Batea la 4-T a Rocha

0

Adrián Rueda

Lastimosa, por decirlo con cierta suavidad, fue la intervención de Ricardo Rochadurante la mañanera presidencial, foro que utilizó —reconoció él mismo— para asuntos personales, pues dijo que no llevaba pregunta alguna.

Pidió la palabra para decirle a YSQ que la lista sobre lo que los chairos han calificado de “prensa chayotera” había sido una mala jugada del equipo presidencial, y aclaró que los recursos que recibió del gobierno anterior habían sido lícitos.

Dijo que muchos de los contratos que se le achacan a él, en realidad fueron para portales que manejan sus dos hijos, a los que —dijo— el Presidente conoce muy bien, porque son incluso contemporáneos de los suyos.

Hasta ahí todo iba bien, pues se trataba de un periodista defendiendo su posición ante señalamientos públicos de comunicadores que recibieron recursos públicos de la administración de Enrique Peña Nieto.

Donde la cosa se empezó a deformar fue cuando Rocha abandonó su tarea periodística para defender su posición político-empresarial, al quejarse, por segunda ocasión, de que los diputados locales le quieren quitar el Canal de Congreso de la Ciudad de México.

Volvió a repetir su discurso de que desde hace cuatro años el Poder Legislativo de la capital no le ha pagado renta, estacionamiento ni uso de equipos en la producción de los programas del canal legislativo; o sea, le ha perdido.

Dijo que el Congreso de la 4-T le redujo el 80% del presupuesto inicial y que hace tres meses que no se les paga a sus trabajadores.

Y fue más allá, acusó a José Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura de la CDMX, de impulsar la fusión del medio legislativo con el Canal 21 del gobierno local para crear el Sistema Público de Radiodifusión y controlar la campaña de la jefa de Gobierno.

La cosa degeneró cuando Rocha le echó en cara a YSQ que cuando quería gobernar el entonces DF, en 2000, y le confió sus temores de que no lo iban a dejar pasar, el periodista le prestó gratis, durante varios meses, sus estudios de grabación.

“Le manda saludos mi nieto Jorge Andrés”, le dijo. “Jorge por hijo y Andrés por alguien por quien sigo sintiendo cariño”.

A pesar de los elogios, YSQ lo bateó; le dijo que lo de la lista se iba a revisar y que tenía todo el derecho de réplica, pero que lo del Canal del Congreso que le quieren quitar es un tema del gobierno local, donde no se puede meter.

La crítica a Rocha no es por su labor periodística —de amplia trayectoria—, sino por su faceta de empresario gubernamental y funcionario público, en la cual su propio equipo lo ha acusado de malos manejos y ahora quiere usar sus influencias para mantenerse.

Si ya no es negocio, pues que lo deje y ya.

CENTAVITOS

Por cierto, el tema del Sistema Único de Radiodifusión se discutió en comisiones y es casi seguro que mañana suba al pleno, en lo que será la última sesión del segundo periodo ordinario.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.