Home Influyentes Colaboradores DE AQUI SOY / Contra ataque

DE AQUI SOY / Contra ataque

DE AQUI SOY / Contra ataque
0

Gerardo Jiménez

La mañana del 7 de marzo, más 100 propietarios, empleados  y familiares de restaurantes y bares que se encuentran cerrados por suspensión de actividades, luego de tres operativos realizado por el INVEA y la policía capitalina en el corredor cultural del Centro Histórico, llevaron a cabo un bloqueo y una marcha para exigir que frenen las acciones policiales y no se les estigmatice.

Lo que llamó la atención es que más allá de estigmatizar, algunos de los inconformes tenían el rostro esbozado, otros más fueron identificados como personas que habían sido ya detenidos durante los operativos policiales

Una de las voces cantantes en la manifestación que se llevó a cabo ese día fue Angelo, quien se identificó como propietario del bar Barullo’s, este establecimiento no ha sido clausurado, pero es el que en años y meses anteriores ha protagonizado conflictos y actos de violencia.

De ese lugar salieron el grupo de agresores que golpeó a trabajadores de La Bota, restaurante que fue el detonante para que se llevarán a cabo operativos y cierres por la ola de violencia que tenía controlada, incluso la vía pública.

Fuentes del gobierno capitalino informaron que de los 18 establecimientos que oficialmente se encuentran cerrados, ninguno de sus propietarios se ha presentado al INVEA a regularizar su situación. Durante los operativos efectuados, en esos locales suspendidos se descubrió que solo vendían cervezas y botanas.

Nos aseguraron que detrás de esta movilización, que no concentra ni al 50% de los locatarios de ese corredor cultural, se encuentra el alcalde Nestor Núñez, quien durante estas acciones se ha mantenido al margen, políticamente reconoció el auge del conflicto, principalmente en la zona norte de la alcaldía de Cuauhtémoc.

Ha quedado de manifiesto, conforme a las declaraciones que han hecho autoridades locales como el Jefe de la policía capitalina, que grupos delictivos son quienes operan estos locales.

Orta ha ido más allá, reconoció que mandos medios, Jefes de Región y hasta subsecretarios han protegido a estos núcleos criminales, principalmente de la Unión Tepito.

“Estaba sobre todo a niveles de Jefes de sector, jefes regionales  y en algunos casos subsecretarios.En el Centro Histórico , en el Sector Centro hemos cambiado 150 gentes, porque aquí no solamente estamos hablando de mandos, estamos hablando  de tropa , que con sus patrullas o pie-tierra están acompañando a actividades de extorsión”, ha reconocido Orta Martínez.

También señaló que en esta zona han logrado desmantelar a bandas que estaban llevando a cabo despojos ilegales, pero no solamente en el Centro Histórico, sino en la alcaldía de Cuauhtémoc.

El pasado martes, la autoridad  del Centro Histórico informó que hay un registro de 20 casos de despojo en los perímetros A y B, de esta cifra un 20% están relacionados con actividades o grupos delictivos, señaló su titular Dunia Ludlow.

“Tenemos un análisis no tan profundo. Lo tenemos distinguido en que sí el despojo, vino por una orden judicial  o se respetó algún tipo de procedimiento administrativo, si simplemente fue por grupos de coacción, cuando hay ciertos vínculos o se dice que tiene que ver con el crimen organizado, pero es una análisis que nosotros mismos hicimos… Yo te diría como un 20% por ciento que están asociados con los fenómenos delincuenciales que hay de la zona”, dijo Ludlow, después de encabezar las Jornadas de Patrimonio Seguro en el Centro Histórico.

Sobre este tema, Ada Irma Cruz Davalillo, presidenta de la Canacope, reconoció que derivado de la proliferación locales de alto impacto se ha sumado la operación de grupos delictivos, quienes además de ofertar droga, extorsionan y buscan “invadir” sus negocios a los comerciantes establecidos.

“Donde llegan los delincuentes y quieren apropiarse del negocio y obviamente, es el menoscabo de lo que es la seguridad de las personas, la seguridad de las familias. Muchos de los negocios son rentados, para un comerciante establecido es fácil de dejarlo, pero cuando es dueño del negocio es ahí que el desalojo  es todavía mucho más grave”.

Esto solo es el el Corredor, falta por ver lo que se esconde en las calles centrales como Madero.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.