Home Influyentes Colaboradores LA ANTÍPODA OSCURA / Sheinbaum y el Rey Midas

LA ANTÍPODA OSCURA / Sheinbaum y el Rey Midas

0

Por Alberto Cuenca

Twitter: @cuenquita

Hace unos días, de forma sorpresiva, Claudia Sheinbaum reveló que sostuvo un encuentro con el empresario Carlos Slim, y en esa reunión la Jefa de Gobierno electa le pidió al magnate de las telecomunicaciones hacer una donación de 20 millones de pesos para la Fundación UNAM, a lo que él accedió.

El dinero, detalló la próxima mandataria, servirá para que especialistas del Instituto de Ingeniería de la máxima casa de estudios realicen estudios que ayuden a resolver el desabasto de agua en la capital del país, uno de los principales compromisos lanzados en campaña por la propia Sheinbaum.

Esos documentos son indispensables, según ha dicho la misma Jefa de Gobierno electa, pues se convertirán en proyectos ejecutivos, con estimaciones de presupuesto y líneas de acción, de cómo reducir la sobre explotación del acuífero, sobre todo en el oriente de la Ciudad, y eliminar fugas en la red de distribución.

Más allá de lo loable de la estrategia y mucho más de la donación, lo cierto es que Sheinbaum le debe ya un importante favor a Carlos Slim, quien curiosamente tiene desde hace dos sexenios intereses de negocio en el agua que utiliza la Ciudad.

“El ingeniero Slim desde hace mucho está interesado en el tema del agua en la Ciudad y le dije que, sin compromiso, de una manera altruista, si podía ayudarnos para iniciar esos estudios. Él tiene también relación con Fundación UNAM y accedió a que se pueda utilizar ese recurso”, explicó Sheinbaum cuando días atrás anunció esa donación.

¿Qué obtendrá Slim a cambio de esos 20 millones? ¿En cuántos ceros espera incrementar esa inversión que hoy lleva la etiqueta de donativo? ¿En verdad no hay compromiso?

Interesantes resultan los movimientos del hombre más rico de México, quien coquetea a nivel local con Claudia Sheinbaum sobre el tema del agua, pero a nivel federal se jalonea con Andrés Manuel López Obrador por el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y coincidentemente también en torno al asunto del agua.

Como un Rey Midas, el ingeniero Slim ha enfocado importantes inversiones en el tratamiento de las aguas negras que expulsa la Ciudad de México, para convertirlas en oro líquido que se utilice en las actividades de riego e industria en el centro del país.

En enero de 2010, durante el sexenio de Felipe Calderón, Conagua firmó un contrato por 10 mil millones de pesos con ICA y con la empresa Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL), esta última propiedad de Slim, para construir la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Atotonilco. El consorcio aportaría 45 por ciento del capital y, además de la construcción, estaría a cargo de la operación de las instalaciones durante 22 años, así como de la producción de energía eléctrica con el procesamiento de los lodos que arrastran las aguas negras.

La planta de Atotonilco trataría hasta 35 metros cúbicos por segundo de aguas negras que expulsa la Ciudad de México, pero el retraso de más de 8 años en la construcción del Túnel Emisor Oriente y problemas jurídicos con el municipio de Atotonilco, por la falta de licencias de operación, han complicado el funcionamiento óptimo de esa planta.

Hoy Slim se confronta con el presidente electo López Obrador porque con la empresa Aqualia, filial del consorcio español FCC, del que es socio mayoritario, ve peligrar un contrato por 115 millones de pesos para poner en operación una planta de tratamiento de agua residual en la nueva terminal aérea.

Pero si al acaudalado ingeniero se le complican las inversiones federales, ahí tendrá a Sheinbaum, para que desde la capital del país se puedan hacer inversiones con las aguas negras de la urbe. Nada se lo impide, ni la Constitución local, que en su artículo 16, apartado B, numeral 4, señala que el servicio público de potabilización, distribución, abasto y drenaje de agua será prestado por el gobierno local. Nada dice del tratamiento del agua residual. Ya veremos al Rey Midas limpiando las aguas sucias de la capital del país.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.