Connect with us

Economía para Principiantes

El INE y su esfera de actuación

La discusión sobre el papel del INE y su engranaje en el Sistema Político no es nueva.

Avatar

Published

on

Hace unas semanas, el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) compareció en la Cámara de Diputados para explicar el presupuesto de la institución. Fue la primera vez que un funcionario del INE se presentaba ante la Cámara. El resultado, según se pudo leer en los distintos de medios de comunicación, fue muy polémico. ¿Qué hay detrás de eso parece muy difícil entrever que las quejas se centran en dos puntos:

1. Es un Órgano muy caro.
2. Aplica reglas de manera sesgada y con doble rasero.

La discusión sobre el papel del INE y su engranaje en el Sistema Político no es nueva. Prácticamente ha existido desde su nacimiento. Ahora bien, es evidente que el costo del sistema electoral es enorme. El costo del sistema electoral incluye tanto a la estructura de las dos entidades como las subvenciones a los partidos políticos, éstas últimas producto del objetivo de replicar el esquema europeo en el cual el gobierno financia a los partidos, en contraste con el estadounidense en que todo el financiamiento es privado. Por si fuera poco, el INE ha ido asumiendo algunas funciones que no estaban en la “idea” original y que, por lo tanto, duplican
funciones de otros órganos.

El ejemplo más claro es la fiscalización a los partidos políticos. ¿No sería buena idea -en el entendido de que los partidos también reciben recursos públicos- que esa función la asumiese la Auditoría Superior de la Federación? Sucede lo mismo con la Fiscalía Especializada en Delitos Electores y, por supuesto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

La cuestión sobre el doble rasero en la aplicación de las normas electorales tiene varios ejemplos, desde los colores institucionales del Partido Revolucionario Institucional hasta los “influencers” del Partido Verde Ecologista de México.

En esos y otros casos, ha quedado la sensación de que los Consejeros del Instituto protegían a los actores que los hicieron Consejeros. ¿Dónde queda el carácter ciudadano? El reparto de cuotas entre los órganos de dirección del INE ha sido un fenómeno que se ha repetido. Alegar que se busca venganza parece un acto simplista y ahonda en esta percepción de órgano caro y con doble rasero.

Lo destacable, más allá de los intentos de explicar estos dos puntos, tiene que ver con que ningún partido ha sostenido que el INE no sea una institución necesaria. Tampoco se ha dicho que sea ineficaz. Por el contrario, el INE es extremadamente competente a la hora de organizar una elección y darle certeza a los ciudadanos sobre la forma de votar.

Esa es su fortaleza y su oportunidad. Przeworski, en su célebre ¿Para qué molestarse con elecciones?, afirmaba que las elecciones son una forma civilizada y pacífica de dirimir conflictos “que siempre ocurren a la sombra de una guerra civil”. La paz pública, o escenarios como los vividos en 2006, a nadie convienen.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes