Home Influyentes Colaboradores EVIDENCIAS / La amenaza del EZLN

EVIDENCIAS / La amenaza del EZLN

EVIDENCIAS / La amenaza del EZLN
0

Patricia Sotelo

El 1 de enero del 2019 nos despertamos con la noticia de que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional le advertía al presidente Andrés Manuel López Obrador que se opondría a la construcción del Tren Maya.

En la conmemoración de los 25 años del surgimiento del EZLN, el subcomandante Moisés fijó la posición del grupo rebelde y llamaron a AMLO “loco”, “tramposo” y “mañoso” por hacer creer que está con los pueblos originarios de México cuando en realidad, dijeron, busca destruirlos. Y amenazaron con enfrentarlo para evitar la realización del proyecto estrella de su gobierno y, también, la creación de la Guardia Nacional.

Resulta paradójico que el presidente que se arrodilló ante representantes indígenas en su toma de posesión y recibió el bastón de mando, tenga como principal opositor al grupo que colocó el tema indígena en la escena nacional e internacional como una prioridad, luego de su irrupción en Chiapas el 1 de enero de 1994.

Es evidente que no hubo una consulta a las comunidades indígenas de los cinco estados por donde se tiene planeado el trayecto del tren y, mucho menos, se buscó la opinión del EZLN que desde hace años mantiene marcadas diferencias con López Obrador.

La relación entre el subcomandante Marcos y AMLO pasó del amor al odio. Según relata José Gil Olmos, reportero de la revista Proceso y quien ha seguido de cerca el movimiento zapatista, los dos personajes tuvieron breves encuentros entre 1994 y 1996, cuando buscaban apoyarse mutuamente en sus respectivas luchas. En el caso del tabasqueño, quería el apoyo del EZLN contra el fraude electoral que preparaba el PRI, cuando fue candidato al gobierno de su estado.

En uno de esos encuentros, Marcos llegó a decir: “Miren: a López Obrador hay que ponerle atención. Este cuate va a llegar lejos porque tiene carisma”, cuenta Gil Olmos en la reciente edición del semanario.

Sin embargo, algo pasó después, ya que la dirigencia zapatista ha mostrado una dura confrontación verbal con López Obrador desde el 2001, cuando era jefe de Gobierno del Distrito Federal y uno de los más influyentes líderes del PRD. En esa fecha, los zapatistas rompieron con la clase política luego de sentirse traicionados cuando los legisladores –incluidos los perredistas- aprobaron la Ley Indígena pero sin incluir el reconocimiento de su derecho a la autonomía y al autogobierno, como establecían los Acuerdos de San Andrés Larraínzar.

En 2006, el EZLN llamó a no votar por López Obrador cuando contendió por primera vez por la presidencia de la República, y en la campaña del 2012 AMLO buscó acercarse a los zapatistas al señalar en una gira por Chiapas que les extendía “su mano franca en señal de respeto y reconciliación “, pero la respuesta fue dura: “Uno de los tres bribones que habrán de disputarse el trono sobre los escombros de México ha venido a nuestras tierras a demandarnos silencio”, respondió Marcos, quien ahora se llama subcomandante Galeano.

Y el año pasado, después del triunfo electoral del hoy presidente de México, el EZLN dejó en claro que no lo apoyarían al señalar que “podrán cambiar el capataz, los mayordomos y caporales, pero el finquero sigue siendo el mismo”.

Hoy, al parecer, de las palabras pasarán a los hechos, y la ríspida disputa verbal podría derivar en acciones para sabotear el famoso Tren Maya y la Guardia Nacional.

Se ha mencionado que el equipo de AMLO ha buscado, desde el año pasado, a la dirigencia zapatista para ofrecerle el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés Larraínzar, pero no han tenido éxito. Esta podría ser, quizá, la carta bajo la manga del presidente para convencer a este grupo de apoyarlo en sus cuestionados proyectos.

Lo cierto es que López Obrador requerirá más que un ritual a la Tierra Madre para poder construir el Tren Maya. La amenaza del EZLN, quien tiene apoyos de grupos nacionales y extranjeros, podría concretarse.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.