Home Política y Gobierno Capital Político Amenaza rebelión sindical a la capital

Amenaza rebelión sindical a la capital

0

Adrián Rueda

El “intenso y eficiente” diputado Ricardo Ruiz, coordinador de la bancada de Morena en Donceles, está a punto de meter en un gran aprieto a su jefa, Claudia Sheinbaum.

De por sí el líder de los burócratas capitalinos, Juan Ayala, está llamando a trabajadores del Gobierno que no les paguen el 15 de enero a un plantón frente a Palacio Nacional, y El Intenso Ruiz le echa más gasolina —y eso que escasea— al fuego.

En diversas oficinas del gobierno capitalino se les han retirado sus tarjetas checadoras a varios trabajadores, con lo que dan por hecho que serán despedidos, sin importar los años de labor.

Y por si no fuera tensa esta situación para Sheinbaum, pues muchos de esos trabajadores votaron por Morena, sus diputados locales cepillaron en Donceles a 77 empleados, incluso algunos que, tras 23 años de laborar por honorarios, ya habían sido basificados.

La mayoría de los despedidos había entrado a la nómina a mediados del año pasado, gracias a una regularización administrativa, precisamente para reconocer su labor durante varias legislaturas en favor incluso de diputados experredistas que hoy están en Morena.

Al igual que en el gobierno capitalino, a los trabajadores legislativos les retiraron sus tarjetas de registro de asistencia y les informaron verbalmente que estaban despedidos.

Según los morenos, al ser basificados debieron entrar al escalafón más bajo, sin importar que les dieron niveles de acuerdo con los años que llevan laborando por honorarios. Sólo fue una regularización.

A inicio de semana, la mayoría de Morena advirtió que, aunque los trabajadores acudan a tribunales laborales, los despidos no tienen vuelta atrás, por lo que uno de los sindicatos legislativos ya está tomando cartas en el asunto.

Por lo pronto, hoy habrá una mesa entre el sindicato y los morenos de la Junta de Coordinación Política para ver si hay arreglo; si no, habrá movilizaciones, como las que gustaba organizar Morena cuando era oposición, ante el mismísmo Pejidente.

Esta es una más de El Intenso Ruiz, que nunca sabe qué pasa en el Congreso por la sencilla razón de que nadie le dice nada. El cuate ni siquiera se dio cuenta de que una de las despedidas es la que traduce las sesiones al lenguaje de sordomudos.

Tan torpes son, que el lunes andaban buscando a alguien que pudiera hacer la chamba que esa chica ha realizado durante 10 años en Donceles. En una de ésas, hasta la Comisión de Derechos Humanos de la capital mete su cuchara, pues se están violando varios derechos.

Es más, dicen que los trabajadores de Servicios Parlamentarios que fueron despedidos desde el inicio de la actual Legislatura, ya están buscando el apoyo de Nashieli Ramírez, pues no les han pagado su liquidación, a pesar de la promesa de la exdiputada Ernestina Godoy.

Como ya se fue, la hoy procuradora de la capital ni los mensajes les toma. No hay que perder de vista el tema, pues, si se unen todos los trabajadores, le puede reventar en la cara a Sheinbaum.

CENTAVITOS… Y mientras El Intenso Ruiz cepilla a trabajadores para llevar al Congreso de la CDMX a la “justa medianía juarista”, dice desconocer que sus diputados recibirán como prestación pólizas de seguro de vida, que, según Morena, ya habían desaparecido de la administración pública. “Le voy a preguntar al oficial mayor”, respondió El Intenso, al evidenciar que ni siquiera eso le consultan. Bastaría con que se detuviera a leer los memorándums y cartulinas pegadas por todo el Congreso para enterarse.

https://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/amenaza-rebelion-sindical-a-la-capital/1289330

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.