Home Influyentes Colaboradores ¿Ocurrencias en Seguridad en CDMX?

¿Ocurrencias en Seguridad en CDMX?

¿Ocurrencias en Seguridad en CDMX?
0

Hugo Morales Galván

La percepción y la realidad sobre la seguridad en la Ciudad de México (CDMX) coinciden en que pese al cambio de gobierno, se mantenienen o se han incrementado los robos, asaltos con violencia en varias modalidades: a transeúntes, casas-habitaciones y transporte público; las extorsiones, violencia contra las mujeres, ejecuciones, secuestros, y ahora, la modalidad de secuestro de mujeres en el Metro.

La CDMX está en la antesala de una crisis de seguridad y violencia que de no revertirse puede llevar a niveles delictivos similares a los que hoy se viven en Michoacán, Tamaulipas o Guerrero. Lo afirmó el secretario de Seguridad Pública (SSP-CDMX), Jesús Orta Martínez, en una entrevista previa al asumir el cargo.

Dos meses no bastan para juzgar un sexenio. La CDMX fue abandonada por negligencia o complicidad de Miguel Ángel Mancera y Héctor Serrano. Corregir el rumbo requiere tiempo. Pero para ello, es necesario mandar señales de confianza y de que la ruta no será de ocurrencias. Se ha valorado el nivel curricular del gabinete de Claudia Sheimbaun, pero la mayoría carece de experiencia sustantiva en el ejercicio público y más aún de conocimiento estratégico en materia de seguridad.

La Ciudad de México no se gobierna sin un acuerdo tácito o implícito con los cárteles de la droga, dijo en octubre del 2005, el “Subcomandante Insurgente Marcos”. Lo supieron Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard. Lo supieron Mancera y Serrano. Convivieron tácitamente con el narco. Negarlo fue una manera pueril de no afrontar el problema o no romper complicidades.

Sheimbaun se sumó a ese discurso al negar la operación de cárteles en Tlalpan o defender a Rigoberto Salgado, cuya gestión entregó a Felipe de Jesus Pérez Luna “La Mano con Ojos”. A fines del 2016, fuentes de la Procuraduría General de la República alertaron al gobierno capitalino. No era Iztapalapa la zona que preocupaba a la autoridad federal, sino la Delegación de Tláhuac. Las avidencias colocaron a cada quien en su lugar.

¿Cómo recuperar la seguridad pública y afrontar a la delincuencia organizada con desalentadoras señales de Sheinbaum al designar en su aparato de procuración de justicia, a inexpertos, buscachambas o ex legisladoras/es sin experiencia en la materia?

En los 15 ejes de su Estrategia de Seguridad para la CDMX, alude lugares comunes, abunda en los qués pero no en los cómos. La transparencia y la rendición de cuentas en la SSP es obvia y evidente. Pero, ¿cómo desarticulará a la “Hermandad”? ¿Jubilando a algunos mandos? ¿Por qué no escucha a la Sociedad Civil Organizada que lleva años analizando el tema y ha formulada alternativas de solución?

Al gobierno de la CDMX se le indigestan las OSC, al igual que al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Para Sheinbaum los únicos a consultar son empresarios y comerciantes (Punto 15) para “coordinar con ellos estrategias de operación policial de acuerdo con sus necesidades”. Es decir,  consultar a quienes piden seguridad, pero no saben de seguridad. Esperemos, que no le pida a la SSP una estrategia para aumentar la venta de maíz o frijol. Así más o menos.

La borrachera discursiva de Mancera quiso ocultar, como un alcohólico que niega su enfermedad, y por ende atender su salud, lo que sucedía en las calles de la capital y municipios aledaños cuyos intereses cruzan por nuestra ciudad.

No es de extrañar que la Marina y la Policía Federal hayan dado grandes golpes al narco en esta parte del país. Y así continúan pese al cambio de gobierno.

La Semar abatió a Pérez Luna en Tláhuac. La PF capturó a Roberto Moyado Esparza “El Betito”, líder de La Unión Tepito, en Tlalpan. La Marina detuvo a David García Ramírez “El Pistache” (UT) en Cuajimalpa. La PF detuvo en Nezahualcóyotl, Edomex, a Brayan Mauricio “El Pozoles” (UT), inculpado del asesinato de una modelo venezolana.

¿Quiénes operan en la ZMVM? La Unión Tepito, Cártel de Tláhuac, Cártel de Sinaloa (V. Carranza, Aeropuerto), Cártel del Golfo (Ecatepec), La Empresa (Los Reyes y Cuautitlán), Cártel del Sur (Chimalhuacán), LA Nueva Empresa (Nezahualcóyotl), Cártel de Tlalpan, Los Zetas (Ixtapaluca, Acolman y Nezahualcóyotl), Cártel de Jalisco Nueva Generación (Tláhuac).

Cerrar los ojos ante la evidencia, no escuchar a especialistas, encerrarse en el Zócalo, no es buena medida. Datos exigen su acción decidida, tanto como cuando tomó posesión y marcó distancia del gobierno federal, generando esperanzas.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.