Home Política y Gobierno Capital Político Rebelión morena echa a Godoy

Rebelión morena echa a Godoy

0

Adrián Rueda

Quienes saben contar aseguran que son 24 diputados morenos los que encabezan la rebelión en la granja de Donceles, y que no es Lalito Santillán quien los pastorea, sino su colega José Luis Rodríguez, legislador por la Cuauhtémoc.

Estos diputados, entre los que se encuentran Rigoberto Ochoa, Martín Padilla, Guadalupe Aguilar Solache, Gabriela Osorio, Temístocles Villanueva y el propio Santillán, por citar algunos, son los que se apoderaron de la fracción.

Algunos de ellos comentaron que los problemas con Godoy comenzaron cuando se quiso agandallar con el presupuesto del Congreso de la CDMX, diciéndole a sus compañeros que el 90 por ciento de los dineros morenos eran para la coordinación y el resto para la chusma.

Por supuesto que los animalitos de la granja saltaron, pues no podían permitir que los jugosos recursos de Donceles se quedaran en el grupo de su coordinadora y ellos nada más milando, como el chinito.

Por eso se unieron y empujaron primero a Santillán a la vicecoordinación, a la vez que le hacían la vida imposible a doña Ernestina, quien nunca ha podido meter en orden a la fracción, que se la disputan Lalito y Rodríguez.

Ante su falta de operación, los de arriba le buscaron una salida digna a Godoy y es por eso que el 15 de noviembre pasará a las filas del futuro gobierno de Claudia Sheinbaum, muy probablemente como consejera jurídica, aunque otros la ven como la fiscal de la ciudad.

La rebatinga por quedarse con su puesto está a todo lo que da, además de Lalitose anotan Valentina Batres, Guadalupe Chavira y hasta las expanistas Guadalupe Morales y Paula Soto, pero quien trae los votos es José Luis Rodríguez.

Uno de los apoyos con los que cuenta es el de Arturo Medina, quien, a partir del próximo 5 de diciembre, será el número dos de la Secretaría de Gobierno, que encabezará Rosa Icela Rodríguez.

Ese punto es importante, pues, además de que ha hecho un trabajo fino al interior de la fracción, llenando el vacío que dejó la falta de liderazgo de Ernestina, muchos lo ven como el canal de comunicación natural con el gobierno de Sheinbaum.

Es cuestión de que la próxima jefa de Gobierno especifique a sus diputados que quiere que el pastor sea José Luis, no le vaya a pasar lo mismo que con Jesús Martín del Campo, que por no aclarar que él tendría que ser el vicecoordinador, lo dejaron fuera.

La granja morena está desatada y ya cobró su primera víctima en la persona de su coordinadora: ¡Caníbales!

CENTAVITOS… Por cierto, ahora que la morena Guadalupe Chavira se da sus baños de pureza en la tribuna de Donceles, habría que recordarle que cuando inició el gobierno de Graco Ramírez en Morelos, le fue a pedir trabajo y el entonces gobernador la hizo directora del DIF estatal, pero no le gustó que la primera dama, Amalita Cepeda, se agandallara la mayoría de las plazas y, como no era negocio, pues mejor se regresó a la CDMX. Así que Lupita no sólo fue perredista, sino graquista, que es un poquito peor.

https://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/rebelion-morena-echa-a-godoy/1275468

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.