Home Influyentes Colaboradores DERECHOS EN LA MIRA / Buenas Prácticas contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas

DERECHOS EN LA MIRA / Buenas Prácticas contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas

DERECHOS EN LA MIRA / Buenas Prácticas contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas
0

Nashieli Ramírez Hernández

La violencia contra las mujeres y las niñas constituye una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas.

Treinta y nueve años han transcurrido desde la adopción de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW); 37 desde el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano donde se propuso la aprobación del 25 de noviembre como fecha para conmemorar el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer; 24 años desde la adopción de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, mejor conocida como Convención Belém do Pará; 23 años desde la celebración de la 4ª Conferencia Mundial sobre la Mujer y de la elaboración de la Plataforma de Acción de Beijing; 11 años desde la publicación de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y 10 años de la entrada en vigor de la ley de acceso local.

No obstante los avances y el largo camino recorrido por los movimientos feministas para visibilizar y exigir un alto a este problema de desigualdad de género, las mujeres y las niñas continúan enfrentando un contexto adverso, caracterizado por la violencia y la discriminación, que obstaculiza el ejercicio pleno de sus derechos. Así, de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares de 2016, en México, el 66.1% de las mujeres ha sufrido al menos un incidente de violencia a lo largo de su vida; es decir, 7 de cada 10. En el caso de la Ciudad de México la prevalencia de la violencia contra las mujeres es del 79.8%; es decir, 8 de cada 10.

Son muchos los retos que tenemos por delante para hacer frente a la creciente y cruenta violencia que diariamente cobra la vida de 9 mujeres en nuestro país.  Por ello es indispensable continuar trabajando para fortalecer las acciones de prevención, atención y acceso a la justicia para las mujeres y las niñas víctimas de violencia, atendiendo puntualmente a las recomendaciones emitidas por el Comité CEDAW que el pasado mes de julio reiteró la urgencia de adoptar medidas para prevenir las muertes violentas, los asesinatos y las desapariciones forzadas de mujeres, en particular combatiendo las causas profundas de esos actos.

Ante este escenario y con el fin de contribuir a la visibilización de experiencias novedosas y propositivas que contribuyan a la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, y que sirvan de ejemplo para la implementación de políticas públicas en la materia, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal creó, en 2011, el Banco de Buenas Prácticas contra la Violencia Hacia las Mujeres y las Niñas. Esta herramienta de consulta y apoyo concentra ejemplos de programas, proyectos y campañas de prevención, atención y acceso a la justicia de las mujeres y las niñas víctimas de violencia, realizados en el territorio nacional por organizaciones, colectivos, instituciones académicas y personas comprometidas con la promoción y defensa de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, en particular, su derecho a una vida libre de violencia.

Los proyectos que recibieron este reconocimiento en la última edición realizada en diciembre de 2018, así como aquellos que han sido galardonados en años anteriores por la CDHDF, buscan modificar los patrones socioculturales de mujeres y hombres para eliminar los estereotipos de género; promueven la autonomía, empoderamiento y agencia personal de las mujeres y las niñas para su desarrollo económico, social, cultural, educativo, ambiental y político, entre otros, además de contribuir a su acceso a la justicia a través de la investigación, sanción y reparación del daño desde una perspectiva de género y de derechos humanos.

Las organizaciones civiles Melel Xojobal A.C. y Renace Capítulo San Luis Potosí, recibieron el reconocimiento por contribuir a la prevención y la atención de todas las formas de violencia contra mujeres y niñas. La asociación civil Mujeres de Tlapa, AC, y el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, OP, AC, recibieron mención honorífica.

Finalmente, no puedo dejar de recordar a las mujeres en honor de quienes se ha dado el nombre a este reconocimiento. Patria, Minerva y Teresa Mirabal, también conocidas como “Las mariposas”, fueron y siguen siendo ejemplo de lucha que se extendió desde República Dominicana, su país natal, al resto de la región latinoamericana y del mundo.

Después de ellas, el trabajo y el legado de muchas otras mujeres defensoras como Berta Cáseres, en Honduras, y la propia Digna Ochoa, en México, también se han convertido en inspiración para continuar avanzando hacia el logro de los ideales planteados décadas atrás y que hoy se mantienen como una demanda de las mujeres y las niñas para el logro de la igualdad sustantiva y la justicia social.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.