Home Política y Gobierno Capital Político La doble ‘H’ de Mancera

La doble ‘H’ de Mancera

0

Si durante años se ha dicho que Miguel Ángel Mancera tiene en un Héctor a su máximo operador político, ahora se dice que ya tiene dos y que, aunque sus posibilidades de acceder a una candidatura presidencial se han reducido, se está concentrando en su propia sucesión.

Luego del 19-S las prioridades y oportunidades cambiaron, y la prioridad del jefe de Gobierno es ahora incidir en quién será el candidato del Frente Amplio Progresista en la CDMX. Para eso cuenta con Héctor Serrano –como siempre–, pero se ha agregado otro Héctor –Bautista– de la tribu ADN del PRD, para integrar una mancuerna que se encargará de la operación política al interior del sol azteca rumbo al 18.

Con razón se ha visto muy seguido en desayunos —allá por la zona de los grandes hoteles de Polanco— al binomio H, pues a nadie escapa que entre ambos juntan una buena cantidad de consejeros al interior del perredismo para influir en decisiones.

La misión principal de Serrano es que el Frente de partidos cobre vida y sea viable, a fin de pensar en el candidato idóneo para la ciudad, con el visto bueno de Mancera. La propuesta de este binomio alcanzará también para elaborar la lista de las demás candidaturas, a negociar con los integrantes de la alianza partidista, lo cual tiene incómodos a Los Chuchos, corriente hegemónica amarilla.

Las fuerzas al interior del partido en el gobierno están muy divididas, pero si ADN de Bautista hace mancuerna con Vanguardia Progresista de Eduardo Venaderotribu afín a Mancera— pueden hacerle mayoría a Nueva Izquierda.

Quizá, no les alcanzaría para borrar a Los Chuchos del mapa, pues esa corriente podría juntar los números para lanzar un veto, pero sí para ponerse en una posición cómoda en la negociación de los espacios.

El hecho de que Serrano se haya quedado —de momento— sin candidato presidencial, no significa que se haya cruzado de brazos; ahora tiene más tiempo libre para planear y ejecutar alguna que otra travesura. Por el momento se le ha visto tejer enlaces a nivel nacional, pero muy en especial en la CDMX donde la prioridad para el jefe de Gobierno es poder imponer a quien los sucederá el año entrante.

Y en esta nueva circunstancia después de los sismos, la baraja se puede ampliar hacia nuevos jugadores, e incluso hacia los que estaban en un inicio y que de repente habían sido borrador del panorama.

La elección del grupo de Mancera en la sucesión será muy interesante, pues tendrá que decidir entre el corazón o el pragmatismo; tiene que pensar en quién le garantice el triunfo, por un sinfín de razones. Lo seguro es que a finales de este mes haya luz sobre el nombre del suspirante.

CENTAVITOS… Si ya de por sí era muy sospechosa la inclusión de última hora —fuera de tiempo— de Ricardo Hernández Forcada como un aspirante más a presidir la Comisión de Derechos Humanos del DF, los diputados de esa comisión legislativa están haciendo que crezca el sospechosismo al modificar las fechas del procedimiento, so pretexto de los sismos. A ver si no salen con alguna tontera (gandallez), pero lo que queda claro es que los oficialistas quieren impulsar a un Hernández, pues además de Ricardo están los amigos de la cúpula, Armando —del TEDF— y Mucio —del InfoDF— , con lo que completan tres. Quizá, la única que valga la pena con ese apellido entre los candidatos sea Nashieli Ramírez, quien también es Hernández, pero que a diferencia de los otros tiene un amplio trabajo y es reconocida por las ONG como luchadora social desde tiempos inmemoriales.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/2017/10/06/1192992

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.