Home Influyentes Colaboradores Nuevo orden urbano en la CDMX

Nuevo orden urbano en la CDMX

Nuevo orden urbano en la CDMX
0

Alejandro Zúñiga

Apenas el lunes de la semana pasada entró en vigor el nuevo modelo de gobernanza en la capital, que transformó las 16 delegaciones en alcaldías y, al día siguiente, empezó la rebatinga sobre un tema fundamental: un nuevo orden urbano en la Ciudad de México.

Lo curioso fue que el PAN, partido cuyos gobiernos se han coludido históricamente con los desarrolladores inmobiliarios rapaces, fue el que puso el tema en la mesa. El alcalde en Benito Juárez, Santiago Taboada, más con un afán protagónico que para beneficiar a sus gobernados, anunció la suspensión de “todos los trámites para nuevas construcciones” en la demarcación que gobierna.

Para no quedar atrás, botepronto respondió el alcalde morenista de Iztacalco, Armando Quintero, quien avaló la medida y anunció lo mismo para su jurisdicción, pero matizó al dar luz verde a construcciones unifamiliares.

Un día después, en el Congreso local, el diputado panista Federico Doring secundó al alcalde Taboada y subió un exhorto al pleno, con dedicatoria para la alcaldía Miguel Hidalgo, territorio que por segunda vez le arrebató al PAN el ahora morenista Víctor Romo. El panista pidió a Felipe de Jesús Gutiérrez, secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda capitalino, y al alcalde Romo, la emisión de una “declaratoria de moratoria urbana”, hasta que se actualice la norma en materia de desarrollo urbano.

Por alusiones, con un discurso más estructurado por su experiencia de gobierno, Romo se sumó al cierre de trámites para grandes desarrollos y anunció una revisión exhaustiva, documental y física, de las 300 obras que encontró en construcción en Miguel Hidalgo. Además, delineó un plan estratégico para evitar la proliferación de amparos, permitir los trámites de construcciones unifamiliares, remodelaciones y adecuaciones menores.

Lo cierto es que Doring se “mordió la lengua”, porque en su exposición de motivos defendió la necesidad de que los vecinos cuenten con armas jurídicas para frenar “al Cártel Inmobiliario que depreda -dijo- la calidad de vida de todos”. Un problema consabido para los capitalinos, pero por lo visto nuevo para Doring, porque no lo había tocado en sus 12 años de legislador por la CDMX.

De lo que tampoco se acuerda el panista es que entre las demarcaciones que más ha dañado el Cartel Inmobiliario sobresalen Benito Juárez y Miguel Hidalgo, tradicionalmente gobernadas por representantes su partido.

Morena unificó su postura gracias a la futura jefa del gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, quien después de reunir a sus 11 alcaldes y a sus congresistas anunció la elaboración de una propuesta jurídica uniforme, para evitar diferencias en los términos legales.

Han sido muchos años de caos, desorden y anarquía, que han estropeado los servicios públicos, abusado del suelo y deteriorado la calidad de vida de los capitalinos.

Ojalá que los partidos hagan a un lado la hipocresía y, por encima de sus intereses, privilegien una ciudad que anteponga la vida a la ganancia económica, la seguridad de los ciudadanos, la equidad y la planeación urbana, pero, sobre todo, que erradiquen la corrupción y la impunidad para alcanzar un nuevo orden urbano.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.