Home Grilla CDMX Capital Político Morena echa la sal a Amieva

Morena echa la sal a Amieva

0

Dile al coordinador que si ellos deciden que José Ramón Amieva sea la propuesta para ser ratificado como jefe de Gobierno sustituto de Miguel Ángel Mancera, nosotros no tenemos ningún problema, dijo un enviado de Morena a la Asamblea Legislativa.

Lo que pareciera un gesto de buena voluntad de los morenos con sus pares del PRD o con el mismo encargado de despacho de la Ciudad de México, puede leerse de varias formas, especialmente de tres.

La primera es que quieran apoyar el nombramiento definitivo de Amieva en la Jefatura de Gobierno, a cambio de que les retribuyan el favor y aprueben los relevos que Morena propone en las delegaciones que domina y cuyos titulares saltaron por una diputación.

Una segunda lectura es que en serio quieran que el encargado de despacho se quede, porque es un secreto a voces que su corazón está con Alejandro Encinas y que es más moreno que amarillo, por lo que no operaría en contra del pejismodurante el proceso electoral.

Y la tercera, que se puede interpretar como el beso de Judas a Amieva, pues el espaldarazo de los morenos pudiera ser el clavo que los enemigos del funcionario quieren en su ataúd.

Pero mientras sean peras o manzanas, urge ya que se nombre al nuevo responsable oficial del gobierno, pues aunque Mancera dijo al irse que dejaba todo en orden y que cada funcionario tenía instrucciones precisas sobre qué hacer, la verdad, dejó un tiradero.

Desde la semana pasada no hay agenda oficial del gobierno; no se celebran reuniones para informar sobre las tareas de reconstrucción y nadie da la cara, como ocurrió luego de la tromba del pasado miércoles en el sur de la ciudad.

Cierto que las dependencias gubernamentales trabajaron para enfrentar la emergencia, pues se activaron los protocolos establecidos, pero no se vio ninguna cabeza que mandara algún mensaje de tranquilidad.

Dicen que Amieva, en realidad, quiere quedarse y que incluso ha estado cabildeando con muchos de sus compañeros de gabinete y diputados de varios colores para que lo apoyen. Que le está echando ganas, pero que no ha logrado aún el consenso. La bendición que envía Morena para su probable ratificación no hace sino aumentar las dudas sobre su lealtad al proyecto frentista.

Su situación se tiene que definir ya, pues, mientras más pase el tiempo, su figura será cada vez más débil y, en tiempos de elecciones, eso no conviene al partido en el gobierno.

CENTAVITOS… Quienes afirman que al presidente Enrique Peña no le gira la piedra, tendrán que analizar el discurso de ayer sobre las bravuconadas de Donald Trump contra México. Peña Nieto no sólo defendió a los mexicanos apelando al nacionalismo, sino que se puso por encima de los candidatos a sucederlo avalando sus declaraciones, pero aclarando que él, como Presidente de los 125 millones de mexicanos, no permitirá que el Presidente estadunidense pisotee la dignidad del país. Le dijo a su homólogo que si tiene problemas con su Congreso, que los arregle allá, y que México está dispuesto a negociar, pero con respeto e igualdad de condiciones. Más allá de la defensa que hizo del país, Peña Nieto arrebató el discurso nacionalista a los candidatos, se puso por encima de ellos y retomó parte del liderazgo que, por el desgaste, había perdido. Sin duda, un discurso inteligente, que no rompe con EU, pero que le pone freno a su Presidente. ¿En verdad alguien sigue pensando que no es hábil Peña Nieto? Porque su discurso, al menos, hizo que la mayoría de los mexicanos acentuara su orgullo nacional.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/morena-echa-la-sal-a-amieva/1230833

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.