Connect with us

Pluma Invitada

Morena y López prostituyen el Servicio Exterior Mexicano

Embajadas y consulados a la bazofia política

Avatar

Published

on

Por Luis Repper Jaramillo*

lrepperjaramillo@yahoo.com

La profesional, ética, moral, orgullosa, digna carrera diplomática en México nunca, jamás había sido tan prostituida, denigrada, vergonzante, insultada como en la administración fallida, perversa, inmoral, corrupta de Andrés Manuel López Obrador, conocida en los barrios bajos de la inmundicia como 4ª Transformación.

Esta honorable actividad, que la Ley de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) ordena ser desarrollada por diplomáticos de carrera, en los últimos 3 años 5 meses ha sucumbido, devenido en pagar “favores”, “compromisos”, “facturas políticas”, “pactos de campaña”, asumidos durante 2018 cuando el candidato presidencial de Morena se comprometió “con los suyos” a entregar cargos públicos, aunque no se tuvieran conocimientos, habilidades, capacidades, perfil profesional. La cosa fue aportar dinero, tiempo, horas/hombre, convencer a miles de conocidos (aun apolíticos) para llevar al Peje a Palacio Nacional ¡luego, ya en el poder, vendrían las recompensas! Eso sí cumple, pagar favores, aunque al país se lo lleva la fregada.

Desde la Silla del Águila (que, por cierto, le queda ENORME) López dispone y ordena violentar la Ley Diplomática y obsequia a sus larvas, gusanos, chairos: embajadas, consulados, misiones, sin importar las exigencias de la Ley, que precisa para desempeñar una representación diplomática en el extranjero.

Desde el inicio de la Transformación de 4a, el Coordinador General de México (porque no gobierna, menos sabe cómo hacerlo) ha repartido a incondicionales, arrastrados, serviles, agachones, embajadas, consulados y comisiones especiales, porque alguna vez sirvieron a la causa. Tal es el caso de la pseudo periodista Isabel Arvide quien goza, explota, se regodea en el Consulado de México en Estambul, Turquía, quien lejos de representar los intereses del país y a los mexicanos que visitan esa región, se dedica a promocionar, halagar, publicitar la figura (horrible), imagen y política vergonzante de Andrés Manuel López Obrador, incluso faltando al respeto a los símbolos patrios: bandera, escudo e himno nacional, en un acto por la Independencia de México, ensalzó el nombre e imagen del Peje, en la arenga protocolaria en fervor de los héroes que nos dieron patria y libertad.

Desde luego la Arvide no tiene carrera consular, ni título en licenciatura diplomática.

Si bien, la Constitución otorga al Presidente de la República (al Presidente, no al remedo que hoy cobra en Palacio Nacional) la facultad de nombrar y designar embajador, cónsul y comisionado, moral y éticamente debe estar obligado a seleccionar gente proba (que en el caso de Isabel no existe), experimentada y digna. Jamás lo hace e impone a quien sus cataplines hinchados se le antoja.

Pero finalmente el caso Isabel Arvide no es el tema. Voy a lo digno. Aquella es indecente.

Para poner en contexto lo políticamente correcto, es fundamental conocer la exigencia de la carrera diplomática. Dejen les explico: el Servicios Exterior Mexicano (SEM) es el cuerpo diplomático de profesionales que trabajan para el Estado dentro de la SRE, en embajadas, consulados, misiones y oficinas del país en el extranjero.

Para integrarse al selecto equipo, deben cumplirse varias obligaciones: ser mexicano por nacimiento. No haber recibido sanción administrativa o condena penal.

Ser apto para el desempeño de las funciones del Servicio Exterior. Tener por lo menos el grado académico de licenciatura (diplomática) o técnico superior universitario.

Tomar cursos en materia diplomática y consular impartidos por el Instituto Matías Romero (de la SRE). Dominar, al menos, un idioma extranjero reconocido como lengua oficial de la ONU (árabe, chino/mandarín, francés o ruso); así como, alemán, japonés o inglés

Como al inquilino de Palacio Nacional le fascina y tiene como consigna violar todas las leyes y reglamentos… ¡vamos, si ha mancillado la Constitución! en cada minuto de su perversa vida, no podíamos esperar que respetara la de la Cancillería. Fue tal la degradación que pretendió enviar de Embajador de México en Panamá a Pedro Salmerón, quien está denunciado penalmente por violación, acoso sexual. Fue hasta que grupos feministas, padres de las agraviadas y las propias víctimas exhibieron mediáticamente al pervertido, que no le quedó de otra al Senado y al Peje, que recular. A su frustrado capricho, quiso “corregirlo”, pero le “salió el tiro por la culata” al postular otro reptil, a Jesusa Rodríguez, una pseudo activista, actriz, cantante y sobre todo drogadicta, fumadora compulsiva de mariguana, que, al enterarse en Panamá, ipso facto dijeron no. No se da el beneplácito. (Como decimos en México, salimos de Guatemala para entrar a Guatepeor, jajajaja)

López Obrador no sabe, no entiende, es ineficiente en asuntos de política exterior… Bueno, pues puso en la Cancillería a un corrupto, tranza, ladrón, defraudador (Línea 12 del Metro), a Marcelo Ebrard Cassaubón, un político venido a menos, que lo único que sabe, porque lo practicó junto con su parentela, de asuntos exteriores es huir y que para ello se necesitan pasaporte y visas (el dinero no es problema defraudó al GDF –como Regente- por más de 24 mil millones de pesos, cuando según él, construyó la inservible Línea Dorada (L12) del STC, robando millonadas de pesos).

Su experiencia para el cargo –según López Obrador- fue andar de saltimbanqui cuando huyó de México por Nueva York, París, Londres, hasta ser rescatado por el tabasqueño para obsequiarle Relaciones Exteriores ¿a cambio de qué? ¿financiamiento de campaña presidencial 2018? Si la cabeza de la Cancillería está en los pies, comprendemos por qué México está en boca del concierto internacional, por la incapacidad y perversión de política exterior de la Transformación de 4ª.

Y miren que no sólo es visión mía o crítica fundamentada sobre este lamentable gobierno de Morena. Un ex funcionario de primer nivel de la T4a, quien fuera designado por López, Director General del IMSS, ex panista vestido de guinda, Germán Martínez Cázares, primer renunciante al gabinete lopezobradorista, fustigó, lamentó, acusó la sucia política externa de Andrés Manuel, por obsequiar embajadas a ex priistas o improvisados, sin méritos propios, perfil profesional para el desempeño del Servicios Exterior, como los casos del ex gobernador priista de Sinaloa, Quirino Ordaz, quien por adular, elogiar, festinar las visitas del Peje a su Estado, mereció la imposición de Embajador de México en España.

Otra perversa designación, fue la del ex gobernador priista de Campeche, Carlos Miguel Aysa, cuya gracia fue obligar a su hijo –diputado priista- Carlos Aysa Moreno, cambiarse a Morena para sumar adeptos cuando se votó –la rechazada- Ley Energética.

Esto repercutió en el Senado, pues la mayoría morenista avaló el nombramiento como embajador de México en República Dominicana al padre del chaquetero.

En tribuna Martínez Cázares puso: “en su lugar y ridiculizó a la T4a” cuando señaló: no se puede convertir al Servicio Exterior Mexicano en el albañal (escusado) de arreglijos políticos vanos; no se puede convertir al SEM en una casa de citas para pagar “favores políticos”. Así, no. Nosotros en el Grupo Plural (senadores sin partido) lo rechazamos.

“Esta, insistió, es una pedagogía de entrega de embajadas a cambios de votos, es una pedagogía de prostitución de la política exterior… y eso, México no lo merece, ni lo merece el pueblo de la República Dominicana, el digno pueblo dominicano y el digno pueblo mexicano

Para confirmar la prostituida política exterior de la Transformación de 4ª (léase López Obrador) otro senador guinda, conocido como Vocero de Morena, César Cravioto, avaló lo dicho por su similar Martínez Cázares, pues desde la tribuna de San Lázaro, el boquiflojo lopezobradorista ofreció a los 6 gobernadores de oposición de donde habrá elecciones el 5 de junio repartirles embajadas “si se portan bien” (en el entendido que intervengan a favor de Morena en las urnas).

El estúpido Cravioto envió el mensaje dado por López Obrador a los 6 mandatarios que culminan su sexenio, de Quintana Roo (PRD/PAN), Hidalgo (PRI), Aguascalientes (PAN), Durango (PAN), Tamaulipas (PAN), Oaxaca (PRI), con estas palabras “compórtense bien, no metan las manos en el proceso electoralhagan bien las cosas y tal vez reciban una invitación para que sean embajadores en nuestro país y representen bien a nuestro país” (sic)…

¿Algo más que agregar? La putrefacción de López, Morena, T4a es más que evidente. ¿Pruebas quieren los chairos?, ¡ahí están! Los mexicanos de bien ya tenemos el panorama completo

*Colaborador de los Grupos Editoriales Digitales elinfluyente.mx, endirecto.mx, algrano.mx, lagacetametropolitana.com.mx, entresemana.mx, metropolihoy.com

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes