Home Política y Gobierno Congreso de la CDMX Conmemoran aniversarios de las Constituciones local y federal

Conmemoran aniversarios de las Constituciones local y federal

Conmemoran aniversarios de las Constituciones local y federal
0

La Primera Legislatura del Congreso capitalino conmemoró con una sesión solemne el 102 aniversario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el segundo de la Constitución de la Ciudad de México.

Ambos textos constitucionales son de avanzada, garantizan el respeto de los derechos, la democracia, la paz y la prosperidad, coincidieron los diputados que hablaron en representación de las distintas fracciones parlamentarias.

Por la Asociación Parlamentaria Encuentro Social, el diputado Miguel Álvarez Melo dijo que su fracción trabajará con ética, libertad y responsabilidad en la creación del marco jurídico que posibilite el cumplimiento de los derechos humanos garantizados en las Constituciones federal y local. “Hace 102 años nuestro país vivía un proceso transformador en el que resultaba urgente dejar atrás a las viejas estructuras sociales, políticas, y económicas que habían provocado en el país una crisis política y moral”.

A 102 años de distancia, expresó, el país sigue construyendo instituciones democráticas, como recientemente lo hizo para la capital y lo seguirá haciendo, “transformando las estructuras políticas, económicas y sociales que han obstaculizado el desarrollo de la democracia, la paz y la prosperidad en el país”, con el reconocimiento de nuevos derechos como la decisión de elegir el número y espaciamiento de los hijos, igualdad de las mujeres y los hombres, a la vivienda, a la salud, al ambiente, a la alimentación, a la información, al agua, a la identidad de las personas, entre otros.

La legisladora Teresa Ramos Arreola, del PVEM, señaló que los constituyentes de 1917 trabajaron para lograr “la inclusión de las necesidades más elementales para la sobrevivencia de hombres y mujeres, para devolver la tranquilidad a millones de mexicanas y mexicanos”.

“Cien años después, un grupo de mujeres y hombres se encargaron de redactar la Constitución de la Ciudad de México, por lo que debemos sentirnos orgullosos de contar con Constituciones tan avanzadas como las que nos rigen a nivel federal y tienen jurisdicción en el territorio capitalino, pero debemos tener algo muy claro: si no la hacemos respetar, si los funcionarios públicos no somos los primeros en guiarnos por las reglas que nosotros mismos aprobamos, no seremos dignos herederos de la memoria de los Constituyentes de 1917”, señaló.

El diputado Guillermo Lerdo de Tejada, del PRI, comentó que el Constituyente de Querétaro, con visión de Estado, incluyó en el texto constitucional de 1917 los principios para construir una nación soberana, plural y orgullosa de libertades. “Por ello, obedecer a la Constitución es obedecer la voluntad popular, y viceversa, quebrantar sus mandatos es dar la espalda a las aspiraciones colectivas. Por ello respetarla es la prueba más fehaciente de vocación y compromiso democrático”, argumentó.

“Nuestra ciudad no está exenta de retos. Tenemos que llevar a la práctica los preceptos marcados en su texto constitucional. Debemos traducir las normas jurídicas en mejores realidades para los ciudadanos. Tenemos sin duda una Constitución de avanzada que para hacerse sentir necesitamos llevarla a los hechos, y para ello necesitamos instituciones de primer nivel, porque una Constitución del Siglo XXI no es compatible con visiones anacrónicas o con prácticas de gobierno obsoletas; no es compatible con el clientelismo, con el paternalismo y mucho menos con la corrupción.”

Guillermo Lerdo de Tejada, diputado del PRI.

Durante su intervención, la legisladora Lizette Clavel Sánchez, del PT, consideró que la visión constitucional de nuestro país ha tenido posiciones y concepciones complejas y opuestas.

Clavel hizo un llamado a su actualización mediante la democracia participativa, dado que “muchas leyes son diseñadas desde visiones y parámetros ajenos a nuestras prácticas y visiones de ver el mundo”.

A nombre de la fracción parlamentaria del PRD, el diputado Jorge Gaviño Ambriz expresó que todas las constituciones a lo largo de la historia han dado a México enseñanzas profundas, al pretender garantizar libertades y seguridad. “Dos grandes principios emanan de la Constitución: que nadie, absolutamente nadie, esté por encima de la ley, y que la impunidad ha de ser vencida en una lucha frontal. La Constitución de 1917 logró ser una síntesis ideológica de la nación mexicana, un cuerpo de doctrina”.

Gaviño criticó la pretensión de reformar varios artículos de la Constitución Federal para crear la Guardia Nacional, una institución de carácter civil, pero con miembros homologados a las fuerzas armadas. “Nuestra Constitución es escudo para la igualdad ante la ley, busca erigir una sociedad estrictamente civil, en que no se pueda dar ni un Estado religioso, ni una religión de Estado. Constituye un lugar en el que las fuerzas armadas estén limitadas y sean garantes de la paz”.

En su intervención, el ciputado Mauricio Tabe Echartea, integrante del grupo parlamentario del PAN y parte de los constituyentes que redactaron la Constitución de la Ciudad de México, expresó que dentro de las finalidades de la Carta Magna local están reconocer plenamente todos los derechos políticos de la capital, para acabar con un régimen centralista, empoderar a la ciudadanía, limitar a las burocracias y grupos de interés, y elevar las exigencias a los gobernantes.

“No queremos que los derechos de los capitalinos queden en letra muerta, queremos que sea una realidad para todas y para todos, porque queremos que los derechos no sean un simple anhelo y una esperanza, queremos que realmente todos los capitalinos vivan mejor.”

Mauricio Tabe Echartea, diputado del PAN.

Finalmente, la diputada Lilia Eugenia Rossbach Suárez, de Morena y también parte del equipo de constituyentes, recordó que hace dos años se promulgó la Constitución de la Ciudad de México. “Hace dos años logramos la cristalización de un sueño y hoy nos encontramos frente a la posibilidad de concretar un cambio verdadero”, afirmó.

“Al llevarse a cabo la tan anhelada reforma política, la Federación hizo justicia con los habitantes de la capital y saldó la deuda histórica que tenía, dándonos prácticamente todos los derechos políticos, jurídicos y administrativos, que ya nos hacen equiparables al resto de los mexicanos. Dejamos de ser ciudadanos de segunda, sin derechos pero con obligaciones”, agregó Rossbach.

En la sesión solemne de este martes estuvieron presentes como invitados especiales los legisladores que integraron la Asamblea Constituyente; el consejero jurídico de la Ciudad de México, Héctor Villegas Sandoval, en representación de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, magistrado Rafael Guerra Álvarez; el presidente del Tribunal Electoral, magistrado Gustavo Anzaldo Hernández; y el ex procurador capitalino y ex diputado constituyente, Bernardo Bátiz Vázquez, quien fue el orador principal.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.