Home Influyentes Colaboradores DE AQUÍ SOY / Seguros y reconstrucción

DE AQUÍ SOY / Seguros y reconstrucción

DE AQUÍ SOY / Seguros y reconstrucción
0

Gerardo Jiménez

En el informe final que rindió este lunes Edgar Tungüí Rodríguez, titular de la Comisión para la Reconstrucción, puso en la mesa del Congreso de la Ciudad de México dos temas sensibles e urgentes de atender: aseguradoras y acreditación de propiedad.

Del primero, hay una conclusión preocupante a la que llegó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y que Tungüí ha retomado: los seguros de daños a vivienda por parte de las instituciones bancarias y crediticias no cubren al asegurado.

En su comparecencia como parte de la Glosa, el Comisionado exhortó a revisar la legislación en la materia, primero para garantizar al asegurado la protección de su vivienda, y segundo para incentivar la protección en la ciudadanía, ya que en la CDMX hay 2 millones 453 mil inmuebles, de los cuales sólo el 13% cuentan con seguro de daños, 120 mil 69 por crédito hipotecario y 187 mil 244 con seguro privado.

El segundo tema es el de la acreditación de la propiedad, que por no contar con registros notariados en regla, la obtención de apoyos del Gobierno se restringe. Y aunque en vivienda multifamiliar de zonas como Benito Juárez, Coyoacán o Cuauhtémoc buena parte de los vecinos cuentan con escrituras, con un departamento que no las tenga frena la posibilidad de utilizar recursos del Fideicomiso.

La situación se pone aún peor en zonas como Tláhuac, Xochimilco e Iztapalapa, donde muchos predios han sido subdivididos por los propietarios sin registro alguno ante la autoridad, así que la promoción para regularizar debe ser un tema primordial para el próximo Gobierno, y a la que deben sumarse el propio Congreso así como el Colegio de Notarios.

Y a estos problemas se les suma el olvido total, que tuvieron parte de las administraciones de extracción morenista y que tal parece seguirán en la misma, a menos de que el nuevo responsable de esta Comisión, César Cravioto le entre al tema con tambos batiente.

Así que la reconstrucción no sólo es vista por Tungüí como un tema de atención actual y pasajero, sino como una realidad a la que la Ciudad debe adaptarse, en el ahora tan acertado término que es el de la Resiliencia.

“Debemos aprender de lo ocurrido. Es indispensable disponer de un fondo presupuestal que permita atender una emergencia de manera inmediata; definir si la reconstrucción debe ser cubierta siempre en su totalidad a fondo perdido y después calcular cuánto se necesitaría para ejecutarlo; fomentar y vigilar la regularización de la propiedad; regular las condiciones y cobertura de las aseguradoras de vivienda y lograr la obligatoriedad de tenerlas; cerciorarse que los recursos para la reconstrucción provengan de fondos fiscales”, expuso el Comisionado ante diputados locales.

Y en el corte de avance, el Fideicomiso público de vivienda y los créditos emergentes se ven reflejados en las cuentas de los afectados para recuperar sus hogares, dos mil 71 millones ha sido entregados de manera directa a los afectados; los 47 planes de acción ejecutados por las dependencias deben concluir en diciembre, y para el próximo año el reto será garantizar recursos y definir reglas de operación para la atención a la vivienda unifamiliar, tema en el que la actual Comisión dejará una propuesta en la mesa.

A manera de conclusión, Tungüí dijo que con la suma de todas las acciones para la atención de vivienda, se ha entregado directamente a las personas damnificadas 2 mil 71 millones 509 mil 701 pesos.

Y para tirarse en salud, después de los malos manejos que pretendió llevar a cabo la le legislatura pasada de la ALDF, el Comisionado aseguró que el proceso de reconstrucción y recuperación de la Ciudad de México, en lo que corresponde a su responsabilidad, ha sido transparente y la información de recursos autorizados a través de planes de acción se encuentran para consulta pública en la Plataforma CDMX.

Sin duda, la reconstrucción será tema de la futura administración, pero podría llevarse al menos, un trienio poder mostrar resultados.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.