Prefiere a Barrales por cabrona

 

16 de mayo de 2018

Por Adrián Rueda

Si Claudia Sheiunbaum llegara a ser jefa de Gobierno, lo primero que tendría que hacer sería mandar al diablo a El Peje para que ella pudiera gobernar, asegura Xóchitl Gálvez, candidata de Por la Ciudad al Frente a senadora por la CDMX.

Cercana en un tiempo a la candidata de Morena cuando ambas eran delegadas, una en Tlalpan y otra en Miguel Hidalgo, Xóchitl afirma que entre Claudia y Alejandra Barrales prefiere a esta última “por ser cabrona”; a la morenista la ve sometida por López Obrador.

“Yo quisiera creer que Claudia no aceptaría condiciones de Andrés Manuel; hoy se le visualiza como la que se disciplina, la que acepta lo que le digan. Entonces tendría que darnos una sorpresa mandando al diablo a alguien con el que no esté de acuerdo y decirle: ¿sabes qué?, esta decisión la tomo yo porque yo voy a gobernar”.

P.- ¿Tendría que mandar al diablo a El Peje?

R.- A El Peje y poder gobernar ella.

Funcionaria en el gobierno panista de Vicente Fox y delegada en Miguel Hidalgo, saltó a la candidatura senatorial a cambio de su casa, pues había dicho que si no concluía su gestión delegacional la donaría.

P.- Anduviste muy “de la manita” con Sheinbaum, muy cercana a Morena e incluso se llegó a rumorar que te invitaron a ser candidata y ahora haces campaña con su principal adversaria, con Alejandra Barrales, ¿cuál es la diferencia entre las dos?

R.- Tengo un aprecio por Claudia, yo no creo que por estar en un proyecto político diferente te tenga que enfrentar o romper amistades, no veo por qué. Con Claudia siempre fui muy clara, peleamos por una mejor distribución de los recursos públicos hacia las delegaciones, es algo que tendrá que hacerse.  La apoyé para que fuera la candidata de Morena porque me parecía que más mujeres deben estar en Morena, en el PRD, en el PAN, en todos los partidos. Sí la apoyé, abiertamente la apoyé.

P.- Tú has tenido oportunidad de convivir con las dos candidatas principales a la Jefatura de Gobierno, ¿cuál es mejor?, ¿cuál tiene más cualidades para gobernar?

R.- En el caso de Alejandra todos sabemos que tiene el carácter, que sí tiene la fuerza para mandar pero hereda el desgaste de los gobiernos del PRD. Alejandra arrastra este desgaste y me parece que ha hecho bien en reconocer qué cosas se hicieron mal durante esta administración, y de las cosas que más mal se hicieron fue la corrupción inmobiliaria. Creo que en este caso Alejandra, al invitarme a ser parte de su equipo, sabe que adquiere un personaje que no está dispuesto a callar. Acepta que si le vamos a entra al gobierno, le vamos a entrar con un combate frontal a la corrupción. Tampoco puedes ir al extremo de decir que no vas a dejar que se construya nada, que todo sea por consenso vecinal, porque no hay vecino que esté de acuerdo con una obra nueva, aunque sea una casa, al lado suyo. Más bien que se respete la ley, entonces en ese caso sí veo a una Alejandra decidida y a Claudia yo quisiera decir tendría que hacerlo. Alejandra ya tiene las cualidades por cómo se forjó desde niña, por de dónde viene. Porque es una cabrona, una entrona porque se ha impuesto y ha logrado cosas muy complicadas en su vida.

P.- ¿Qué te alejó de las intenciones de Morena de invitarte?

R.- Uno de los comentarios que recibí en ese equipo cuando platiqué, me dijeron que a Andrés no se le puede decir nada. Dije: está cabrón y yo no soy callada, no hubiera podido decir sí señor, ¿qué horas son?, las que usted diga señor. Para mí fue completamente impasable el que Morena haya hecho candidato al ex delegado de Miguel Hidalgo (Víctor Hugo Romo) por una razón: porque hay tres denuncias penales por tres temas de 50 que encontré, pero no podía meterme a los 50. Si Morena me decía que era algo distinto y enarbolaba la lucha contra la corrupción como la principal bandera, y un personaje que pagó 40 millones de pesos por un mercado que no se hizo; una alberca que no está; un CENDI que no está y un pequeño constructor al que le quedaron a deber 5 millones de pesos, algo no checa. Yo me reuní con el dueño del equipo de Puebla y Jaguares (Carlos López Chargoy) en mi oficina, me lo llevó Víctor Hugo Romo, y ahora dice que no me conoce, ahora dice que nunca me vio. O sea, yo quiero aclarar que esos que eran del PRD son hoy los de Morena; no se confundan. Víctor Hugo Romo era del PRD hasta hace 6 meses y el hecho de pasarse a Morena no lo vuelve impoluto, santo ni decente; ese es el gran error.

P.- ¿Por eso no te fuiste?

R.- A mí no me querían tanto los perredistas ni los de Morena, pero al final me invitan. ¿Y por qué me invita Morena? Porque reconocen que soy una mujer que no se roba la lana, que  soy una mujer que trabaja y dice lo que piensa. Que soy una mujer que innova.

P.- ¿De lo que dices podemos concluir que Claudia está sometida a Andrés Manuel y no ha mostrado su independencia?

R.- Pero no Claudia, todo Morena.

P.- ¿Y Alejandra es libre? ¿Crees que debería romper con Migue Ángel Mancera por la carga negativa? ¿Tendría que desligarse?

R.- Señalar errores no significa romper.

P.- Pero a algunos no les gusta que se los señalen.

R.- Pues que se encabronen. Yo en un momento fui la única integrante del gabinete de Vicent Fox que públicamente reprochó el que fuera a ser desaforado López Obrador. Yo lo defendí estando en el gabinete de Fox y no me importó que me pidiera la renuncia o me corriera porque me parecía inaceptable. Yo sí creo que Alejandra tendrá que señalar lo que está bien, como los programas sociales, pues no hay duda que el PRD fue el gran impulsor de esta transición, de esta ciudad de libertades. No hay duda que hay cosas del PRD extraordinarias, pero la corrupción inmobiliaria se soltó en todas las delegaciones y creo que el doctor Mancera no tendría ni que enojarse. Tendría que entender y aceptar que hay cosas que… a mí me pasa en campaña, me mientan la madre por cosas que hizo el PRD que yo no tengo ni culpa.

P.- Es difícil para Alejandra que siendo perredista tenga que representar también al PAN. Los panistas son clasistas, incluso sectarios, ¿cómo le va a hacer Alejandra para entrar con ellos? Hasta ahorita su campaña va más dirigida al PRD, ¿cómo le hiciste tú para pasar la prueba? ¿Qué le recomendarías?

Que les dé certeza de equidad. Durante algún tiempo los gobiernos de izquierda estigmatizaron el ser ricos. “A esos no les pongas nada porque son ricos; a esos no les pavimentes porque tienen lana”. Y también si yo de repente hacía acciones en las Lomas de Chapultepec empezaban las madrizas en redes sociales: “ya salte de Las Lomas”, “ya salte de Polanco”. Como si tú no tuvieras que gobernar para las Lomas y Polanco, si pagan impuestos; si tenían sus calles de la fregada.

A mí me invita el PAN a ser su candidata en Miguel Hidalgo y siempre he dicho que me invitaron porque la tenían perdida; si la hubieran tenido ganada no me invitan. Estaba yo 20 puntos abajo de David Razú (PRD) y le di la vuelta. En fin, yo le diría que seamos generosos, en esta alianza los perredistas están apoyando a Ricardo Anaya y yo el compromiso que hago con los panistas es que el gobierno de Alejandra sea un gobierno que combata la corrupción frontal. Que sea un gobierno que también impulse la inversión económica en esta ciudad,  pero sin llegar los niveles de corrupción que en un momento dado se llegó. Y quiero aclarar que el tema del cartel inmobiliario empezó con López Obrador, él empezó con el Bando 2. Él empezó permitiendo que algunos empresarios que debieran habérseles demolido sus edificios en Palmas, por ejemplo, acabaran arreglándose con los gobiernos de él y de Ebrard. Grandes torres que no se debían haber hecho. Es muy fácil hoy decir Mancera; no señores, ustedes empezaron con este desmadre.

P.- ¿Hasta ahorita cómo ves la pelea? ¿Me imagino que quieres que gane el Frente?

R.- La ventaja que tenemos es que ya se polarizó. A todo México le queda claro que el PRI ya se va, eso es lo único que está claro en esta elección; el PRI se va y hay dos opciones. Hay muchos que no quieren que gane Andrés por sobradas razones, por sus contradicciones, por sus temores, por lo que quieras. Por los personajes a los que se trajo como Romo, Napito, la maestra Elba Esther, los Sosa Nostra de Hidalgo, todos estos. Entonces hay gente que no le cree, que no es tanto que vote por el Frente, sino que es un voto en contra de Andrés y eso se está dando en la calle. Yo lo veo en la calle todos los días.

P.- ¿Y Mikel cómo lo ves, qué piensas de él?

R.- Pues mira, Mikel está muy emocionado que puede subir y yo creo que se va a llevar una sorpresa. A mí eso de las encuestas es algo que, híjole… en Hidalgo me pusieron 24 puntos abajo y que quedé a tres; en Miguel Hidalgo me pusieron 18 puntos abajo y gané. Entonces pues aguas con las encuestas, la gente no contesta necesariamente. Si ahorita lo de moda es decir que va ganar Andrés, pues tú te subes a la moda, pero cuando estés en la soledad de la boleta es un momento importante.

P.- En dos años como delegada hiciste muchas cosas, pero dos años no son suficientes y te vas antes cuando una de tus promesas de campaña era que no te irías y no acabaste.

R.- Ante la imposibilidad de castigar la corrupción, me queda claro que hay que hacer un trabajo en el Senado. Hay que hacer algo para que los corruptos pisen la cárcel, pues hoy no la pisan. Hay un problema en las leyes, en la manera en que está conformada la Función Pública, las contralorías, que no pasa nada.

P.- ¿Pero y la palabra? A tus electores les dijiste que no te ibas y te fuiste.

R.- Y si me voy, les dije, entrego mi casa.

P.- Eso ya fue después, en tu campaña dijiste cuando te preguntaron.

R.- No, cuando me preguntaron dije: no me voy, y si me voy doy mi casa.

P.- ¿O sea que, según tú, cumpliste tu palabra?

R.- Cumplí mi palabra, lo dije en el momento. Fue en un debate con Arne y ahí me dijeron: ¿Te vas a quedar hasta el final? Y dije sí me voy a quedar y, si por alguna razón no me quedo, dono mi casa al Colegio Salesiano, que es donde estábamos debatiendo. Ya se vendió, estamos en todo el trámite legal que no es tan sencillo: lo cumplí.

P.- ¿O sea que tus electores no se pueden llamar engañados?

R.- No, Andrés Manuel dijo que si los dos departamentos estaban nombre de él se los entregaba a Pepe Meade y no se los entregó. O sea, esa es la diferencia ente una mujer que tiene palabra y casi me cuesta el divorcio. Mi marido está lo que le sigue de encabronado, ahorita estamos en casa de mi suegra.

P.- ¿Por qué andas en la calle con Alejandra, realmente está tan difícil el asunto?

R.- Yo voy por mayoría también; voy por las dos modalidades y quiero ganármela en la calle.

Los perredistas están apoyando a Ricardo Anaya y en un gobierno de coalición yo sí espero presencia del PAN en el Gobierno de la Ciudad, como espero presencia del PRD y Movimiento Ciudadano en el gobierno federal. Este es el gobierno de coalición que tenemos que impulsar y, gane quien gane, este país no se cambia con declaraciones. ¿Ya porque llegué Romo se va a volver honesto? Cuando eres bandido eres bandido hasta tu muerte. Quien gane va a necesitar de todos los mexicanos, así que bajémosle a la soberbia y al linchamiento. Qué nivel de cegamiento estamos teniendo en las campañas electorales, ¿que diga una pendejez tu político se la vas a celebrar? ¡No! Soy mujer que quiere que le vaya bien a México, pero tampoco voy a apoyar estupideces como la de no al aeropuerto y ahora resulta que siempre sí. ¿No que no se podía? ¿No que era peligroso? ¿No que era técnicamente inviable? Ah, pero a lo mejor ya se arregló con algún empresario para darle la concesión y entonces ya cambiaron las cosas. O sea, cómo podemos pasar de un discurso a otro; el aeropuerto es un debate técnico.

P.- Claudia Sheinbaum fue, como tú, jefa Delegacional, fueron compañeras, ¿cómo calificas su gestión?

