Home Influyentes Colaboradores 90 años del PRI: Reflexiones sobre la elección de una nueva dirigencia.

90 años del PRI: Reflexiones sobre la elección de una nueva dirigencia.

90 años del PRI: Reflexiones sobre la elección de una nueva dirigencia.
0
Erick G. Fierro Alcántara

El pasado 4 de marzo, el Partido Revolucionario Institucional celebró 90 años de su fundación y vida partidaria.

Para el priismo, marzo es una fecha de celebración pero a la vez trágica, pues sin duda alguna siempre nos recuerda al gran Luis Donaldo Colosio en la lucha por los ideales de un México que aún no logramos contemplar. Fue en ese entonces, creo yo, cuando el partido lograba la cumbre de su identidad partidaria y política con la sociedad, sin embargo, el desenlace de ese ascenso ya todos lo conocemos; una caída libre en la cuál no tocamos fondo.

A 90 años de su fundación, el priismo hoy atraviesa por una de sus peores etapas. La militancia y dirigencia, tenemos la opción de decidir con qué perspectiva vivir el momento; hay que recordar que en toda crisis existe una oportunidad.

Se ha anunciado ya que será el INE quién organice las próximas elecciones internas para la votación de la nueva dirigencia, sin duda una decisión acertada para vivir la democracia desde el interior institucional; por supuesto con sus reservas operativas.

A estos anuncios también se han sumado los de quienes han expresado su legítima intención por dirigir al Revolucionario Institucional, incluso hay militantes que han expresado ya su simpatía por alguno de ellos y están en todo su derecho, pero debemos ser cuidadosos con esto.

Basta de elegir rostros, elecciones ganadas, y trayectorias por encima de proyectos, debemos entender que el momento que se vive es totalmente distinto a aquél en que pudieron haber logrado grandes hazañas, en donde podría atreverme a decir incluso que gozábamos de cierta inercia política y electoral.

Respeto y reconozco el trabajo que han realizado a lo largo de su andar político cada uno de los aspirantes, todos ellos sin excepción, en algún momento le han dado al Partido Revolucionario Institucional su esfuerzo, valentía y logros, pero ahora es momento de redefinir la forma en la que se entiende el liderazgo al frente de un partido de oposición del que hoy somos parte.

Demos el debate en el mundo de las ideas, como militantes exijamos proyectos y repudiemos las desacreditaciones personales que no abonen a fortalecer la ideología de nuestro partido, hagamos de las elecciones un ejercicio democrático del más alto nivel, y lo más importante, que sea siempre en unidad, mas no en uniformidad. Bienvenidas sean todas las formas de pensamiento expresadas en un diálogo sano.

La propia historia del Partido Revolucionario Institucional nos obliga a escuchar todas las voces de nuestra militancia y agrupar todas las exigencias sociales en un sólo proyecto de partido.

México lleva parte del PRI en su historia, así como el PRI llevará siempre a México en el corazón y en los colores de su emblema.

Aunque a los demás partidos políticos les cueste trabajo aceptarlo, es el partido más grande por historia, por trayectoria y por proyecto de nación.

A aquellos partidos políticos que daban por muerto al PRI, hoy a 90 años de su fundación, retomando las palabras de Luis Donaldo Colosio en aquél discurso histórico pronunciado el 6 de marzo de 1994, les digo:

“Aquí está el PRI con su fuerza. Aquí está el PRI con sus organizaciones; está con su militancia, está con la sensibilidad de sus mujeres y de sus hombres. Aquí está el PRI con su recia vocación política. Aquí está el PRI para alentar la participación ciudadana.

Aquí está el PRI celebrando un año más de intensa actividad política.

¡Aquí está el PRI!”

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.