Home Influyentes Colaboradores ECONOMÍA PARA PRINCIPIANTES / En presupuesto, hechos son amores

ECONOMÍA PARA PRINCIPIANTES / En presupuesto, hechos son amores

ECONOMÍA PARA PRINCIPIANTES / En presupuesto, hechos son amores
0

Pablo Trejo

En varias ocasiones hemos afirmado que, en materia de presupuesto, hechos son amores. Traemos de nueva cuenta esta frase a la palestra, debido a que nos encontramos en la víspera de las definiciones sobre el paquete económico 2019, el cual engloba la Ley de Ingresos (LIF) y los Criterios Económicos, además del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), el cual establece en qué y cómo se destinarán los recursos públicos.

A diferencia de lo acontecido al inicio de los últimos sexenios, la abrumadora mayoría de Morena en el Congreso de la Unión, nos hace suponer que la propuesta de Egresos del ejecutivo pasará casi inmaculadamente por el filtro de los Diputados, quienes tal vez realicen ajustes muy menores, pero que de ninguna manera representarán un obstáculo a la voluntad presidencial, o lo que es lo mismo, no habrá pretextos para lograr los objetivos.

A decir de Carlos Urzúa, desde esta semana, flamante Secretario de Hacienda, la propuesta de presupuesto de egresos contendrá 25 proyectos prioritarios, como los apoyos a jóvenes para que se integren a la escuela o al trabajo, pensiones para personas de la tercera edad, y plantación de arboles maderables en el sureste del país, entre otros, y el monto será de 5.6 billones de pesos, es decir, apenas 321 mil millones de pesos más que el del 2018.

Una de las mayores expectativas para los estudiosos de la economía, será conocer la forma en que se buscará la reasignación de 500 mil millones de pesos, los cuáles serán recortados del gasto corriente y dirigidos al gasto de inversión. Esa reducción en el gasto corriente aparentemente tendrá sus bases en las medidas de austeridad, comomla reducción de salarios en los mandos superiores, la cancelación de los seguros de gastos médicos mayores y el abatimiento de prerrogativas como la dotación de combustibles a los funcionarios, o el excesivo pago de escoltas y choferes, que representan una carga significativa en materia presupuestal.

Como medidas adicionales, Andrés manuel López Obrador, ha planteado que se eliminarán un gran número de oficinas que representan a nuestro país en el extranjero, y se reducirá muy significativamente el gasto operativo de un buen número de Secretarías que no solo sufrirán recortes de personal, si no que prescindirán de muchos privilegios que antaño tenían, como flotillas de aviobnes y helicópteros, por ejemplo.

Del lado del gasto, se prevé un aumento a las participaciones a entidades federativas y municipios, en cerca de 80 mil millones de pesos, de la misma forma que se espera que se destinen 16 mil millones de pesos a la construcción de la primera fase del Tren Maya, 120 mil millones de pesos a la Política Social enfocada en los grupos más vulnerables, y una cifra aún no revelada sobre las estimaciones del costo del nuevo aeropuerto en Santa Lucía.

Durante su toma de protesta, el presidente declaró sobre la construcción del Tren Maya “Me canso ganso que se llevará cabo”, que coincide con la frase con que iniciamos esta columna, ya que la única forma de hacer las cosas, es destinándoles los recursos suficientes, lo demás, son solo palabras.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.