Home Influyentes Colaboradores CONTRAGOLPE / Las alianzas de Sheinbaum

CONTRAGOLPE / Las alianzas de Sheinbaum

CONTRAGOLPE / Las alianzas de Sheinbaum
0

Luis Eduardo Velázquez

Para contener la tendencia en picada en las encuestas, la jefa de Gobierno de la Capital CDMX, Claudia Sheinbaum, inició los ajustes en su gabinete.

Los cambios iniciaron como lo adelantamos en este espacio el 29 de mayo pasado al advertir que la primera salida del equipo de Sheinbaum sería en el Instituto de Vivienda de la CdMx (INVI).

El arquitecto Pedro Sosa, como lo advirtió Sheinbaum, “es un buen hombre”; sin embargo, como lo advertimos hace dos meses, el funcionario estorbaba para los intereses clientelares que pululan en el INVI.

Es de todos sabido que en Morena hay un gran negocio con el tema de la vivienda social que reparten a sus agremiados desde que el PRD conquistó el gobierno de la capital del país.

Incluso en la séptima legislatura de la extinta Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el PRD mantuvo quieta a la bancada de Morena, entonces coordinada por César Cravioto, leal a Martí Batres, creándoles fondos jugosos para la vivienda que llegaron a los 4 mil millones de pesos por año.

Al saber de esa voracidad de los lideres de Morena, Sheinbaum había dado la instrucción a Sosa de poner tierra de por medio y cambiar los usos y costumbres que habían prevalecido en el INVI de dar vivienda social a los grupos vinculados a la izquierda en la CdMx.

Por ello, mantuvo distancia en los ocho meses que duró en el cargo con los grupos de presión de Morena y causó ámpula e incluso se atrevió a modificar las reglas de operación del reparto de vivienda para echar fuera a las organizaciones que se dedican a gestionar los créditos.

Su poco conocimiento de la política hizo que Sosa cayera en la trampa de creer que habría un golpe de timón y se seguiría el dictado del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de eliminar los “intermediarios” en la política social por ser un factor de corrupción.

Poco duro el encanto y las organizaciones como la Asamblea de Barrios, dividida como en unos 28 sectores, tomó la oficina de Sheinbaum e hizo que la Jefa de Gobierno se comprometiera a dar marcha atrás con la política de López Obrador e incluso dijo que “se realizó sin su consulta”.

Casualmente, como sucede en la política, como encargado de despacho quedó un cuadro de Batres, Rodrigo Chávez, líder de una de las facciones de la Asamblea de Barrios.La posición es clave para los actores de Morena, pero está claro que Batres, ahora incondicional de Sheinbaum, no va a dejar la cartera. Con este movimiento, la Jefa de Gobierno dejó ver que viene un reacomdo de posiciones en el gabinete para reforzar las alianzas que le permitan salir del pozo donde la han hundido y ello implica hasta contrariar las políticas de su mentor López Obrador. En lo que resta de agosto veremos los siguientes ajustes en el gabinete y los nuevos acuerdos de Sheinbaum con miras al 2024.

AGACHONES 

En la Ciudad de México ha quedado claro que no hay órganos autónomos, ya que todos se han subordinado a la Jefa de Gobierno. Lo peor es que ha sido hasta sin que ella se los pida.

Para muestra, la actuación del Instituto Electoral de la Ciudad de México que en lugar de asumir una posición garantista y convocar a elecciones para renovar los comités ciudadanos con base en la resolución de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se ha hecho de la vista gorda y rezan porque prosperen las impugnaciones de Morena y el PT en la Sala Superior y los liberen de la pena de organizar los comicios sólo en la colonia Juárez.

Es una pena que en plena transformación del país, sólo haya dos de los siete consejeros electorales con la visión firme de asumirse como garantes de los derechos humanos y el resto esté a la espera de que les dicten línea desde el Gobierno o peor aún intimidados por el desarticulado Congreso capitalino. Los hechos confirman que en la CdMx se pisotea su endeble democracia.

NOCAUT. En el Congreso de la CdMx está firme el relevo en Comunicación Social donde los diputados locales sólo brillan por prestarse a otorgar doctorados de dudosa procedencia a personajes como Laura Bozzo y no por su trabajo, debido a que hay de todo, menos una estrategia de medios. ¡Abrazos, no periodicazos!

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.