Home Grilla CDMX Capital Político Falla el PRI a sus jóvenes

Falla el PRI a sus jóvenes

0

Muy gallitos, los dirigentes priistas critican las impresentables listas de Morena a candidatos plurinominales a San Lázaro, pero hay que ver cómo trata ese partido a sus jóvenes en la repartición de huesos.

Se supone que en la última modificación de los estatutos del tricolor se acordó el famoso “uno de tres”, sistema por el cual por cada dos candidatos a cargos de elección popular el partido postularía a un joven.

Eso ocurrió en las listas de candidatos a mayoría relativa, en donde la sangre nueva del partido fue tomada en cuenta, aunque enviada a los distritos de alto riesgo, que difícilmente se ganan.

Como quiera, su partido cumplía, pero pocos saben que cuando se tocó el tema del reparto de plurinominales, el dirigente Enrique Ochoa se sordeó y dejó fuera esa modificación.

Probablemente ni los mismos priistas se dieron cuenta de esa maniobra, pero el hecho es que en la definición de las listas plurinominales —que muy probablemente se den a conocer el jueves 15 de marzo— los lugares de privilegio sean ocupados por los de siempre.

Nada más falta que en la Cuarta Circunscripción, a la que pertenece la Ciudad de México, el PRI nomine a personajes tipo Beatriz Paredes o a algún vetusto líder sindical para San Lázaro, pues contrastarían con el joven candidato Mikel Arriola, de manos limpias.

O que repitan anotando en un lugar preponderante de las listas a otra Carmen Salinas, por ejemplo, que nada más fue a la Cámara de Diputados a dormir y a cobrar, quitando el espacio a algún rostro fresco del partido.

Aunque lo más grave es que el PRI no sólo falla a sus jóvenes, sino que, incluso en las dos últimas elecciones, ha mandado a la cola a personajes de la política de la Ciudad de México, por lo que la representación capitalina brilla por su ausencia.

Por ejemplo, en 2012 fue primer lugar de las listas el anciano cetemista Carlos Aceves del Olmo y a Hannah de la Madrid —política local— la mandaron hasta el lugar ocho, por lo que no llegó.

En 2015 el partidazo envió en los primeros lugares a puro líder sindical, ya sea del IMSS, de Pemex o del Metro, dejando también en el lugar ocho a la exsecretaria general del PRI capitalino Laura Arellano, quien tampoco llegó.

Habrá que estar pendiente la próxima semana de las listas plurinominales del tricolor en la Cuarta Circunscripción, donde no tienen obligación de lanzar a jóvenes, pero lo peor es que ni siquiera a actores de la ciudad.

Si fuera congruente y quisiera mandar un mensaje de cambio y honestidad, el partido tendría que voltear a ver a sus chavales en la capital, pues, aunque pocos, los hay y puedan empujar desde San Lázaro por José Antonio Meade, en caso de que sea Presidente.

Se ve complicado y con el incumplimiento del “uno de tres”, el PRI demuestra que no le importan sus jóvenes.

CENTAVITOS… Ahora resulta que el exgobernador Mario Villanueva, preso en México por nexos con el crimen organizado, le dijo a Andrés Manuel López Obrador que Gustavo Ponce, exsecretario de Finanzas del GDF implicado en megafraudes con el empresario Carlos Ahumada, fue tentado por Vicente Fox para que implicara al tabasqueño en los videoescándalos, a cambio de liberarlo de la cárcel. Vaya fuentes de El Peje, pues, en primer lugar, está cañón darle credibilidad a un reo implicado con el narco y, en segundo, ¿cómo es que el tabasqueño tiene acceso a esos personajes del bajo mundo para platicar? Que alguien le diga al tabasqueño que Villanueva tampoco es elegible para una pluri, por si quiere ficharlo para Morena.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/2018/03/07/1224730

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.