Home Influyentes Colaboradores DE AQUÍ SOY / Designaciones

DE AQUÍ SOY / Designaciones

0

Por Gerardo Jiménez

elsanto.balasperdidas@gmail

Después de confirmarse la designación de Raymundo Collins como secretario de Seguridad Pública capitalina por más de cuatro meses, la lluvia de relevos en los mandos de estructura comenzaron a sonar.

Primero, se mencionaron los despidos. Lo cierto es que a todos les fue solicitada su renuncia, esencialmente a los subsecretarios de Operación Policial de la Zona Sur y Norte, Édgar Bautista Ángeles y Álvaro Sánchez Valdés. Ambos no habían sido relevados, hasta el cierre de esta edición, pero se esperaba que fuera en esta semana su entrega de mando.

Llamó la atención que luego de que el sábado Collins fuera presentado formalmente ante mandos, fue la designación de Luis Rosales Gamboa en la nueva Subsecretaría Ejecutiva de Operación Policial; con ello, vuelve a retomar el mando operativo de toda la tropa, y los otros dos subsecretarios desaparecen.

El respaldo de Miguel Ángel Mancera y José Ramón Amieva para el Jefe Apolo es a prueba de todo. Posiblemente después este encargo, ahora sí, hará efectiva su jubilación.

También se mencionó mucho el nombre de Javier González del Villar, sobrino de quien fuera procurador capitalino en la primera administración perredista en el año 2000, con el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas como Jefe de Gobierno.

Cuando Marcelo Ebrard fue titular de la SSP local, González del Villar se desempeñó como director de Asuntos Internos en la policía capitalina, y suena que podría ocupar alguna cartera en esta administración o en la futura morenista.

Además de estar en la SSP capitalina, también fue nombrado primer fiscal de Extinción de Dominio de la PGJDF, recuperando predios utilizados por la delincuencia, y también se desempeñó como inspector General de la Policía Federal.

Una de sus mejores notas en el gobierno federal fue cuando entregó a Monte Alejandro Rubido, entonces titular de la Comisión Nacional de Seguridad, un reporte preliminar de la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Otro que también salta a la escena policial, en vísperas del gobierno morenita, es Alberto Esteva Salinas, otro muy cercano a Marcelo Ebrard, quien llevó directamente al gobierno capitalino a realizar trabajos de inteligencia por su conocimiento en el Cisen.

Posiblemente estará visible en ésta o la futura administración, a pesar de su fracaso como director de Seguridad Pública en Oaxaca, luego de renunciar en 2015 ya fue presionado por los policías que lo acusaron porque no les pagaban viáticos, retraso de su suelto y falta de uniformes.

Curiosamente, hace unos días en Youtube se difundió un video en el que presuntamente lo vinculan a una red de corrupción desde su paso por la Procuraduría de Justicia capitalina en 2012, cuando fue coordinador de la PGJDF. Se dice que creó un equipo de prestanombres con Aurora del Carmen Gaytán Gordillo, Roy Herrera Guzmán, Javier Sánchez Terán y Arturo López Pérez, identificado como grupo especializado M3, con el que supuestamente hacían licitaciones a través de dos empresas.

Y quien se mantiene presente en redes sociales como una posible carta fuerte es Gabriel Regino, llamado Jefe Tigre, quien fue sucesor de Collins al dejar el cargo de subsecretario.

De Regino se ha dicho que sería designado en la Procuraduría, pero quizás no como titular, luego de la mala jugada hecha por Joel Ortega, quien a horas de ser designado titular de la SSP capitalina, luego de la salida de Ebrard, filtró un expediente negro a un periódico de circulación nacional sobre el llamado Jefe Tigre, quien por días estuvo contra las cuerdas por este tema, pero en una entrevista prolongada con Joaquín López Dóriga ha hecho la mejor defensa penal de su carrera, la suya propia.

Habrá que esperar qué otras sorpresas se dan en estos días; lo cierto es que se ve difícil el panorama de la seguridad ciudadana en estos días.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.