Home Grilla CDMX Política y Gobierno Gobierno de la CDMX Nuevo cárcamo de alta capacidad prevendrá inundaciones

Nuevo cárcamo de alta capacidad prevendrá inundaciones

Nuevo cárcamo de alta capacidad prevendrá inundaciones
0

En la construcción del Desnivel Mixcoac-Insurgentes se incluyeron diversos elementos de seguridad tanto para peatones como para automovilistas, uno de ellos fue la creación de un cárcamo de bombeo, cuya función es almacenar el agua de lluvia excedente y canalizarla de manera eficiente con la finalidad de evitar inundaciones.

El nuevo cárcamo de bombeo se ubica en la Avenida Río Mixcoac y su cruce con Barranca del Muerto, y será vital para el buen funcionamiento del distribuidor vial de Mixcoac, especialmente en temporada de lluvias o ante la presencia de precipitaciones atípicas.

Cuenta con una capacidad de almacenamiento de 240 mil litros, que equivale a llenar casi 240 tanques de polietileno o tinacos caseros.

El punto más profundo del Desnivel Mixcoac-Insurgentes se encuentra a 23 metros, mientras que el cárcamo de bombeo tiene una profundidad de 32 metros, el equivalente a un edificio de 10 pisos de altura.

Su profundidad es mayor para darle la capacidad de recolectar el líquido que escurra tanto de la superficie de la calle, como de los dos niveles del Desnivel.

Asimismo, para evitar que la totalidad del agua proveniente de una lluvia intensa llegue a la parte más baja de los túneles, a la zona central, en las rampas de entrada y salida del doble túnel fueron habilitadas coladeras pluviales verticales, denominadas bocas de tormenta, las cuales captarán el agua de lluvia y la enviarán al cárcamo de bombeo a través de un sistema de tuberías.

Además, dentro de los túneles también se instaló un sistema de drenaje que cuenta con rejillas de desagüe colocadas a 30 metros de distancia y conectadas al cárcamo de bombeo, por lo que el agua que pueda ingresar al desnivel será enviada al mismo punto.

El secretario de Obras y Servicios, Edgar Tungüí Rodríguez, señaló que la obra incluyó un fortalecimiento hidráulico de la zona, mejorando el estado y la capacidad receptora de la infraestructura preexistente.

“El cárcamo funciona a través de cuatro bombas; dos de ellas se activan de manera automática cuando el agua llega al 25 por ciento de su capacidad, si se presentan volúmenes que lleguen al 50 por ciento entrará en funcionamiento la tercera, y una vez que el agua rebase este porcentaje operará de manera manual la cuarta bomba.”

Edgar Tungüí Rodríguez, secretario de Obras y Servicios.

“Estos elementos”, agregó, “permiten que el agua de lluvia que almacena el cárcamo sea canalizada al drenaje profundo de la zona. Su operación se realiza a través de una subestación eléctrica que se encuentra a un costado de dicha obra”.

El cárcamo fue construido por la Secretaría de Obras y Servicios, en colaboración y siguiendo todas las recomendaciones del Sistema de Aguas de la Ciudad de México.

De igual forma, con la obra del doble túnel se construyeron galerías de concreto para proteger cuatro colectores de aguas residuales que se encontraron a lo largo de 1.3 kilómetros.

El titular de Obras y Servicios subrayó que “con la construcción del cárcamo de bombeo y la rehabilitación de los colectores, se cumplen las medidas de seguridad necesarias para mitigar encharcamientos e inundaciones al interior del Desnivel, y garantizar su correcto funcionamiento aún en temporada de lluvias”.

Fuente: cdmx.gob.mx

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.