Home Política y Gobierno Capital Político Ignora Christian su promesa

Ignora Christian su promesa

0

Al igual que Xóchitl Gálvez, pero con la diferencia de que él no ofreció en garantía propiedad alguna si incumplía su palabra, el panista Christian von Roehrich se negó a honrar su promesa de quedarse al frente de la Benito Juárez hasta el último día de su mandato.

Durante su campaña de 2015 por los votos en la demarcación, uno de los principales reclamos ciudadanos fue que los políticos albiazules sólo agarraban la delegación como plataforma para después brincar a alguna posición legislativa.

Ante esos cuestionamientos, Von Roehrich juró y perjuró que él no sería chapulín como sus compañeros, entre ellos su antecesor Jorge Romero. Que lo apoyaran en las urnas y que, pasara lo que pasara, no iba a abandonar a los habitantes de Benito Juárez antes de tiempo.

Bueno, pues se va del cargo casi nueve meses antes de concluir, ya que su sueño es ser chapulín y regresar a la Asamblea Legislativa del DF —donde ya fue diputado— a coordinar la bancada de su partido.

Atrás quedaron sus promesas de campaña de 2015 y seguramente se inventará algunas nuevas para este 2018, a fin de que los habitantes de su delegación vuelvan a confiar en él, pero tendrá que verlos a los ojos.

Y es que, aunque fue nominado para una candidatura a la ALDF, no obtuvo la posición plurinominal, como era su deseo. Tendrá que buscar el voto en las calles para que la gente lo ratifique en las urnas.

Una ventaja para él será llevar de compañero como aspirante a la primera alcaldía de Benito Juárez al diputado federal Santiago Taboada, quien tiene una buena aceptación en ese territorio y quien en realidad mueve al equipo azul.

No habrá problema, pues las posibilidades de que Christian gane uno de los distritos más seguros para el PAN son amplias; lo que disminuye es la probabilidad de que vaya a ser el coordinador legislativo en la CDMX.

La razón es porque el número uno en la lista plurinominal para la capital es Mauricio Tabe, para más señas, presidente del PAN en la ciudad y quien lleva mano para ser el próximo jefe en Donceles.

El hecho de que lleguen Tabe y Von Roehrich representa un dolor de cabeza para el propio Romero, jefe real de los panistas capitalinos, pues la definición pasará por un duelo de egos azules.

Ni Christian aceptará que Tabe lo coordine, ni Mauricio que Von Roerich sea su jefe, por lo que será todo un show la definición y, sobre todo, la coordinación del grupo.

Y es que Romero había prometido al delegado que sería coordinador en la próxima legislatura, pero es muy probable que no le pueda cumplir y que falte a su promesa, como Christian faltó a la que le hizo a los habitantes de Benito Juárez.

Total, como decían los antiguos: prometer no empobrece.

CENTAVITOS… Por cierto, la salida de importantes funcionarios gubernamentales de la CDMX se retrasó 24 horas, pero dicen que hoy se oficializarán las primeras bajas… Vaya mescolanza la que se vio ayer en conocido merendero político del Centro, pues coincidieron en el mismo lugar el panista Marco Adame con el hoy moreno Esteban Moctezuma; al rato ambos estrechaban abrazos con el priista Joaquín Hendricks y luego se unieron a los saludos el panista Juan José Rodríguez Prats, el exgobernador sinaloense Mario López Valdez y hasta el expresidente del PRI capitalino, Mauricio López. Con eso de que todos los partidos ya reciben a militantes de cualquier color, nadie se extrañó de tamañas coincidencias.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/2018/03/01/1223516

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.