Home Influyentes Colaboradores METRO DE LA CDMX TRABAJA A SU MÍNIMA CAPACIDAD

METRO DE LA CDMX TRABAJA A SU MÍNIMA CAPACIDAD

METRO DE LA CDMX TRABAJA A SU MÍNIMA CAPACIDAD
0

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, a través de su cuenta de Twitter, periódicamente a lo largo del día y a partir del 18 de febrero de 2019 informa a los usuarios el estado general del servicio en la red para que diario aproximadamente 5.5 millones de personas planeen sus trayectos de traslado.

Pero no siempre lo que se informa a la comunidad usuaria del Metro coincide con lo que se vive en cada una de las 12 Líneas que conforman esta red de transporte masivo.

El Metro ofrece sus servicios 19 horas al día, 95 por semana de lunes a viernes, para sumar 380 horas de actividad al mes, sin contar los fines de semana, debido a la baja en la afluencia de usuarios.

En un ejercicio informativo, El Influyente elaboró un semáforo por línea construido con información del propio SCT Metro publicitada en sus redes digitales, de la semana del 18 de febrero al 15 de marzo, para comparar el comportamiento del tránsito de los trenes en la red y la utilidad que tiene esta manera de informar a la ciudadanía que padece cotidianamente los retardos y averías en este transporte.

Si dividimos en tercios, conforme lo expone la difusión del Metro por tres colores, tenemos que cinco líneas de la red operan casi en su totalidad en color amarillo, Línea 2, 3, A, B y 12, es decir, un 40 por ciento de la red trabaja en color amarillo. Descartando el color rojo que representaría un tercio o un 33 por ciento, por lo tanto, sólo el 33 por ciento de la red trabaja en color verde u óptimo, según los datos oficiales.

Asi, el color verde en el semáforo emitido por el SCT equivale a circula- ción normal de los trenes y comboys, pero el SCT no especifica el tiempo de circulación entre los trenes, aunque lo califica como óptimo. Los usuarios desconocen los parámetros con los que califica el propio sistema como óptimo, regular o malo el servicio que ofrece.

En los mensajes vía Twitter, en oca- siones, el color verde equivale a una espera entre trenes de tres minutos, aunque en otras tantas no aclaran el tiempo de espera en estado normal.
El color verde, a pesar de aparecer como normal u óptimo, también apa- rece con diferencias de espera entre el arribo de cada tren de hasta cinco minutos, pero no cambia de color a la siguiente fase, que sería el color rojo, aunque el verde también sea para las
esperas de dos a tres minutos. Mientras que el color amarillo en el semáforo representa de tres a cinco minutos de espera entre cada tren.

En los mensajes del Metro en redes sociales no se especifica cuánto de demora deberán tener los trenes para alcanzar el color rojo. En el periodo de observación por parte de este medio de comuniacción sólo en una ocasión se reportó la aparición del color amarillo o rojo en el semáforo debido al rescate de una persona accidentada en las vías. Aunado a lo anterior, sistemática- mente los tuits del STC Metro aparecen mucho después del horarios que dice su reporte, en ocasiones hasta 30 mi-
nutos o una hora más tarde.

Este retraso en la publicación es continuo a lo largo de sus reportes diarios, es decir, durante la mayor concentración de personas en el sistema de transporte, el Metro no reporta de manera oportuna información.

QUEJAS Y MÁS QUEJAS…

A pesar de que de manera general el SCT Metro anuncia el estado general del servicio casi en tiempo real, la mayoría de los usuarios que reciben estos mensajes a través de las redes sociales manifiestan que las autoridades mienten.

Basta con ver la cantidad de mensajes en respuesta en contra de este servicio también vía redes sociales, sin contar que muchos usuarios no tienen un teléfono móvil o no se conectan a internet durante sus recorridos.

La mañana del pasado 21 de marzo, 10 de las 12 estaciones del Metro fallaron. Muchos usuarios reportaron a través de redes sociales que el Metro se encontraba detenido, que los trenes tardaban hasta media hora en pasar, y que la marcha era más lenta de lo normal.

Incluso, hubo humo en los andenes, vagones sin luz, escaleras eléctricas sin funcionar y hasta trenes avanzando con las puertas abiertas.

El SCT Metro se limitó a sugerir a los usuarios que anticiparan su viaje. Confirmó que las únicas líneas que avanzaban con normalidad eran la 4, que corre de Martín Carrera a Santa Anita, y la 8, que va de Garibaldi a Constitución de 1917. Líneas que operan casi siempre en semáforo color verde, como se ve en la gráfica elaborada por el Influyente.

El Metro también informó que sería el viernes pasado cuando las 43 escaleras de subida de la Línea 7 funcionarían en su totalidad, mientras que las de bajada operarán hasta el sábado 30 de marzo, pero de ampliar horarios ya nadie habló, como lo había sugerido la Jefa de Gobierno capitalino el jueves pasado.

TRAYECTOS ACCIDENTADOS

En el 2013, el Gobierno capitalino a cargo de Miguel Ángel Mancera subió de 3 a 5 pesos el precio del boleto del Metro con la prome- sa de que habría una mejora en el servicio.

A seis años del incremento, ese compro- miso no se ha cumplido, pero sí la incorpo- ración de mil 200 policías, de acuerdo con la página de internet del STC.

El 5 de marzo pasado, una falla en las escaleras eléctricas dejó a ocho personas lesionadas en la estación Mixcoac de la Lí- nea 7, y el 9 de febrero también hubo dos lesionados en la terminal de Tacubaya por la misma causa.

Desde el 2016, la Comisión de Derechos Humanos (CDH) local emitió la recomendación 14/2016 con el fin de que el STC mejore las condiciones de los usuarios a bordo de este sistema.

 

tags:

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.