Home Política y Gobierno Capital Político La ciudad de la anarquía

La ciudad de la anarquía

0

Adrián Rueda

Ahora sí, los morenos quedaron rebasados en la Ciudad de México, pues una cosa es que Jesús Martín del Campo, el presidente de la Mesa Directiva del Congreso, dormite durante las sesiones y otra muy distinta es que no procure la seguridad en el recinto.

El zafarrancho escenificado ayer en las escalinatas de Donceles entre manifestantes y elementos de resguardo no refleja otra cosa más que la anarquía que se vive en la capital.

La CDMX se ha convertido en territorio de nadie, pues lo mismo manifestantes toman instalaciones y vías públicas a su antojo, que los delincuentes atracan en transportes, calles y restaurantes sin que nadie los pare.

Todo esto mientras Jesús Orta, secretario de “Seguridad Ciudadana”, repite que ya mero funcionarán sus cuadrantes en la ciudad.

Ya sin granaderos, por decisión de Claudia Sheinbaum, todo el que quiere tomar la vía pública lo hace afectando a millones de capitalinos, pues el gobierno decidió no “reprimir” al pueblo.

Es claro que las autoridades tienen una gran confusión entre lo que es represión y lo que es orden público, pues su temor a que puedan ser calificados como represores los paraliza a la hora de brindar seguridad a los ciudadanos.

Su bono democrático ganado en las urnas, y que ha sido gastado para culpar de todos los males al gobierno de Miguel Ángel Mancera, está llegando a su fin. La gente exige resultados y no más excusas en temas vitales como movilidad, servicios y seguridad. Es evidente que en ninguno de los rubros han cumplido, pues, a estas alturas, están mucho peor que los gobiernos que tanto criticaron y a los que la población castigó en las urnas.

Tan malos son sus resultados que hasta el propio Andrés Manuel López Obradorcalificó la inseguridad como mucho más grave que cuando él gobernó el DF.

Por ejemplo, no hay agua en varias alcaldías, y Sheinbaum anuncia un programa para ahorrar el vital líquido; si no hay, cómo se va a cuidar.

El Metro está peor que nunca y es tal la ausencia de gobierno que los usuarios se tienen que defender solos de las agresiones de ambulantes. Ahí está el video de la chica que usa una pistola eléctrica para repeler un ataque, mientras un policía sólo observa la agresión.

De la inseguridad, ni hablar, el gobierno sale a decir que sus cifras indican que las cosas “van mejorando”. ¿En serio?

Todo tiene un límite y los morenos ya se pasaron de tueste. No se vale que su ineptitud ponga a los ciudadanos en una situación de decidir entre su vida o la de los malosos.

CENTAVITOS

Y mientras la ciudad se cae, la diputada Teresa Ramos pidió en la tribuna retirar los monumentos de Hernán Cortés y de Cristóbal Colón de la ciudad por sus tropelías durante la Conquista. A este paso, Ramos pedirá que se retire la imagen de la Virgen de Guadalupe, estandarte de la evangelización a los indios. Por cierto, Colón no conquistó México.

https://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/la-ciudad-de-la-anarquia/1305446

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.