Connect with us

Capital Político

Que alguien despierte a Martí

¿Y mientras qué hace Martí?

Avatar

Published

on

Mientras la jefa de Gobierno está en medio del fuego, acusada de no tomar cartas sobre las presuntas agresiones a niños en un albergue a cargo del DIF de la Ciudad de México, y el Congreso local es un auténtico circo, su secretario de Gobierno brilla por su ausencia.

Bueno, no tanto, porque hace unos días se dedicó a subir en sus redes románticos mensajes de la visita que su esposa le hizo en el trabajo, con motivo del Día del Amor. Seguro eso es importante para él, pero la ciudad es un verdadero relajo y ahí es donde no se le ha visto.

Marchas, plantones, bloqueos y protestas por falta de servicios públicos, son algunas de las cosas que han hecho pasar unos días caóticos a los capitalinos, sin que haya solución.

Aunque Claudia Sheinbaum es la jefa de Gobierno, Batres es su secretario y, entre muchas otras cosas, tiene la obligación de atender los temas de política interna, y de coordinar esfuerzos para hacer menos sufrida la gran capital.

Martí no está autorizado a intervenir, o de plano está dejando que pasen las cosas a ver hasta dónde topan, pero en ambos casos está cumpliendo cabalmente la función de florero, como calificaban a la exsecretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Si en la resolución de los problemas de la capital brilla por su ausencia, en el circo en que está convertido el Palacio de Donceles tampoco se ve que se meta, al menos para orientar a la bancada de su partido, que tiro por viaje es barrida por la oposición.

Cómo andarán las cosas ahí, que ayer uno de los temas principales fue si el diputado Jeancarlo Elizondo obtuvo miles de votos en la pasada elección por ser simpático, o si fue gracias al cobijo que le dio el PRD.

Y es que Elizondo, que apenas había rendido protesta como diputado perredista brincó a las filas de Morena, aseguró que si el sol azteca ganó algo en la ciudad, y eso ayudó a que tuviera algunos diputados plurinominales extra, fue por lo votos que él consiguió.

Presumió que fue el único diputado perredista que no integró la alianza opositora, a lo que el diputado Jorge Gaviño le aclaró que no fue candidato de la alianza, por la sencilla razón de que el PAN se negó a avalarlo, debido a las múltiples denuncias penales que cargaba.

Pero Gaviño fue más cruel, pues le recordó a Jeancarlo que su llegada a Donceles fue como plurinominal del PRD, ya que en las urnas perdió contra el morenista Nazario Norberto Sánchez, y eso sí debe calentar.

Nada más le faltó a Gaviño recordarle que, junto con Nazario, que hoy es su vecino de curul bajo las siglas de Morena, enfrentan acusaciones como agresores sexuales.

Bueno, pues temas como estos son los que predominan en Donceles, y los diputados debaten como si alguien, además de ellos, se fuera a enterar de lo que ahí pasa. La gente común ni idea tiene de quién atacó a quién, ni cosas de ese estilo.

A lo mejor por eso el presidente de la Mesa Directiva, Héctor Díaz, ya agarró la costumbre de llamar unilateralmente a un receso, para irse a echar un taco mientras se enfrían los ánimos.

¿Y mientras qué hace Martí?

CENTAVITOS

Vaya que le dolió a la jefa de Gobierno la respuesta del consejero electoral Ciro Murayama, luego de que ella subiera un mensaje en sus redes diciendo que la podrían obligar a borrar un tuit, pero no a renunciar a sus convicciones. La respuesta fue breve por parte de Murayama: “Nadie le está pidiendo que renuncie a sus convicciones… a menos que sus convicciones sean las de violar la ley”. ¡Ay, eso debió doler!

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes