Home Investigación De la casa Defiende nieto de Elba a Yáñez

Defiende nieto de Elba a Yáñez

Defiende nieto de Elba a Yáñez
0

Adrián Rueda

Hace un par de años nadie hubiera imaginado el mimetismo que se daría entre el entonces aspirante de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, y su eterna enemiga, Elba Esther Gordillo.

Todo mundo tiene presente que luego de su derrota en 2006 frente a Felipe Calderón, el tabasqueño identificó como una de las artífices del supuesto fraude en su contra a la chiapaneca, quien movió a los maestros del país en su contra.

Las cosas no cambiaron seis años después, ya que la maestra se alió en 2012 con el priísta Enrique Peña Nieto, y López Obrador fue derrotado otra vez, calificando a sus verdugos como La Mafia del Poder que le impidió llegar a la Presidencia del país.

De todo mundo es ya conocida la historia del encarcelamiento de la maestra y de cómo esta vez sí se alió a El Peje, quien públicamente le dio la bienvenida con todo y parentela, que incluía a su nieto, René Fujiwara Montelongo, ex diputado plurinominal del Panal.

Hasta ahí la cosa pintaba como un simple acuerdo político, en el que Elba Esther obtendría su libertad, y Andrés Manuel los votos del sindicalismo oficial del magisterio, cosa que ocurrió.

Incluso en febrero pasado, todos tomaron como una buena puntada el que el nieto de la maestra anunciara la creación de las Redes Sociales Progresistas, integradas por jóvenes y maestros para cuidar el voto en todas las casillas del país.

La misión de todos los implicados se cumplió, y todo mundo quedó feliz y contento, pero al parecer el joven Fujiwara no está del todo satisfecho y busca mantenerse presente en la mente del equipo obradorista, pues esta semana salió al quite del escándalo de la boda Fifí.

Luego del escandaloso dispendio del pachangón organizado por César Yáñez para casarse con Dulce María Silva, que por más que los pejistas insistan en que fue un evento privado nadie se los va a creer, el nieto se quiso poner la capa de héroe.

En su pobre lenguaje y menor entender, el nene de Elba Esther califica de exceso de los medios de comunicación el haber reseñado el reventón, y dando a conocer “hasta la sopa y los platillos del menú”.

En un breve documento difundido en redes, Renecito asegura que en la tradición mexicana las celebraciones de XV Años, bodas y hasta funerales, son mantenidos estrictamente en el ámbito personal.

Pero en el mismo párrafo se contradice al agregar que por la naturaleza del evento, éste implica un esfuerzo económico extraordinario, que no necesariamente refleja el estado económico de los organizadores, pues lo que buscan es “destacar el hecho de la mejor manera”.

Caray, en el caso de Fujiwara se puede entender que 10 millones de pesos para una boda y quién sabe cuántos más para hacerse pasar como socialités en una revista de la realeza; sin contar la luna de miel en Europa, puede ser hasta normal, porque creció en la opulencia.

Quizá al lado de su abuela ha podido disfrutar de eso y más, y sea normal para él, pero en el caso de Yáñez, quien hasta hace poco andaba pidiendo prestado hasta para el taxi, porque decía que no tenía dinero, necesariamente es de llamar la atención.

En un segundo punto de su comunicado, señala que a todos los dirigentes estatales de las Redes Sociales Progresistas “nos consta de primera persona la lealtad institucional al proyecto, la perseverancia, la facilidad de trato y la sencillez de Cesar Yañez”.

“No nos equivoquemos, atacar a César Yañez es atacar al proyecto completo. Nosotros no podemos permitir que se utilice un pretexto de naturaleza privada para implicar cuestiones de naturaleza política.

“Nada hay en la celebración de esa fiesta que ataña al ámbito de la vida pública; primero porque Cesar Yañez Centeno aún no es funcionario público y segundo, porque un puritanismo excesivo coloca a todo mundo en una picota de la que es muy fácil ser parte si no se tienen los cuidados suficientes”.

Bueno, primero tanto nombre como apellido vienen sin acento en su misiva (César lleva acento en la e, y Yáñez en la a); pese a ser nieto de una maestra normalista Fujiwara no sabe escribir ortográficamente bien.

Segundo, nadie hizo referencia a que César no sea amable en el trato ni que tampoco sea institucional, sino a que una fiesta de ese tamaño lo acerca más a la opulencia que a la sencillez.

El nieto dice también que se usa una fiesta privada para atacar la vida pública de alguien, y que criticándolo a él “se ataca el proyecto completo”.

A qué Renecito, si quien hizo público el asunto fue el propio César, al aparecer en Hola, la revista Fifí de las luminarias de la alta sociedad… bueno, después de esta publicación queda claro que ya no.

Hasta el propio Andrés Manuel se deslindó diciendo: “yo no me casé; fui de invitado”.

El nieto concluye que la reseña de la boda, que los propios novios hicieron pública, “es un ataque generalizado de los medios de comunicación para tratar de quebrar a una de las figuras más emblemáticas de nuestra causa (no aclara qué causa)”.

Y por esa razón llama a sus redes a “fijar postura” sobre el tema, pero que todos los aliados incluyan las directrices que su comunicado señala.

No cabe duda que el filósofo Fujiwara y el afable y sencillo César Yáñez, Harán Juntos Historia… o de menos Histeria. Aunque quizá convendría que ambos revisaran algunos puntos del decálogo que López Obrador ofreció para que lo apoyaran en su carrera presidencial.

Entre los principales puntos estaba el de “Primero los Pobres”, donde prometió dar preferencia a los más humildes y olvidados… sólo que Yáñez encaje ahí.

Prometió también que toda corrupción sería castigada, sin importar de quien se tratara; hoy dice que no va a investigar ni al Presidente, ni a famosos y ni siquiera a Rosario Robles, a pesar de las pruebas de millonarios desvíos.

Ya no recuerda que prometió bajar las gasolinas y la inseguridad en cuanto llegara a la silla, y que sacaría al Ejército de las calles; pues ya dijo que no.

Que habría libertad de expresión y ya amenazó a los medios, pidió cabezas y hasta el nieto llama a una campaña en contra de los medios.

Cómo andarán las cosas al interior de Morena que ya hasta el nieto de Elba Esther tiene que salir a defenderlos.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.