagamos por el servicio?

Es correcto que demandemos más y mejores servicios, pero también lo es que imaginemos que sería de nuestro país, si todos aportáramos lo que debemos aportar.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes