Connect with us

Economía para Principiantes

El orgullo y la vergüenza del GP de México

Por un lado el querer ser parte central de un evento de tal magnitud, pero por otra, una especie de vergüenza por convalidar la fiesta mas FiFi de todas.

Avatar

Published

on

El pasado fin de semana, la Ciudad de México, acaparó la atención nacional e internacional por la realización del Gran Premio de México de Formula 1. Al respecto, y fuera del ámbito deportivo, sobran temas que pudiésemos comentar en este espacio.

En primer lugar, están los saldos económicos del evento, ya que según cifras oficiales de la propia ciudad, la Fórmula 1 dejó una derrama económica de 14 mil 375 millones de pesos en los tres días de celebración.

La Secretaría de Turismo detalló que los “14 mil millones 375 millones de pesos se
dividieron en hospedaje, que generó 192.1 millones de pesos; servicios turísticos dos mil
183 millones de pesos; cobertura mediática siete mil millones de pesos y cinco mil millones por otros conceptos como venta de souvenirs”. Y que conste que esas cifras no consideran otros sectores que podemos ubicar en la informalidad. Un ejemplo de ello, son los vecinos del autódromo, quienes por cifras de los 500 hasta los 1000 pesos, ofertaban sus banquetas como estacionamiento a los visitantes, o los vendedores de mercancia que conocemos como pirata, e incluso los revendedores.

Ya sea a través de la formalidad o la informalidad, es innegable que la Ciudad recibió una
buena dosis de estímulo económico, que le ayudará a mejorar su desempeño durante el
último trimestre del año, lo que aunado al buen fin y a la época navideña, genera una
buena perspectiva de recuperación.

Para generar esa derrama, el gobierno de la ciudad dio a conocer que se registró la llegada de 188 mil turistas nacionales y extranjeros, lo que generó una ocupación hotelera en toda la ciudad de 63.7 por ciento, mientras que en las zonas cercanas al autódromo alcanzó el 97 por ciento.

Dentro del evento, por doquier se podía apreciar la presencia de la imagen institucional del gobierno de la Ciudad, lo que contrasta con el sigilo de algunos de los asistentes que forman parte de la 4T y quienes quisieron pasar desapercibidos, toda vez que podían ser
criticados por asistir y con ello convalidar la existencia de un espectáculo para “Fifis”.

Cabe destacar la ausencia de figuras gubernamentales en los eventos de premiación, como sucede en todos los países en que este tipo de eventos se llevan a cabo. SI hay presencias que se notan, también existen ausencias que destacan.

El escándalo en que se vio involucrada la ex Secretaria de Turismo del gobierno de la
Ciudad, quien en la víspera del evento fue cesada de sus funciones por haber sido detenida momentáneamente en Guatemala al asistir como invitada a la boda del Fiscal de los dineros, Santiago Nieto, con la Consejera electoral, Carla Humphrey, dejo en claro al menos una cosa: desde un principio, se contemplaba la ausencia la ausencia de la máxima autoridad en la materia, en el principal evento del año en la ciudad, lo que demuestra una contradicción de fondo.

Por un lado el querer ser parte central de un evento de tal magnitud, pero por otra, una especie de vergüenza por convalidar la fiesta mas FiFi de todas.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes