Home Influyentes Colaboradores PELIGRO: AEROPUERTO DE TOLUCA

PELIGRO: AEROPUERTO DE TOLUCA

PELIGRO: AEROPUERTO DE TOLUCA
0

JORGE SAMUEL DEL VILLAR

@delvillarmexico

Sería en el año 2008, volaba de Acapulco al entonces nuevo aeropuerto de Toluca. A minutos de llegar, el avión empezó a caer punta abajo, en picada.

Como creyente, me encomendé a Jesús y en lo que viví como un milagro el avión, a tan sólo metros de la pista de aterrizaje, se enderezó. Al narrar mi anécdota aleatoriamente a un par de gente cercana escuché 3 casos presenciales idénticos. Para escuchar, por pura casualidad, tres casos iguales, las estadísticas tendrían que ser altísimas de que algo estaba mal. Fue la última vez que volé de ese aeropuerto.

Averigüé un poquito más para escribir este artículo, sin solicitar información oficial al INAI, pues mi entrega editorial no podía esperar el número de semanas que tardarían en responderme.

De acuerdo a la información que recabé, el número de incidentes que se han presentado en el aeropuerto de Toluca es comparativa y porcentualmente bastante más elevado a los estándares de las operaciones normales de otros aeropuertos. Me gustaría dejarles la reflexión a los expertos y no a los políticos.

La próxima administración ha politizado un asunto que tradicionalmente (al igual que la política monetaria) está en el ámbito de lo técnico. Al hacerlo está asumiendo un enorme riesgo. Esperemos que no suceda, pero en todo el mundo periódicamente ocurren tragedias aéreas, algunas por factores externos, otras por errores humanos. Al llevar un asunto técnico al ámbito político (y taaan político), en cualquier percance habría una y sólo una persona a quien todos los dedos señalarían.

Hay una gran diferencia entre haber gobernado la Ciudad de México, hace 18 años, y gobernar a México entero dos décadas después. En el año 2000, sólo el 5% de la población mexicana utilizaba internet; ahora somos alrededor de 75 millones de mexicanos. Los millennials, un importante sector poblacional que votó por el gobierno electo, tiene mucha más información que sus padres y su mente funciona distinto. En el año 2000, los millennials estaban naciendo, ellos votaron por una mítica administración que se preocupaba por la gente más necesitada, pero nunca vivió en carne propia ese estilo de gobernar.

Uno de los sustentos políticos de la administración del GDF del 2000 al 2005 fue la construcción de una mega-obra: los segundos pisos. Políticamente fue muy eficiente, pues presentó una imagen tangible de lo que se estaba haciendo; técnicamente, siendo la obra más costosa en la historia de la capital, a todas luces fue ineficiente. Basta con transportarse en la Ciudad de México para darse cuenta del deterioro en la movilidad capitalina.

Pareciera que algo similar está ocurriendo en el caso del aeropuerto internacional de la Ciudad de México. El gobierno entrante no parece estar dispuesto a que se realice una obra tan importante sin capitalizarla política- mente. Un ‘Tren Maya’ sí sería una obra propia de la administración entrante, con la que creen, y se llevaría todos los aplausos. Pero México ya es otro, hoy los millennials pueden leer hasta las intenciones. Si ocurriese cualquier tipo de accidente aeroportuario, la próxima administración quedaría con una mancha plasmada en las páginas de la historia.

 

 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.