Home Influyentes Colaboradores Aborto, tema tabú en la 4T

Aborto, tema tabú en la 4T

Aborto, tema tabú en la 4T
0

Alejandro Zúñiga

La víspera del Día Internacional de la Mujer, las festejadas recibieron un revés que les aguó la fiesta y las obligó a manifestarse para defender sus derechos conquistados hasta ahora.

Todo empezó la tarde del jueves, cuando el Congreso de Nuevo León aprobó, con una aplastante mayoría, una reforma a su Constitución para garantizar el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Una ley antiaborto.

Ese dictamen llevaba años congelado, pero fue revivido por el PAN Nuevo León y, aprovechando su mayoría en el Congreso local, se aprobó fast-track sin mediar ninguna consulta previa.

La noticia prendió como pólvora.
Esa misma tarde llegó al Congreso de la Unión y provocó desencuentros públicos entre legisladores, incluso, de un mismo partido.

A la mañana siguiente, escaló a la tempranera conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le preguntaron si su gobierno vetaría una ley que terminara con el derecho a decidir de las mujeres.

A lo que respondió:

“Yo creo que no debemos abrir esos debates, vamos a serenar al país. Hay que procurar que se vaya resolviendo de la mejor manera posible… tenemos casos importantísimos”.

Y propuso: “Primero limpiemos de corrupción al régimen… y luego vamos viendo otros asuntos”.

Más tarde, en plena celebración oficial del Día Internacional de la Mujer en Palacio Nacional, volvió a batear y a evitar pronunciar siquiera la palabra aborto.

Un grupo de mujeres le colocó una manta de frente que decía: “Por los derechos de las mujeres. Ni un paso atrás”.

En uso de la palabra, al mandatario no le quedó otra que, por alusiones, responder:

“Estamos viviendo un momento histórico, interesante.
“No podemos, muchas veces, como se quisiera, pronunciarnos de manera contundente, no lo podemos hacer porque este es un movimiento democrático. No lo olvidemos. Y nosotros representamos a todos los ciudadanos”.

Y agregó: “Cuando se tiene que decidir sobre un tema polémico, decimos vamos a la consulta, a la democracia, para no imponer nada”.
Bote pronto, las mujeres le respondieron al unísono:

“No Andrés, aquí no Andrés. Los derechos de las mujeres no se llevan a consulta, los hemos conquistado conaños de lucha y muertes”. Pero las ignoró y siguió en su discurso.

Las evasivas del presidente dejan claro que la llamada 4T no le va a entrar, al menos a fondo. al aborto ni a la reivindicación de los derechos de las mujeres.

Si en pleno Día Internacional de la Mujer, el presidente las batea, es evidente que ese punto no está en su agenda y ni siquiera en fila de consulta.

Si de democracia se trata ¿no debería preguntar a la sociedad si quiere que haya consulta?

Aunque la Suprema Corte ya se haya pronunciado a favor, es obvio que ni al gobierno federal y menos a Morena, aunque presuman ser de izquierda, les interesa legislar para homologar en el país la interrupción legal del embarazo, durante las primeras 12 semanas, como ocurre en la Ciudad de México desde hace 11 años.

Pese a que cuenta con mayoría en las dos cámaras, el presidente no está dispuesto a perder simpatías ni rentabilidad política, los derechos de las mujeres puedenesperar.

Mientras el tema del aborto sea polémico, que importa que en varios estados se siga criminalizando, enjuiciando, vejando, castigando y encarcelando a las mujeres.

Por eso vamos por lo que yo diga que es importante, lo que daña a las mujeres es lo de menos.

Desde abril de 2007, la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó la reforma al Código Penal que introduce en la Ciudad de México el sistema de plazos en materia de aborto.
Fue una despenalización ejemplar, que puso a la capital a la vanguardia en materia de salud y derechos de las mujeres en América Latina.

Pero en los estados, la iglesia católica continúa siendo un poderoso obstáculo para que las mujeres puedan interrumpir legalmente embarazos no deseados.

¿Será que el presidente no se quiere confrontar con ese poderoso contrincante? O ¿su religió no le permite fijar postura sobre el aborto? Que conste, es pregunta.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.