Home Grilla CDMX Colaboradores DE AQUÍ SOY: Del periodismo a la burocracia

DE AQUÍ SOY: Del periodismo a la burocracia

0

Por Gerardo Jiménez

En los primeros dos años de gestión de Miguel Ángel Mancera como Jefe de Gobierno, cuando Rosa Icela Rodríguez era secretaria de Desarrollo Social, una frase la definió en una charla breve: “El Doctor Mancera es mi Jefe, Andrés Manuel es mí amigo…”, sin duda, desde que el virtual ganador de la elección presidencial, era el titular de la administración local, le encomendó tender esas redes sociales y llevar el pulso de las zonas delictivas como Tepito al ser directora General de Concertación Política y Atención Social y Ciudadana en la Secretaría de Gobierno y luego con Marcelo Ebrard, coordinadora General del Gabinete de Gobierno, y Seguridad Pública comenzó ha adentrase en las entrañas y visceras de esta ciudad.

Antes de llegar al gobierno de Lopez Obrador, Rosa Icela, fue coordinadora de comunicación social de la Asamblea Legislativa y años antes, una reconocida reportera en el diario La Jornada.

Desde la administración de Mancera comenzó a hacer campaña interna para poder ser la elegida como parte de la terna en la sucesión, no obstante, su confrontación directa con Héctor Serrano, la alejaron definitivamente del primer círculo del ex Procurador capitalino y luego, ante la rotación del gabinete fue designada secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, un área más que marginada.

Pero uno de sus traspiés más notorio fue atender la crisis de los 13 jóvenes secuestrados y asesinados de la Discoteca
Heaven, cuando el 23 de mayo de 2013 fueron sacados del inmueble.

Rodríguez fue designada parte del equipo para recomponer el tejido social en el Barrio Bravo, de donde eran los fallecidos.

A pesar de las acciones diarias en este lugar por varios meses, Rosa Icela fue severamente criticada por solo ir a barrer lavar las calles del corazón de este sitio que esta marcado por la furia.

Luego, por momentos desaparecía de los reflectores y en los pasillos del gobierno se comenzó a escuchar que un padecimiento la mantenía lejos del trabajo, lo cierto es que en su oficina siempre había peticiones de ayuda, lo mismo una silla de ruedas para una mujer de los más lejano Milpa Alta, que solidarizarse con diversas causas.

En las primeras entrevistas que ha dado ha señalado que volverá a estar donde más le gusta laborar: en la calle, ampliar esas redes que sirvieron a Andrés Manuel para tener un control político que se ha mantenido vivo y que ha sido factor de su triunfo en la Ciudad.

“A mí me gusta trabajar en la calle, me gusta visitar las colonias, hacer frente a las problemáticas, con el tú a tú con la gente y también pensar que hoy soy una servidora pública y mañana volveré a ser una ciudadana. No te creas mucho de los cargos, esos son pasajeros, lo que verdaderamente queda es tu orgullo y dignidad en el trabajo diario”, dijo en una entrevista reciente para Excélsior.

Antes de su salida del Gobierno capitalino y del PRD, fue acusada por este instituto politico en el cual militaba de trabajar desde dentro para Morena y principalmente en pro del Peje, queda en dicho el señalamiento, ahora es el brazo de Claudia Sheinbaum.

En aquella ocasión, de la charla breve en su oficina de la Secretaría de Desarrollo Social, si estaría preparada para ser una aspirante a la Jefatura política se molestó, incluso, dio la impresión de que se había ofendido, argumentándole, que nadie en el gabinete de Mancera conocía más de la ciudad que ella.

Ahora, es evidente, que desde que asuma la Secretaría de Gobierno se convertirá en la sucesora de la doctora Claudia Sheinbaum y en estos seis años demostrará que tan preparada políticamente se encuentra. Sin duda, su afecto y fidelidad a AMLO han sido premiadas.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.