Home Influyentes Colaboradores De la urna electrónica al voto por Internet

De la urna electrónica al voto por Internet

De la urna electrónica al voto por Internet
0

Mtra. Myriam Alarcón Reyes

Tras años de investigación se logró crear un prototipo cuyo diseño y producción se realizó con el apoyo de la Universidad Nacional Autónoma de México, del Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México. Es así como se adquirieron las primeras 60 máquinas electrónicas, permitiendo que el uso de la tecnología entrara a la vida electoral del Distrito Federal y, en los años 2003 y 2004 se iniciaran las primeras pruebas piloto.

En las llamadas elecciones intermedias de julio del 2009, se utilizaron por primera vez estas Urnas Electrónicas. Se instalaron una en cada uno de los entonces 40 distritos electorales uninominales a nivel local para la recepción y cómputo de votos en las elecciones de diputados a la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal, así como de los Jefes Delegacionales, con efectos vinculantes, donde participaron 14 mil 704 personas. Dicho ejercicio dio lugar a la renovación de estos poderes sin mayor complicación. La urna electrónica tuvo una experiencia exitosa.

Además de esta elección, las urnas electrónicas fueron habilitadas para distintos ejercicios de votación como lo fueron encuestas en un periódico de circulación nacional; Consulta de valores cívicos y elección infantil en el estado de Chihuahua, esta incluyó la funcionalidad en 4 lenguas e idiomas diferentes: Alta Tarahumara, Baja Tarahumara, Inglés y Español, además de encontrarlo en idioma Braille; en la “Consulta Verde” del Gobierno del Distrito Federal y en Elección de comités directivos delegacionales del PAN, entre otras.

Durante su vida útil, fueron utilizadas aproximadamente por 80 mil personas, lo que representó 7 mil 898 horas de uso, un promedio de 132 horas por urna. Este ejemplo de innovación tecnológica permitió sistematizar el proceso de sufragio y los tiempos en los computo de los resultados.

En el 2010 era un buen momento para transitar de un dispositivo físico hacia una plataforma cien por ciento digital. Es por ello que el Consejo General instruyó el borrado de la información electrónica contenida en los diferentes medios de almacenamiento de las urnas electrónicas, con lo cual, se cerraba el ciclo respecto a la utilización de esta tecnología en procesos electorales y de participación ciudadana.

Derivado de lo anterior, y en concordancia con la evolución de la tecnología en los procesos electorales, en la elección local de 2012, por primera vez se utilizó el voto por internet, a fin de garantizar el derecho de votar a las y los chilangos residentes en el extranjero para que eligieran a la Jefatura de Gobierno.

Con la transición paulatina de la utilización de la urna electrónica a un voto por internet, el pasado 31 de julio del presente año, el Consejo General del Instituto Electoral de la Ciudad de México, aprobó la destrucción de 53 urnas electrónicas, consideradas obsoletas y de imposible reutilización, mismas que ya no cuentan con información de índole alguna y no son susceptibles de actualización.

El IECM ha ido evolucionando paralelamente con los avances tecnológicos, desde la creación en casa de sus propias urnas electrónicas hasta la elaboración de un Sistema Electrónico vía internet que ofrezca confiabilidad y seguridad para la emisión de las opiniones y voto de manera remota, donde se privilegie la secrecía de la decisión ciudadana y prevalezca el principio de una persona un voto. Es un compromiso de este Instituto Electoral seguir manteniendo esta vinculación con el cambiante mundo digital que al final del día no es solamente una herramienta tecnológica, sino un medio necesario para seguir garantizando los principios una persona, un voto/una opinión.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.