Home Investigación De la casa MOTOR: Una vuelta al sol

MOTOR: Una vuelta al sol

MOTOR: Una vuelta al sol
0

Por Marco Sarmiento

KIA presentó la actualización de media vida generacional de Sorento, un SUV de gran tamaño que mejora exponencialmente en espacio y desempeño. Hace un par de números tuvimos la oportunidad de manejar una preserie de la nueva KIA Sorento, y para esta edición pudimos evaluar la versión final tope de gama: la SLX AWD. Si bien es un facelift de la tercera generación, las mejoras que presenta son dignas de admiración.

GRAN LOOK

•Empecemos por el trabajo de diseño al exterior, donde encontramos la ya conocida parrilla tiger nose, firma distintiva de la marca. Ahora encontramos un conjunto óptico rediseñado para albergar solo LED, de igual manera, las luces antiniebla cambiaron su configuración.

•En los laterales encontramos un trabajo de refinamiento en cuanto a las líneas que recorren de punta a punta a Sorento; además, se nota que creció: fueron exactamente 20 milímetros que juegan a favor del espacio para la tercera fila de asientos. En la parte trasera encontramos un nuevo diseño de luces e insertos de cromo en la parte baja de la fascia.

HACIA ADENTRO

•Las vestiduras son de gran calidad; se utilizó piel y Alcantara por todo el interior; resaltan los insertos de cromo en el tablero y la consola central. Los asientos son calefactables y el volante ahora es de cuatro brazos e incluye paletas de cambios en la parte trasera. Todas las versiones tienen espacio para siete pasajeros que pueden viajar cómodamente sentados. Es ideal para trayectos largos, tanto por equipamiento como por comodidad.

DINÁMICA

•La unidad de prueba monta el motor 3.3 litros V6 de 290 caballos de fuerza y 252 libras pie de torque, el V6 está relacionado con una nueva transmisión automática de ocho cambios que manda el poder a las cuatro ruedas con la opción de bloqueo del eje trasero.

•Cuenta con diferentes modos de manejo, en esta ocasión nos enfocamos a disfrutar una ruta de más de 500 kilómetros solo con el modo Sport, en éste, el motor y la transmisión se vuelven más responsivos.

Viajamos de Monterrey a Torreón con una escala en Cuatro Ciénegas y, por la naturaleza de sus carreteras, nos enfrentamos a un camino rápido pero lleno de ráfagas de viento que son imposibles de no sentir cuando se trata de ir a un buen ritmo.

•Lo primero que debo aclarar es que no pensé que un vehículo de casi dos toneladas se moviera con tal soltura y que tuviera recuperaciones tan rápidas casi de cero.

•Llevar el acelerador a fondo combinado con las ráfagas de viento generó una sensación que pocas veces puedes disfrutar con tanta seguridad, me refiero a ese pequeño desplazamiento lateral provocado por el aire, pero que el vehículo corrige casi de inmediato y de una forma completamente segura.

•Sorento también se ofrece con un motor 2.4 litros de 185 caballos de fuerza, pero su evaluación esperará unos meses más, por lo pronto la versión tope de gama nos confirmó por qué la marca sigue creciendo de forma exponencial en México.

LO MEJOR Y LO PEOR

•Superó mis expectativas en cuanto a desempeño y espacio, pero noté un tema de insonorización que bien podría deberse a manejar a 200 km/h con vientos cruzados.

•El cambio estético se nota en el frente con los faros full LED y la parrilla redimensionada, atrás basta ver el deflector
y los escapes. Al interior encontramos gran espacio y tecnología, suma un cargador de inducción para celulares.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.