Afilan las garras para el debate

 

16 de mayo de 2018

Los aspirantes a la Jefatura de Gobierno capitalino no solamente se la pasaron ensayando para el debate programado hoy por el Instituto Electoral de la Ciudad de México, sino que además sus equipos desplegaron diversas estrategias previas.

Quizá, quienes más activos se vieron fueron los integrantes de la coalición Por la Ciudad al Frente, que acapararon los reflectores mediáticos y los espacios físicos por toda la capital, mientras que sus principales rivales se guardaron.

La estrategia de Alejandra Barrales fue copar algunos eventos masivos al sur de la capital, llevando a Ricardo Anaya consigo, como para calentar el ambiente previo al segundo debate de esta noche en Canal Once.

Pero, además de encabezar actos masivos, la aspirante frentista echó más limón a la herida de su principal contrincante, la morena Claudia Sheinbaum, pues en pleno Día del Maestro asistió al Colegio Rébsamen a un homenaje póstumo a dos profesores muertos ahí.

Todo mundo recuerda que ese plantel se vino abajo en el sismo de septiembre, cobrando la vida de 19 alumnos y dos maestras, y que mucho se habló que operaba ilegalmente debido a la corrupción de funcionarios de la delegación Tlalpan, donde Claudia era titular.

Aunque no se ha probado responsabilidad legal alguna, el tema persigue a la candidata de Morena, a quien los padres de niños fallecidos la culpan de la tragedia por no haber clausurado el plantel a pesar de las evidencias de riesgo.

Aunado a este evento, que seguramente hoy será tema del debate, está la publicación de una encuesta en el periódico La Razón, hecha por la empresa Megahmetryk, que pone a Barrales a solamente cuatro puntos de Sheinbaum.

Independientemente del juego de las encuestas, que muchos utilizan sólo para generar percepción, el tema pone nerviosos a los morenos, que sienten que algo se pudiera estar cocinando para derrotarlos.

Ayer, el discurso de Barrales a sus seguidores fue que redoblen esfuerzos porque aún faltan 50 días de campaña —exactamente la mitad— y se van acercando.

Si bien la misma encuestadora ubica al priista Mikel Arriola en un lejano tercer lugar, a 22 puntos de Barrales y a 26 de Claudia, hay un dato que pudiera ser contradictorio o, al menos, interesante.

Todo mundo sabe que la carga negativa para Mikel es el partido que lo lanzó, pues es repudiado, sobre todo, en la Ciudad de México. ¿Entonces, por qué, a pesar de ello, los números de la encuestadora ubican al PRI cinco puntos arriba del PAN y a sólo 11 del PRD?

Para el debate de hoy, el priista se la pasó ensayando y Sheinbaum estuvo guardada, con una estrategia conservadora para jugar con el marcador que la mantiene en la punta, pero falta medio tiempo y la presión aumenta.

En el PRD renace el ánimo, a pesar de que se comentó la salida de Amalia Garcíade la Secretaría del Trabajo. Algunos lo leyeron como un castigo por ser de la corriente de “los traidores” Víctor Hugo Romo y Silvano Aureoles.

Otros lo interpretaron como una jugada de Romo para jalar votos hacia Morena, aunque, en realidad, quién sabe qué tanto le podría aportar la zacatecana a la causa.

CENTAVITOS… Por cierto, un tema inesperado que tendrá que entrar a debate es el que detonó ayer el senador Mario Delgado, quien asegura que antes de dejar el Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera renovó la concesión de las fotomultas, a pesar de que al irse en busca de un escaño al Senado de la República juró que el contrato había terminado. Y luego se molesta porque los perredistas lo consideran una carga pesada.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/afilan-las-garras-para-el-debate/1239193


  • Articulos recientes

  • Impreso