Home Política y Gobierno Capital Político Que alguien despierte a la ALDF

Que alguien despierte a la ALDF

0

Todo indica que la sesión extraordinaria decretada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) a principios de mayo tendrá que ser permanente, si es que algún día quieren concluir la armonización de las leyes emanadas de la Constitución Política de la Ciudad de México.

Con el tiempo encima para cristalizar lo relativo a los cambios en materia electoral en la capital, pues para que estos tengan efecto deben estar promulgados a finales del mes, los diputados decretaron un periodo extraordinario y lo dejaron abierto.

Creen que con mantener las discusiones en las comisiones respectivas es suficiente; nadie les ha recordado que la electoral es sólo una de las alrededor de 100 leyes que tienen que elaborar en lo que resta del año y que es probable que no les alcance el tiempo.

Al perecer la mayoría no repara en ello, pues mientras los panistas no se cansan de subir iniciativas en cada sesión, los integrantes de los demás partidos se la pasan en la grilla y sus dirigentes prefieren atender a sus vecinos delegacionales que los temas del Constituyente.

Bajo la mirada de su líder, Jorge Romero, como soldaditos, los suspiritos azulessuben, uno a uno, a la tribuna a hacer planteamientos legislativos, pero nadie más.

Con tanta chamba por delante no hay alguien en la ALDF que se haya preocupado por elaborar un calendario o al menos un cronograma de trabajo para ver cómo van a ir sacando los pendientes.

Se supone que sería tarea de la Comisión de Gobierno, pero el que nadie tome la batuta debe empezar a preocupar a Miguel Ángel Mancera. Aunque él ya no estará en la Jefatura de Gobierno cuando se armonice todo, la Constitución Política de la Ciudad de México es su legado.

Los diputados están acostumbrados a dejar todo hasta la última hora, pero los temas constitucionales son diferentes, sobre todo ante las posiciones tan polarizadas de los grupos internos, pues, si no se hacen bien las leyes, seguramente van a ser impugnadas.

De por sí la mayoría de los diputados no son nada avispados en cuestión de leyes —que, se supone, es su tarea primordial— y encima de ello no le ponen ganas, pues habrá que ver si el trabajo final de armonización no acaba en un batidillo.

Está bien que la mayoría ande más metida en lo que pueda venir en 2018, pero para ello primero hay que terminar bien el 17 y después pensar hacia dónde quieren brincar.

Si alguien revisa la agenda de las cabezas legislativas en Donceles se dará cuenta de que la mayoría le da prioridad a las tareas de sus respectivos partidos, en lugar de confeccionar un documento constitucional más o menos decente.

Aunque a muy pocos ciudadanos les interesa lo relacionado con la constitución mancerista, si ya se invirtió tanto en ella, pues al menos hay que sacarla bien.

Ojalá alguien despierte pronto a los grillos de Donceles y les recuerde que el tiempo avanza con rapidez y se los va a comer.

CENTAVITOS… Si Leticia Quezada pensaba que su traición a Mancera iba a quedar impune, que se vaya buscando un buen abogado, pues el delegado Fernando Mercado Guaida no tarda ni tantito en hacer las respectivas denuncias penales en su contra por anomalías en cuando menos cuatro obras que reportan graves irregularidades y que fueron construidas durante la gestión de Quezada como delegada en Contreras. Quizá Lety tenga la esperanza de que Morena gane y se salve, pues no hay que olvidar cómo se le plantó a El Peje en un evento en Ecatepec para pedirle que la llevara con él, ahora se sabe por qué.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/2017/05/23/1165075

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.