Home Influyentes Colaboradores ¡¿Banxico regala dinero?!

¡¿Banxico regala dinero?!

¡¿Banxico regala dinero?!
0

Jorge Samuel del Villar

Las filosofías asiáticas dicen que hay que vivir con una actitud auto-observante y positiva. ¿Cómo lograrlo cuando el alma del país está en vilo? Quizás el Shiva Nataraja pueda servirnos de ejemplo. En la representación hinduista, a pesar de que el cielo se está cayendo, Shiva permanece en estado meditativo, danzando el hermoso baile cósmico, mientras con la mano muestra el mudra abhaya – no temas.

En tres meses, los códigos del juego político en México se han trastornado. Parece que los dobles, triples o cuádruples mensajes no son errores de comunicación (como llegó a suceder en el gobierno de Vicente Fox, cuando el vocero tenía que salir a diario a corregir “lo que el Presidente había querido decir”).

La infinidad de mensajes contradictorios parecen ser una estrategia de- liberada, en el periodo post electoral, pues durante los procesos electorales es políticamente aceptable decir de todo. ¿Los resultados del uno de julio fueron para bien o para mal del país?, nos preguntamos a diario, al recibir todos estos mensajes encontrados. Lo que pudiese ser positivo es que México experimente un gobierno popular- mente entendido como de izquierda.

En segundo lugar, de todas las propuestas que se han emitido, la única que implicaría un cambio de paradigma sería la legalización del uso recreativo de la marihuana.

En tercero, es positivo que formen parte del equipo de trabajo personas como Olga Sánchez Cordero, Esteban Moctezuma, Marcelo Ebrard o Lázaro Cárdenas, políticos y funcionarios profesionales.

El gran riesgo sigue siendo que México experimente un retroceso en sus instituciones y procedimientos democráticos o en su estabilidad económica.

Hay mucha gente muy poderosa dentro del Congreso y de la próxima administración que ven con buenos ojos lo que ha sucedido en Venezuela o Bolivia (Evo Morales lleva 12 años en el poder y sigue).

De las peores sensaciones para la especie humana, es la incertidumbre. Así estamos ahora. Salen futuros funcionarios de altísimo nivel a emitir juicios, supuestamente sin permiso de su jefe, quien ni siquiera tendría que despedirlos pues no han sido formalmente designados.

En este escenario no se ha dado la importancia que tiene, no a una declaración banquetera, sino a una iniciativa de ley del pasado 2 de octubre, presentada por el diputado Benjamín Robles Montoya, del PT, ante la más alta soberanía nacional.

Se propone reformar el artículo 2o de la Ley del Banco de México para que esta institución financie los programas sociales de la próxima administración.

Si esta iniciativa trascendiese, sería infinitamente más dañino que la cancelación del aeropuerto de Texcoco, que se determinará a través de un procedimiento de consulta pública, sin que la ley lo estipule.

En esta lógica de confusión intencionada que estamos viviendo ¿quién envió a Robles Montoya a presentar dicha iniciativa de ley? Robles Montoya es de los cuadros letrados de la bancada del PT. Fue de los más cercanos colaboradores del panista Gabino Cué, fue senador de la República, es licenciado en Economía por la Universidad del Valle de México. ¿Será Robles Montoya el mensajero para tentar las aguas?

Mientras toda la atención pública estuviese centrada en el escándalo de una boda o de una consulta ¿podría el congreso, manejado por Martí Batres, votar tal iniciativa?

Es momento que los ciudadanos seamos astutos como la serpiente e inocentes como la paloma, pues hemos sido enviados como ovejas en medio de lobos.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.