Connect with us

Economía para Principiantes

Nos urgen políticos de carne, hueso y conciencia

Estamos por entrar en una etapa definitoria del México que seremos los próximos años.

Avatar

Published

on

Por mas que se quiera menospreciar a la Economía como una ciencia social, los profesionales en la materia somos una especie de médicos que nos dedicamos a analizar diferentes datos del estado de salud de nuestra economía. De la misma forma que un crecimiento descontrolado de células malignas pueden ser un indicativo de cáncer, un déficit en la cuenta corriente, una baja en la inversión extranjera directa, una inflación más alta de los presupuestado, o un aumento inusitado de remesas, indican que nuestra economía no se encuentra en el mejor de los momentos. Más allá de los matices, de la línea discursiva, de los buenos deseos, las cifras son las cifras y los remedios, por más duros que éstos pueden resultar, hay que tomarlos o atenernos a las consecuencias.

La intención de esta columna de opinión nunca ha sido ser de crítica permanente a las decisiones de la esfera del poder, si no simplemente, tratar de hacer más asequible para cualquier lector o lectora, los temas que los economistas o políticos, complicamos de manera rimbombante, con la única intención de que la ciudadanía entienda lo menos posible la realidad de lo que vivimos, bajo la estrategia de decirnos algo que recientemente, en la mañanera del presidente denominaron “el colmo de las fake news” al afirmar que algo “no falso, pero no es verdadero”. ¿Así o más claro?

Desafortunadamente, no se trata de fenómenos aislados. En Zacatecas, el flamante gobernador David Monreal, recientemente afirmó que “El estado lleva 24 años de deterioro y de incremento de la violencia, por lo que nadie puede pedirnos que lo arreglemos rápidamente. Eso tardará años…” o el informe de la jefa de Gobierno en el que básicamente se destaca que hay muchos más contagios, pero éstos son mucho menos graves, es decir, en cada uno de los casos, la idea central no es generar una estrategia de comunicación hacia la ciudadanía, si no la de cuidar al máximo la imagen personal con la intención de mantener una imagen positiva hacia las aspiraciones políticas futuras.

Lo que como sociedad nos urge es el surgimiento de una nueva generación de políticos dispuestos a afrontar la realidad en todas sus dimensiones, y ofrecer información a la ciudadanía en un esquema libre y no de control de daños. ¿Porqué siempre la recomendación de los especialistas en imagen es la de ocultar la verdad, o disfrazarla para que parezca menos grave de lo que es? ¿Qué acaso la lógica no diría que al decir la verdad es más fácil encontrar soluciones colectivas?

El modelo de partidos políticos tal vez esté entrando en su etapa final, pero también el de los políticos calculadores, de verdades a medias, de discursos de doble sentido, de falta de coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. Estamos por entrar en una etapa definitoria del México que seremos los próximos años. Ojalá que la conciencia colectiva y la inteligencia de todos nos conduzca a buen puerto.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes