Home Influyentes Colaboradores CDMX, EN RIESGO DE INUNDARSE

CDMX, EN RIESGO DE INUNDARSE

CDMX, EN RIESGO DE INUNDARSE
0

De acuerdo con el Atlas de Riesgo de la Ciudad de México, la alcaldía Iztapalapa es la que tiene un mayor número de puntos con riesgo alto o muy alto de padecer inundaciones, con 716 distribuidos en todo su territorio.

El atlas, publicado por la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil capitalina, elaborado después de un análisis de las lluvias e inundaciones ocurridas en los últimos cinco años, así como el porcentaje de área inundable, señala que casi todo el  territorio es proclive a la acumulación de lluvia.

Así, 829 millones 999 mil 9 metros cuadrados es la superficie susceptible de sufrir inundaciones con un riesgo alto y muy alto, de mil 495 kilómetros cuadrados que conforman la Ciudad de México; es decir, el equivalente al 55.5 por ciento del territorio que comprende la capital del país es susceptible de sufrir una inundación severa con un alto o muy alto riesgo para la población que la habita principalmente en 13 de sus 16 alcaldías.

Según los datos del Atlas de Riesgo por Inundaciones publicado en el portal Datos Abierto del Gobierno de la Ciudad de México.
De 4 mil 908 puntos detectados con algún tipo de riesgo: bajo, medio, alto, muy alto y muy bajo, 3 mil 136 corresponden a los conceptos de riesgo Alto y Muy alto.

En el estudio 2019, realizado por la Dirección de Análisis de Riesgo de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SPCGIR), el Análisis del índice de Inundabilidad de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) para el periodo de retorno de 5 años, construido con diversos factores, se calcula el porcentaje de área inundable y se clasifica en cinco niveles de peligro.

ESTA ÁREA QUE PODRÍA ALCANZAR
LOS 2 BILLONES 986 MILLONES 868 MIL 982 METROS CUADRADOS, SEGÚN LOS CINCO NIVELES DE RIESGO DEL ANÁLISIS EN CUESTIÓN.

No sólo Iztapalapa enfrenta problemas por inundaciones, también la Alcaldía de Gustavo A. Madero, que tiene 486 puntos de riesgo muy alto; Cuauhtémoc tiene 304 y Venustiano Carranza tiene el registro de 302 puntos, dentro de los cuales se incluye el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Iztacalco cuenta con 220 puntos de muy alto riesgo, que al igual que Venustiano Carranza, son la totalidad de sus puntos de riesgos, es decir, no cuenta siquiera con niveles medios o bajos de riesgo.

De ocurrir este tipo de fenómenos meteorológicos, las mayores afectaciones podrían estar en Santa Martha Acatitla, Santa Cruz Meyehualco, Guadalupe del Moral y Granjas San Antonio, en Iztapalapa.

En contraparte, las zonas altas son las que tienen menor riesgo, entre ellas, San Miguel Teotongo y Xalpa, en los límites con Chalco, Estado de México, así como Los Reyes Culhuacán, El Santuario y San Juan del Cerro, es decir, las zonas cercanas al Cerro de la Estrella.

Las inundaciones han afectado de manera histórica a la demarcación, por lo que concentra 23.27 por ciento del total de puntos de riesgo en la ciudad, situación que se agrava al ser la más poblada, con más de un millón 800 mil habitantes.

VIENE LO PEOR

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), entre los meses de mayo, junio y julio se esperan condiciones de lluvia por encima del promedio mensual para la Ciudad de México.

De esta manera, en lo que resta del presente mes, la capital del país espera un porcentaje de precipitación de 160, es decir, 40 puntos más que la media calculada desde 1981; para julio, el rango estará dentro de lo normal con un porcentaje de 120.

Lo anterior se suma a que en la demarcación la mayor parte de la superficie es plana y pertenece a las llanuras lacustres de los lagos de Texcoco, que ocupa la mitad norte de la alcaldía; y de Xochimilco, que corresponde a la parte sur y a la acumulación de basura en los desagües. Las autoridades capitalinas no desconocen que basta una ligera lluvia para que se formen encharcamien- tos, en las calzadas Ermita-Iztapalapa e Ignacio Zaragoza la acumulación de agua alcanza hasta 30 centímetros.

En el Barrio San Lorenzo las estrechas calles complican aún más la movilidad afectada por las anegaciones, pese a ello, en algunas esquinas hay basura amontonada que incrementa la presencia de encharcamientos.

El Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer que durante esta tempo- rada se llevaría a cabo un operativo en coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, el Heroico Cuerpo de Bomberos y el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5).

Dicha estrategia prevé, entre otras medidas, utilizar los altavoces localizados en los postes para alertar a la población por los encharcamientos. Sin embargo, durante el recorrido se constató que no hubo tal alertamiento.

¡AGUAS CON EL AGUA!

Las inundaciones son una de las causas más importantes de pérdida de vidas humanas y de recursos materiales en el mundo, y constituyen los desastres a los que se dedica la mayor cantidad de recursos, incluso por encima de sismos o epidemias, por ejemplo.

Los factores que contribuyen a las avenidas pueden clasificarse como meteorológicos hidrológicos y humanos, siendo éstos últimos los mayormente controlables. El riesgo a inundaciones no puede explicarse sin el concurso de la vulnerabilidad, la severidad y el grado de exposición.

A NIVEL NACIONAL, 162 MIL KILÓMETROS CUADRADOS SON PROPENSOS A INUNDARSE, SEGÚN EL ÍNDICE DE INUNDABILIDAD, O SEA, CERCA DEL 11 % DEL TERRITORIO.

La Subdirección General Técnica de la Conagua ha desarrollado un atlas de inundación para 104 ciudades medias del país, 40 zonas ubicadas aguas abajo de presas con vertedor controlado, y cuatro que reproducen eventos hidrometeorológicos extremos de carácter histórico. Así, se estima que aproximadamente 4 millones de habitantes se encuentran asentados en zonas propensas a inundaciones.

Asimismo, se han delimitado 9 mil 742 kilómetros de zonas federales que sirven de apoyo para que las instancias correspondientes tomen decisiones y ordenamiento territorial con sustento técnico. En cuanto a las cuencas prioritarias a nivel nacional, hoy hay 69 sistemas de pronóstico hidrológico.

En México, el marco jurídico está establecido principalmente por la Ley de Aguas Nacionales, la Ley General de Protección Civil, el Plan Nacional Hídrico (PNH) y el Fondo Nacional de Desastres Naturales. Empero, no existe en México un instrumento legal que vincule a los gobiernos federal y locales con los afectados por inundaciones y otras partes interesadas.

La legislación puede proteger y afianzar derechos e intereses que, de otro modo podrían tener escasa o ninguna influencia en la adopción de decisiones, como el caso de los sectores más pobres de la sociedad y las cuestiones relativas al medio ambiente. Si no existe un régimen jurídico apropiado, no es posible instaurar principios de responsabilidad y transparencia, ni se pueden definir de manera clara e inequívoca los derechos, atribuciones y obligaciones, ni las correspondientes normas de desempeño, de todos los agentes interesados

¡BRIGADISTAS AL RESCATE!

Ante lluvias torrenciales en la Ciudad de México, la Secretaría de Protección Civil activa el protocolo de atención para zonas de riesgo llamado Operativo Tormenta, por lo que sus brigadistas recorren las partes altas de la ciudad y zonas de barrancos para detectar algún punto de riesgo.

La Unidad Tormenta fue creada en el 2007 por instrucciones del Jefe de Gobierno, para integrar en un solo programa a las dependencias e instituciones que atienden las emergencias en materia de inundaciones en la capital, coordinados por el Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

El objetivo de la Unidad Tormenta es disminuir los tiempos de solución y de atención a los encharcamientos e inundaciones que provocan las fuertes lluvias, así como resolver con prontitud los efectos sobre el funcionamiento de la infraestructura.

Éste nace como un eje de respuesta inmediata que aplica recursos para minimizar las afectaciones en vialidades y viviendas.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.