Home Influyentes Colaboradores La economía es cosa seria

La economía es cosa seria

La economía es cosa seria
0

El arte de la Economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente

sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores. (Henry Hazlitt)

 

 

Pablo Trejo

Sobre la Economía, y más aún, sobre los economistas, se han pronunciado muchas frases llenas de jocosidad, y de inicio, quiero compartirles algunas de ellas: “La única función de la predicción económica es hacer que la astrología parezca algo más respetable”;” ¿No es extraño? Los mismos que se ríen de los adivinos se toman en serio a los economistas”; “Definición de economista: es un experto que mañana sabrá explicar por qué las cosas que predijo ayer no han sucedido hoy”; “En economía, las cosas tardan más en pasar de lo que pensabas, y después ocurren más deprisa de lo que creías”; “Un estudio económico generalmente revela que el mejor momento para comprar algo es el año pasado”; “Si los economistas supieran de negocios serían ricos y no consejeros de los ricos”; y la más repetida de todas “La economía es un tema demasiado serio para dejarla en manos de los economistas”.

La idea de traer estas frases, es la de contextualizar un tema que causó controversia entre el gremio de economistas la semana pasada, y que fue el desconocimiento expreso del presidente al carácter científico de la economía, a la cual la etiquetó como “un oficio”, desvinculándola de la ciencia.

Para la Real Academia Española de la Lengua, la definición de ciencia en términos estrictos, consiste en “el conjunto de conocimientos sistemáticos que se elaboran en torno a la naturaleza, los fenómenos que se dan en ella, los seres que la componen y las leyes que enmarcan o determinan las variables anteriormente mencionadas”; y la palabra “economía”,registra dos conceptos fundamentales: es “una ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas y materiales mediante el empleo de bienes escasos, a través de una administración eficaz y razonable.

Más alla del desaguisado que se pueda haber causado al gremio y a los estudiantes universitarios que cursan la licenciatura en la materia, y que hoy son objeto de burlas de estudiantes de otras carreras, las palabras de López Obrador revelan el desdén del presidente hacia los científicos que se encargan de traducir en hechos, la visión del mandatario acerca del país que quiere reconstruir.

La aportacióin del economista, como científico social, resulta indispensable en la construcción de políticas públicas, en el diseño del esquema tributario, en el mantenimiento de la disciplina en las finanzas públicas, y en muchas otras áreas, como por ejemplo en el diseño de presupuestos como el que requerirá la construcción del Tren Maya o el aeropuerto de Santa Lucía.

El origen del desdén presidencial puede estar en la diascrepancia sobre las expectativas del crecimiento a futuro de nuestra econiomía, pero la realidad es que una de las responsabilidades del economista, es la de analizar la realidad, con independencia de consideraciones políticas; y si las cifras de la inmensa mayoría, discrepan de las cifras del presidente, no significa que se esté fraguando un complot; tampoco representa una andanada del conservadurismo; si significa, en cambio, el ejercicio libre de la ciencia económica.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.