R.- La misma Claudia sabe, porque yo he estado yendo a Tlalpan, que la principal queja de Tlalpan es la inseguridad pública. Es su principal queja y ella misma se cansaba de decir que era facultad de Mancera. Entonces, si nos tuvieran que sancionar a todos los delegados,  pues tendrían que empezar por sancionarla a ella que no resolvió el tema de seguridad. Pero yo hice cosas en Miguel Hidalgo que en Tlalpan habría que hacerlas, como la filtración de agua de lluvia. Toda esta tecnología de filtración, de banquetas verdes, Tlalpan tiene un suelo muy importante para filtrar y es el que alimenta el gran acuífero de la ciudad.

P.- ¿Nunca intercambiaron ideas? Porque ella fue secretaria de Medio Ambiente y además estuvo en una delegación verde.

R.- Sí, tuvimos un encuentro pero a lo mejor el tiempo o el presupuesto no le dio. En ese sentido nosotros desde el día que llegamos dijimos: jardines filtrantes, canchas filtrantes, banquetas filtrantes y hay todo un proyecto. Yo creo que eso es lo más innovador que hice como delegada, eso y los fab labs.

P.- Tú  no estás afiliada a ningún partido pero has estado cerca del PAN, estuviste muy cerca de los morenos y ahora eres candidata de un frente que apoya el PRD, ¿Para dónde vas?

R.- Soy una mujer con una ideología de lucha social, de beneficios a las personas que menos tienen. O sea, yo creo que esa es mi causa central pero también entiendo que la única manera de poder distribuir la riqueza es generándola. Si no generas riqueza vamos a estar distribuyendo la pobreza. Creo en la ética, en combatir la corrupción;  creo en lo justo y sobre todo en la equidad. O sea, necesitamos hacer un país mucho más equitativo entonces. Creo que soy una mujer de libertades, no tengo problemas con las bodas en las personas del mismo sexo. Quién soy yo para imponer mis morales, la que tenga para un lado o para el otro; cada ser humano puede decidir lo que sea.

P.- Eres una empresaria exitosa, ¿por qué meterte a la política?

R.- Pues yo no me metí, yo recibí la invitación de los cazadores de talento de Vicente Fox. Yo estaba en la empresa con una fundación muy importante trabajando en comunidades indígenas en beneficio de niños que sufrían desnutrición en la Tarahumara; en la Huichol;  en la Tepehuana. Empezamos a hacer este trabajo de nutrición de las comunidades indígenas, y fue tan importante que trascendió fronteras. Me reconocieron en el Foro Económico de Davos como una de las 100 mexicanas que iban a hacer cosas importantes en el continente; todo mundo esperaba que yo me aventara un speech en la voz de negocios, de tecnología  y empecé a hablar de los pobres en Davos ante los más ricos del mundo y tuve una ovación de pie, curiosamente. El periódico Reforma publicó: “Brilla mexicana en Davos”, Vicente Fox lo leyó y cuando llegó a la Presidencia pidió que me invitaran al Gabinete. Al principio decía que no, pues tenía una impresión pésima, y sigo teniendo, de algunos políticos rateros, mentirosos, impasables y me costó trabajo aceptar la invitación de Fox. Primero porque significaba entrar a ese club de gente no querida en el país. Hoy ser políticos es complicado, le gente de entrada piensa que le vas a mentir, piensa que no vas a regresar, piensa que te mantiene, hay una muy mala actitud hacia la clase política en general.

P.- ¿Y por qué entonces seguir en la grilla si los políticos tienen esa fama que dices y que mucha gente comparte?

R.- Y mal o bien ganada, yo te voy a decir que como funcionaria de Fox sí pude marcar una diferencia. Dos millones de personas con electricidad después de mi mandato; diez universidades interculturales; carreteras como la Tlapa-Maquelia, la  Tlapa-Metlatonoc, la Ruiz-Zacatecas o como la carretera transfronteriza en Chiapas, de más de 100 kilómetros, que conectó muchas comunidades indígenas. En fin, te puedo hablar de cosas trascendentes que se hicieron durante el sexenio de Fox en materia de infraestructura, era yo muy brava y Fox me tenía respeto. No tengo un escándalo de corrupción, habiendo manejado cientos de miles de millones de pesos.


  • Articulos recientes

  • Impreso