Home Investigación De la casa Datos millonarios

Datos millonarios

Datos millonarios
0

En la columna de Capital Político del 25 de julio de 2016, se habló de una sanción económica al hermano de Alejandra Barrales.

“… ante el cargo que asumió y lo desacreditado que está su partido, sobre todo en materia de corrupción, por pura cuestión moral tendría que hacerlo) explicar su fortuna.”

 

Multa millonaria y sanción a hermano de Barrales

Capital político

ADRIÁN RUEDA

Multa millonaria y sanción a hermano de Barrales

La falta de Esteban debió ser monumental, cosa que al menos públicamente no se sabe.

25 de Julio de 2016

Quien tenga un rato de ocio y quiera verlo con sus propios ojos, sólo tiene que echarle una miradita al listado de funcionarios públicos sancionados durante la presente administración, que mantiene al aire la Contraloría General de la Ciudad de México.

Con el folio 232 de ese listado, aparece que el 29 de mayo de 2014, esta autoridad hizo un “apercibimiento público” a un funcionario capitalino, aunque no aclara el área en la que labora.

Dos meses después, el 24 de julio, la Contraloría vuelve a hacer otra “amonestación”, pero esta vez de carácter “privado”, al mismo funcionario, sin dar más datos.

Cualquiera pudiera pensar que un “apercibimiento” tendría que ser poca cosa, pero al mes siguiente, el 28 de agosto, la misma dependencia emite dos resoluciones en contra de la misma persona.

En una le dicta una suspensión de 80 días y una sanción económica por un millón 147 mil 443 pesos con 60 centavos, y otra más también por 80 días de suspensión y otra multa de 828 mil 518 pesos con 41 centavos.

El funcionario en cuestión es Esteban Barrales Magdaleno, para más señas, hermano de la hoy dirigente nacional del PRD.

¿Pues qué se comería el buen Esteban para que la Contraloría de la Ciudad de México lo castigara con casi dos millones de pesos en sanciones y de dónde sacaría para pagarlos?

Quienes saben de estos asuntos dicen que si la multa fue de ese tamaño, la falta debió ser monumental, cosa que al menos públicamente no se sabe.

El hermanito de Alejandra o las autoridades tendrían que aclarar de qué se trató el asunto, si ya fue saldado, si hubo o no algún delito y si Esteban sigue trabajando en el gobierno capitalino.

Quizá sea cosa menor o se haya aclarado, pero lo cierto es que su nombre aparece aún con el número 232 del listado de funcionarios públicos sancionados en firme por la presente administración.

Este asunto sale a la luz a una semana de que se hiciera pública la fortuna y los negocios de Alejandra Barrales, que suman varias propiedades inmobiliarias, cuentas millonarias en bancos y hasta una empresa, que según ella es de transportes, pero no da detalles.

Y quizá la perredista no tenga la obligación de explicar públicamente su fortuna, pero ante el cargo que asumió y lo desacreditado que está su partido, sobre todo en materia de corrupción, por pura cuestión moral tendría que hacerlo.

Porque primero fue ella la que aparece públicamente relacionada con varios asuntos que implican presuntos malos manejos, aunque lo ha negado siempre, y ahora sale la sanción a su hermano, lo cual ya hace pensar mal.

O cuando menos recordar la frase del fallecido comediante Pompín Iglesias: ¡Qué bonita familia!

CENTAVITOS… Por cierto, no estaría de más recordar que Barrales ha sido noble también con su familia política, pues todo mundo recuerda que fue acusada de regalarle una aeronave a su exesposo, Antonio Nicholson, pero no sólo eso. Su bondad alcanzó a su excuñado, Eduardo Nicholson Fuentes, a quien la hoy líder nacional del PRD colocó en 2014 en las jugosas áreas que tenían que ver con todo lo relacionado a adquisiciones para el Instituto de Educación Media Superior del DF, cuando era dirigido por su exoficial mayor en la ALDF, Freyja Puebla López, con quien por cierto se peleó, dice que por dinero, mucho dinero. Esa es la fama pública de quien dice que va a limpiar el PRD.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.