Home Influyentes Colaboradores DE AQUÍ SOY / Los riesgos dentro y fuera del Metro

DE AQUÍ SOY / Los riesgos dentro y fuera del Metro

DE AQUÍ SOY / Los riesgos dentro y fuera del Metro
0

Gerardo Jiménez

Por si fuera poca la crisis técnica y mantenimiento que enfrenta el Sistema de Transporte Colectivo Metro, dentro y fuera del subterráneo, la delincuencia se apodera de sus espacios y tal parece, que su sistema interno de seguridad y los más de cinco mil elementos de las policías complementarias (Auxiliar y Bancaria e Industrial) contratados para custodia y vigilancia son insuficientes.

El robo y el abuso sexual, son los principales ilícitos que se cometen dentro de sus vagones.

En los primeros meses de 2018, la Policía Bancaria e Industrial (PBI) detuvo a 158 personas por los delitos de robo, lesiones y abuso sexual, tan solo en tres líneas (2, 3 y 8) que son custodiadas por este agrupamiento de la policía capitalina.

Conforme a estadísticas de esa corporación, 88.6% de los detenidos –es decir 130 casos– han sido por robo; 14, por abuso sexual y cuatro por lesiones. Por estos ilícitos 158 personas han sido presentadas ante el Ministerio Público.

El hurto de teléfonos celulares es el principal delito cometido en los vagones del Metro, señaló en ese entonces subtitular, José Joel Pichardo Nepomuceno.

“El mayor porcentaje tiene que ver con el robo a celular, en segundo orden, el de carteras y el tercero tiene que ver con tocamientos”, detalló el mando policial.

Pichardo Nepomuceno dijo que las estaciones en las que más se concentran estos robos son Pino Suárez, Zócalo, Hidalgo y Bellas Artes.

“Estos robos se dan principalmente en las horas pico, estamos hablando  de 06:30 a las 9:00 horas y de las 12:30 a las 16:00 horas  y después de las 18:00 a las 21:00 horas”, abundó el director de la PBI.

Un año después, con un nuevo relevo en la nueva Secretaría de Seguridad Ciudadana, surgen delitos más violentos, como el intento de secuestro de personas, hace unos días en su noticiero televisivo Denise Maerker presentó una nota con tres testimonios de jóvenes a quienes intentaron raptar con el mismo modus operandi: cércalas para después someterlas. Entre sus comentarios, los agresores manejaban un estimado de cuánto podrían ofrecer por sus víctimas.

Solo en uno de los testimonios se mencionó que había presentado una denuncia ante el Ministerio Público, las dos restantes solamente compartieron su caso en redes sociales para alertar a otras jóvenes.

Estas denuncias se vienen registrando en internet desde el año pasado, ahora se están documentando, ya son de propia voz.

Hace unos días, Jesús Orta Martínez fue cuestionado al respecto, el nuevo Jefe de la Policía señaló que sabía de los casos, pero no había denuncia formal.

También el Consejo Ciudadano alertó sobre el riesgo de estos secuestros, sin que pudiera documentarlos. Lo grave es que sobre el tema, ni la inteligencia de la SSC y de la Procuraduría capitalina están alertas en las denuncias, no hay investigación alguna.

No se puede responsabilizar a la policia del metro, porque estos hechos se han dado en las inmediaciones y afuera de las estaciones y además no se dan abasto con los robos y la reaparición de los grupos de vagoneros.

No hay que olvidar que son cuatro, los principales grupos delictivos que tienen asoleados a los capitalinos que viajan en los vagones de esta rebasada red de transporte.

En primer lugar la conformada por el ex Policía Bancario, Christian  Martínez López, “El Toretto”,  pero la Policía Bancaria tiene detectados otros tres grupos que delinquen en las Línea 1 (Pino Suárez a Balderas); Línea 2  (Chabacano a Hidalgo); línea 3 (Hidalgo a Balderas).

Los otros grupos delictivos identificado son Los Panchos”, que actúan bajo la forma denominada “dos de bastos” que son carteristas y despojan de teléfonos celulares a usuarios, no son agresivos,  conformada por aproximadamente 40 sujetos, se tienen  antecedentes de su operación en toda la red del sistema.

También está la de “El Julián”, integrada por aproximadamente 20 sujetos quienes  también son identificados como los “Conocidos” y la  banda de “La Güera” o “La Vero”, conformada por aproximadamente 15 individuos,  quienes actúan de forma violenta y tiene parentesco o familiaridad con “Los Julianes”; en muchas ocasiones operan en conjunto con “El Toretto”.

A pesar de toda la problemática de inseguridad, ya se escucha más allá de los vagones del metro, que por falta de recursos tendrán que prescindir de las policías complementarias y responsabilizarse de toda la seguridad de la red de ese transporte público.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.