Home Influyentes Colaboradores CRIANDO CUERVOS / ¿Guardia nacional es la solución?

CRIANDO CUERVOS / ¿Guardia nacional es la solución?

CRIANDO CUERVOS / ¿Guardia nacional es la solución?
0

Javier Ramírez

Muy probablemente, esta semana, el tema que dominará en la Cámara de Diputados sea todo acerca de la aprobación del presupuesto del próximo año; sin embargo, desde antes del fin de semana ya se tenía listo el dictamen de las iniciativas que darán vida a la Guardia Nacional.

Desde la semana pasada, en el recinto de San Lázaro, la Comisión de Puntos Constitucionales ha organizado foros en los que invita a estudiosos y analistas en seguridad; la idea es que aporten puntos de vista e información a los diputados encargados del análisis.

Y en menudo embrollo se han metido los legisladores, -los de Morena claro-, que son quienes tendrán que levantar la mano para aprobar la solicitud de creación de este nuevo cuerpo policiaco enviado por su jefe máximo, el Presidente López Obrador.

Y es que si una postura fue recurrente entre académicos y el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, es que la Guardia Nacional no es la solución a los problemas de violencia y criminalidad que tiene el país. Al menos no como está planteada de origen.

El presidente de la CNDH fue contundente con el proyecto de creación de la Guardia Nacional, pues la considera como una respuesta parcial e incompleta al problema de seguridad que tiene el país. Y sí, en cambio, podría vulnerar los derechos humanos, ya que no garantiza que acabe con la impunidad. Y sí, también, podría debilitar las instituciones civiles y democráticas.

Igual que en la vida, las prisas no son buenas y son la madre de las cosas mal hechas; el defensor de los derechos humanos advirtió a los diputados acerca de la premura que existe en el gobierno federal por sacar adelante las iniciativas para la Guardia Nacional.

Un proyecto con esas características debe discutirse muy ampliamente y tomar todo el tiempo necesario para hacerlo. Lo contrario, podría dar soluciones que, a la vuelta de un tiempo, tendrán que ir en marcha atrás.

Como todos los habitantes del país, González Pérez coincide en que México necesita más y mejor seguridad, pero no a cualquier precio, y el que podría cobrar la Guardia Nacional es mucho muy caro.

En otra de las participaciones de expertos en seguridad, el coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana, Ernesto López Portillo, también fue contundente de los riesgos en la creación de la Guardia Nacional.

Para él, este cuerpo policiaco creado con militares resultaría en un contra incentivo para la reforma policial, y el Plan de Seguridad y Paz no es un plan, ni es un mapa de ruta para mejorar la seguridad del país.

Pero por cómo se han conducido el grupo de morenistas en la cámara baja, tanto en las discusiones en comisión como las votaciones en el pleno, es casi imposible que las reformas para crear la Guardia Nacional sufran cambios de fondo, o se tomen su tiempo para hacerlo.

Les molesta que apenas se les sugiera, pero la verdad es que ante las propuestas presentadas por el Ejecutivo no se espera que sean otras cosas que simples levantadedos.

Así que queda del lado de la sociedad civil organizada hacer los señalamientos puntuales e insistir en las fallas que desde ya se asoman en la incubación de la Guardia Nacional.

Lo saben, porque tienen los diagnósticos, que la solución pasa necesariamente por el fortalecimiento de las policías municipales y estatales. De no hacerlo, serán infructuosos los esfuerzos del nuevo gobierno y la política de seguridad seguirá dando tumbos.

PIQUETE DE OJOS

Parece que por fin se le alinearon los astros al ex chalán de comunicación social, ex director y ex diputado, -así, en ese orden- Roberto Candia, y será el próximo encargado del área de prensa en el Congreso de la Ciudad de México.

Finalmente su amigo, y patrón, Fernando Aboitiz, coordinador de Encuentro Social en la cámara capitalina, logró los apoyos necesarios para colocarlo como director de comunicación social.

Habrá que estar atentos si Candia intenta replicar las mañas que tuvo siendo director de comunicación en la Secretaría de Obras y Servicios capitalina, justamente cuando Aboitiz era el titular y en donde para nadie era un secreto que aquella área parecía terminal área, por la cantidad de aviadores que metió.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.