Home Influyentes Colaboradores El artífice de la masacre en El Paso

El artífice de la masacre en El Paso

El artífice de la masacre en El Paso
0

Alejandro Zúñiga 

@TuFantasma
 
“El racismo es malévolo porque su lógica de fondo es el genocidio”. Martin Luther King Jr. 
 
El atentado terrorista del Walmart de El Paso, Texas, ha sido el más letal del supremacismo blanco en Estados Unidos en los últimos 50 años. 
 
Así lo calificó la Liga Antidifamación (ADL, por sus siglas en inglés), organización no gubernamental que ha estudiado la supremacía blanca y todas las formas de intolerancia desde hace casi 100 años. 
 
Aquí, en México, organismos independientes y oficiales consideran que esa masacre “es una oportunidad inmejorable para que el gobierno mexicano exija al de Trump cancelar su discurso xenofóbico contra los migrantes mexicanos y empezar a contener el tráfico ilegal de armas a México”. 
 
El saldo del atentado fue escalofriante: 22 muertos y 24 personas heridas, la mayoría de los muertos de origen latino, ocho de ellos mexicanos y seis connacionales heridos. 
 
Desde hace más de seis años, cuando comenzó su primera campaña presidencial, Trump se ha dedicado a impulsar, propalar y alimentar el odio contra los latinos, especialmente contra los inmigrantes mexicanos. 
 
Ha dicho a sus gobernados que los mexicanos “no son nuestros amigos” y nos ha calificado de “violadores, estafadores, asesinos y traficantes”. 
 
Incluso, desde su investidura presidencial, descarga reiteradas expresiones peyorativas para envenenar a los estadounidenses, con su discurso de odio y discriminación racista, en aras de ganar votos, adeptos y simpatías. 
 
Pero las consecuencias de ese discurso fascista llegaron más lejos de lo que esperaba Trump el 3 de agosto pasado, cuando Patrick Crusius, de 21 años, irrumpió en la tienda Walmart de El Paso, Texas, ubicada a 10 minutos de la frontera con Ciudad Juárez, Chihuahua, México. 
 
El joven disparó con su rifle semiautomático a mansalva contra quienes consideraba “enemigos de su patria”, para exterminarlos por indeseables. 
 
Nada fue casual en este ataque, reconoció en sus primeras declaraciones el magnicida, quien confesó que su objetivo esencial era matar a inmigrantes mexicanos. 
 
Para eso recorrió en su auto 1,000 km, casi 10 horas de trayecto, a fin de llegar a esa zona de Texas donde 8 de cada 10 habitantes son de origen latino. 
 
Momentos antes de que Crusius irrumpiera en la tienda de El Paso para descargar su odio contra la multitud indefensa, subió a Internet un manifiesto -la justificación ideológica del homicida- mediante la plataforma 8chan. 
 
El documento, escrito con palabras idénticas a las empleadas por Donald Trump contra los inmigrantes mexicanos, se alojó en un sitio supremacista blanco. 
 
Aunque estuvo poco tiempo en línea, el atacante confirmó ahí que su objetivo era matar al mayor número de mexicanos posible. 
 
Una combinación letal de ingredientes fueron el caldo de cultivo que detonó el magnicidio de El Paso, Texas. 
 
Primero, la figura de un presidente megalómano, promotor del racismo, la supremacía blanca y el fascismo como método para cautivar a un electorado ultra conservador, de profundas raíces racistas, mayoritariamente ignorante y, por ende, fácilmente manipulable. 
 
Pero también una nación belicista, donde comprar un arma es más fácil que adquirir una hamburguesa, porque en Estados Unidos hay más establecimientos para adquirir armas que hamburguesas. 
La postura del gobierno mexicano sobre el magnicidio, hasta ahora, ha sido cautelosa, tibia e imprecisa. 
 
A través de una nota diplomática suscrita por un subsecretario, ni siquiera por el canciller mexicano, se condenó el ataque y se solicitó al gobierno estadounidense participar y conocer de las investigaciones. 
 
Lo cierto es que el ataque terrorista pone contra la pared a Donald Trump y, en la búsqueda de su reelección, tendrá que ser más cuidadoso en su discurso contra los inmigrantes mexicanos. 
 
¿Aprovechará esta inmejorable coyuntura la 4T para impugnar el discurso supremacista y contener el tráfico de armas ilegales que llega a los cárteles mexicanos desde Estados Unidos? 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.